EL MUNDO › EL PRESIDENTE VIAJó A NUEVA ORLEáNS PARA PARTICIPAR DEL QUINTO ANIVERSARIO DEL HURACáN KATRINA

Obama recordó la catástrofe de Bush

Habló sobre la magnitud del Katrina. “Fue un desastre natural pero también una catástrofe obra del hombre, un vergonzoso incumplimiento por parte del gobierno que dejó a innumerables hombres, mujeres y niños abandonados y solos.”

 Por Stephen Foley *

Desde Nueva York

El presidente Barack Obama viajó a Nueva Orleáns para participar de la conmemoración del quinto aniversario del huracán Katrina. “Esta ciudad es un símbolo de resistencia y de comunidad”, dijo el mandatario estadounidense en el homenaje a las 1800 víctimas, desde donde criticó la gestión de su antecesor, George W. Bush. Mientras la administración celebraba los grandes pasos dados en el esfuerzo de reconstrucción, el presidente reconoció que todavía quedaba mucho por hacer. Además recordó que la ciudad sufrió otro retroceso con los efectos del derrame de petróleo de la compañía British Petroleum (BP) en la región del Golfo.

En Nueva Orleáns, en Louisiana y en el estado vecino de Mississippi, también castigado por Katrina, se realizaron marchas y homenajes. Las 1800 personas que murieron cuando se rompieron los diques protectores y el agua inundó la ciudad fueron recordadas en un servicio eclesiástico. También se realizó una ceremonia en el barrio de Lower Ninth Ward, donde fue reconstruido sólo un cuarto de las 5400 casas que estaban de pie antes de la tormenta.

Cuando Obama asumió, unas 40 mil familias estaban viviendo en casas rodantes o en viviendas prestadas por el gobierno federal. Cerca de 300 mil personas fueron desplazadas a raíz del huracán. La particularidad de este aniversario fue celebrar lo que fue reconstruido y renovado, con festivales artísticos y musicales que muestren el regreso de un vibrante movimiento cultural que caracteriza a Nueva Orléans.

Obama, de regreso de sus vacaciones de diez días, eligió la Universidad Xavier para su discurso por considerarla un símbolo de la renovación. El sitio había estado dos semanas debajo del agua después de que se rompieron los diques de protección. Pero con los 55 millones de dólares aportados por el gobierno federal, la casa de altos estudios fue reabierta cinco meses más tarde. “Esta ciudad es un símbolo de resistencia y de comunidad”, destacó el mandatario norteamericano desde el centro de estudios católico afroestadounidense.

“Quería venir aquí y decirle a la población de esta ciudad directamente: mi gobierno estará junto a ustedes y luchará junto a ustedes hasta que el trabajo esté terminado”, prometió Obama. “Nueva Orleáns es una de las ciudades de Estados Unidos que más rápido están creciendo, pero aún queda mucho trabajo por hacer”, reconoció.

Obama aprovechó para dedicarle un párrafo a su antecesor, George W. Bush. “Fue un desastre natural pero también una catástrofe obra del hombre, un vergonzoso incumplimiento por parte del gobierno que dejó a innumerables hombres, mujeres y niños abandonados y solos”, disparó el demócrata.

Cerca de 114 miles de millones de dólares fueron destinados por las autoridades federales para la recuperación de la estación de huracanes de 2005, pero varios más se necesitarán para la reparación total de Nueva Orleáns, dijo ayer el flamante alcalde de la ciudad. “Se va a necesitar un enorme impulso por parte del país entero”, reclamó Mitch Landrieu en un programa de la cadena NBC. “No se puede tomar como un hecho consumado que la ciudad vaya a volver a ser lo que era antes”, agregó. La hermana del alcalde, Mary Landrieu, es la senadora demócrata por Louisiana que le pidió a la administración de Obama que levante la moratoria a la perforación en aguas profundas en la zona del derrame, ya que podría retrasar aún más la economía de la región, según la legisladora. “La moratoria de seis meses echó un manto de temor y ansiedad y debe ser levantada lo más pronto posible”, dijo la hermana del alcalde, que pretende ayudar a los pequeños comerciantes afectados por la prohibición.

Funcionarios federales recorrieron la región del Golfo para conmemorar el aniversario. El secretario de Vivienda, Sahun Donovan, declaró ayer: “Este es el lugar donde creo que los norteamericanos fueron testigos de una real pérdida de fe en el gobierno federal. Me sentí movido por el espíritu de la gente de Nueva Orleáns y por el optimismo en el progreso que he visto”.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

“Esta ciudad es un símbolo de resistencia y de comunidad”, dijo el mandatario Obama.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.