EL MUNDO › ANUNCIó UNA ESTRATEGIA CON EL OBJETIVO DE REDUCIR “MILES DE ARMAS” Y PROGRAMAS DE SEGURIDAD

Obama promete achicar el arsenal nuclear

El secretario de Defensa, Robert Gates, y un grupo de asesores presentaron ayer varias opciones al presidente. “La existencia de miles de armas nucleares es el legado más peligroso de la Guerra Fría”, sostuvo Obama.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, finaliza los detalles de una nueva estrategia nuclear que incluiría la reducción del arsenal estadounidense en “miles de armas”, informó ayer The New York Times.

La nueva estrategia, que podría revertir algunas iniciativas del gobierno de George W. Bush, se está discutiendo en la Casa Blanca. Se trata de la primera actualización de la política nuclear estadounidense desde 2002.

El secretario de Defensa, Robert Gates, y un grupo de asesores presentaron ayer varias opciones al presidente Obama sobre algunos puntos que no están resueltos, indicaron altos funcionarios al diario. Una de ellas es determinar las circunstancias en las que Estados Unidos podría utilizar armas nucleares, que han sido consideradas un elemento disuasorio desde la Guerra Fría. El gobierno rechazó las propuestas para que Estados Unidos declarara que jamás será el primero en usar armas nucleares, dijeron los funcionarios al diario.

Esta actualización de la estrategia nuclear, la primera desde 2002, “irá más lejos que las anteriores al incluir los objetivos de la no proliferación, entre ellos la seguridad nuclear y las etapas que el presidente desarrolló en Praga”, el 5 de abril de 2009, cuando abogó por un mundo sin armas nucleares. “La existencia de miles de armas nucleares es el legado más peligroso de la Guerra Fría”, sostuvo el presidente estadounidense.

Las decisiones de Obama sobre armas nucleares deben tomarse cuando se están intensificando las presiones sobre su política de defensa. Sus críticos sostienen que la propuesta de eliminar las armas nucleares alrededor del mundo es ingenua y peligrosa, especialmente en un momento de nuevas amenazas nucleares, por parte de Irán y Corea del Norte. Pero muchos de sus partidarios temen que en el último año haya sido demasiado cauteloso y están preocupados de que mantenga la política estadounidense existente al dejar abierta la posibilidad de que Estados Unidos pueda usar armas nucleares en respuesta a un ataque biológico o químico, quizá contra una nación que no tenga un arsenal nuclear. Según sus asesores, éste es uno de los debates centrales que Obama debe resolver en las próximas semanas.

Se trata de una de las principales cuestiones que “debe ser resuelta en las próximas semanas”, indicaron los funcionarios, ya que la mayoría ya fueron acordadas, aseguraron al diario asesores y militares que participaron en más de media docena de reuniones. En el centro de la nueva estrategia –adelantó el diario– hay un enfoque renovado en el control de armamentos y los acuerdos de no proliferación. Esto incluye un esfuerzo para la aprobación del Tratado para la Prohibición de Pruebas Nucleares (Comprehensive Nuclear Test Ban Treaty), que el gobierno de Bill Clinton no pudo sacar adelante y que ahora todavía enfrenta grandes obstáculos para ser ratificado en el Senado.

El documento con la nueva estrategia, que será presentado al Congreso en una sesión a puertas cerradas, “procurará un papel más importante para las armas convencionales en la disuasión”, y renunciará a las armas atómicas “anti-bunkers” que quería el gobierno precedente de George W. Bush, y al desarrollo de nuevas armas nucleares, según un alto funcionario que se mantuvo en el anonimato. De acuerdo con Obama, que invitó a más de 40 países a la cumbre sobre seguridad y no proliferación nuclear los días 12 y 13 de abril en Washington, la nueva versión de esta estrategia constituirá “una importante medida para reducir el número de armas nucleares y buscar llegar a un mundo sin ellas”, señaló el funcionario.

Obama ya anunció que gastará miles de millones de dólares más para modernizar laboratorios de armas de Estados Unidos para asegurar la eficacia de lo que intenta ser un arsenal mucho más pequeño. El vicepresidente, Joseph R. Biden Jr., dijo en un discurso en febrero que la creciente confianza en la eficacia de las armas estadounidenses haría que fuera posible la eliminación de armas nucleares “redundantes”. “Será claro en el documento que habrá fuertes reducciones –de a miles– en el arsenal”, según un alto funcionario de la administración, a quien la Casa Blanca le autorizó a discutir el tema este fin de semana. Gran parte de eso vendría del retiro de grandes cantidades de armas que ahora están en depósitos. Los partidarios de la desnuclearización le piden a Obama que el único objetivo del arma nuclear sea disuadir a una potencia nuclear de amenazar a Estados Unidos. Según ellos, la superioridad de las Fuerzas Armadas estadounidenses en materia de armamento convencional convierte a la bomba atómica en inútil en cualquier otro contexto.

Esta doctrina supondría obviamente el retiro de cerca de 200 ojivas nucleares tácticas que Washington posee en Europa, una medida que cinco países miembros de la OTAN (Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Noruega y Holanda) pidieron en febrero. Esta postura se opone a la de la “disuasión ampliada”, que llama a Estados Unidos a mantener o desplegar su “paraguas nuclear” en Europa, en Asia e incluso en Medio Oriente.

“El creciente papel de las armas convencionales” evocado por el alto funcionario norteamericano se traduciría en la elaboración de armas de fuerte poder pero no nucleares, las llamadas “Prompt Global Strike” (de ataque mundial inmediato), según The New York Times. Esas armas deberían ser capaces de golpear en cualquier parte del mundo en el lapso de una hora. Entre sus posibles usos estaría, según el diario, un ataque contra “la dirección de Al Qaida en las montañas de Pakistán”, o “contra un inminente lanzamiento de misiles por parte de Corea del Norte”.

Compartir: 

Twitter
 

Después del anuncio sobre su estrategia nuclear, Obama saluda a Alma Powell, esposa del general Colin Powell.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.