EL MUNDO › QUIEREN APROVECHAR SU MAYORíA EN AMBAS CáMARAS PARA APROBARLA

Los demócratas presentan la reforma migratoria

En medio de la lucha voto a voto por la reforma de salud, los demócratas volvieron a intentar con la reforma migratoria. Ayer un grupo de 87 representantes del oficialismo presentaron en el Capitolio un proyecto de ley que propone la legalización de millones de inmigrantes indocumentados que viven hace años en Estados Unidos. El programa de regularización propuesto daría la residencia legal por seis años y sería un paso previo a la naturalización definitiva. “Es una iniciativa para asegurar nuestras fronteras y conocer quién está en este país”, argumentó el congresista texano Solomon Ortiz.

La Reforma Migratoria Integral para la Seguridad y Prosperidad de América fue presentada en un acto público en el Congreso estadounidense con el apoyo de decenas de activistas y familias de inmigrantes. Es la tercera vez en poco más de tres años que los demócratas y varias organizaciones sociales y sindicales intentan empujar la reforma migratoria en el Congreso. Las últimas dos veces habían conseguido el apoyo de algunos republicanos, y hasta del entonces presidente George Bush hijo. Ahora los demócratas quieren aprovechar su mayoría en ambas cámaras y el momentum de su presidente, Barack Obama. La ley, por ahora, no cuenta con el apoyo de algún republicano.

Según el proyecto presentado ayer, cualquier inmigrante ilegal que pueda probar que estaba en Estados Unidos a partir de la presentación de este proyecto de ley, no tenga antecedentes penales y pague un mínimo de 500 dólares podría solicitar la regularización. Eso le daría una estabilidad de seis años, hasta poder solicitar la naturalización. El proyecto también incluye un Equipo Especial de Seguridad Fronteriza –ya en vigor– y promete fondos y capacitación extra para los 20 mil agentes que el Departamento de Seguridad Interior tiene desplegados en esa frontera sur.

La iniciativa demócrata cuenta además con un apartado para trabajadores temporarios. Podrán anotarse legalmente hasta cien mil personas durante los primeros tres años y serán reconocidos por el Estado norteamericano como residentes condicionales. “Para los que dicen que ante el estado de nuestra economía éste no es el momento, les digo que no es cuestión de un tiempo adecuado o no, sino que es una obligación moral”, explicó la congresista Nydia Velázquez, una puertorriqueña que representa al estado de Nueva York.

La propuesta cuenta con el apoyo seguro del Caucus Hispano, Asiático y Afroamericano del Partido Demócrata, apenas una minoría dentro de las bancadas del oficialismo. El éxito de la reforma migratoria no está para nada garantizado. No sólo deberá conseguir el apoyo de la oposición republicana, sino además de su propio partido, que no está unido sobre este tema. Además, los congresistas que promocionan el proyecto deberán luchar por no quedar en un segundo plano, detrás de la prioridad de Obama: la salud.

Compartir: 

Twitter
 

Activistas y familias de inmigrantes se manifiestan por una ley.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.