EL MUNDO › EL JEFE DE GOBIERNO ESPAñOL ANUNCIó MEDIDAS ECONóMICAS

Receta neoliberal de Zapatero

Privatizaciones y liberalizaciones, eliminación de la ayuda a los desempleados que lleven más de dos años en esa condición y rebaja fiscal a las pequeñas y medianas empresas. Un paquete para hacerle frente a la crisis.

Rodríguez Zapatero aplicará una receta neoliberal para enfrentar la crisis económica que atraviesa España. Entre las medidas que dio a conocer el jefe de Gobierno socialista se destacan privatizaciones, eliminación de la ayuda a los desempleados de larga duración y rebaja fiscal a las pequeñas y medianas empresas (pymes). Espera recaudar hasta 14.000 millones de euros.

El jefe de Estado adelantó estas medidas dentro de un “paquete” que será aprobado mañana por el Ejecutivo para favorecer la inversión y el empleo sobre todo de las pymes, muy presentes en el tejido empresarial español. Para no perderse el Consejo de Ministros, el jefe de Estado socialista decidió cancelar su asistencia a la Cumbre Iberoamericana –es la primera vez que un jefe del Ejecutivo español falta a esa cita– que se celebra entre mañana y el sábado en Mar del Plata.

Ante el Parlamento, el presidente del gobierno también adelantó que la ayuda de 426 euros (560 dólares) mensuales que reciben los desempleados que ya no tienen derecho a subsidio por haber pasado los dos años reglamentarios dejará de entregarse el próximo mes de febrero.

La crisis económica que azota a España y el hundimiento del sector inmobiliario han provocado un gran incremento del desempleo, que supera los cuatro millones de personas sin trabajo, más del 20 por ciento de la población activa.

Zapatero anunció una rebaja fiscal en el impuesto sobre sociedades, que extiende la base imponible para las empresas que tributan el tipo reducido (el 25 por ciento), desde los 120.000 euros (157.200 dólares) de beneficios fijados en la actualidad hasta 300.000 euros (393.000 dólares). También se ampliará el concepto de empresas de tamaño reducido hasta las que tienen 10 millones de euros de facturación, frente a los ocho millones de euros establecidos actualmente. El jefe del Ejecutivo español aseguró que estas dos medidas beneficiarán a 40.000 pequeñas y medianas empresas.

Las patronales Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme) expresaron su satisfacción con las medidas planteadas por Zapatero, pues creen que “van en la buena dirección”.

El líder socialista adelantó que su gobierno dará luz verde a la gestión privada de los aeropuertos de Madrid y Barcelona, que pasará a manos de empresas concesionarias. Además, creará la sociedad estatal Aena-Aeropuertos, que permitirá la entrada de capital privado hasta un 49 por ciento, cuando se esperaba que fuera del 30 por ciento.

El Ministerio de Fomento ya recibió más de media docena de llamadas interesándose por la concesión de los dos aeropuertos más importantes, algunas de grandes compañías. Fuentes de Fomento indicaron que la valoración del 49 por ciento de Aena (entidad pública que gestiona en la actualidad una red de 47 aeropuertos) la hará el mercado, aunque se calcula que con la privatización se recaudarán unos 9000 millones de euros (11.790 millones de dólares), descontada la deuda de ese organismo, estimada en unos 12.000 millones de euros (15.700 millones de dólares).

Zapatero divulgó otras medidas con las que se pretende fomentar la inversión empresarial al reducir la factura fiscal de las empresas que inviertan. Algunas de ellas estaban incluidas en la Ley de Economía Sostenible o previstas en el desarrollo de la reforma laboral, pero otras son novedosas y apuntan a reforzar la idea de que el gobierno español tiene voluntad de cumplir su objetivo de reducción del déficit.

Asimismo, el mandatario socialista adelantó que se privatizará en un 30 por ciento la sociedad pública de Loterías del Estado.

Para el conservador Partido Popular (PP), principal fuerza de la oposición en España, las nuevas medidas económicas del gobierno son una copia de las sugeridas por esta formación, aunque llegan tarde y son “fragmentarias e inconexas”, según afirmó su coordinador económico, Cristóbal Montoro. Esa circunstancia, agregó Montoro, refleja los “continuos vaivenes” del Ejecutivo y su disposición a no hacer reformas, ya que el país necesita “una reforma tributaria mucho más importante”.

Por su parte, el coordinador general de la coalición Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, acusó a Zapatero de “arrodillar la democracia ante los mercados” y ser “sumiso” ante poderes políticos contrarios a los derechos de los trabajadores y a las libertades.

España ha sido objeto en las últimas semanas de una fuerte presión de los mercados, que desconfían de su solidez económica después del reciente rescate financiero de Irlanda por parte de la Unión Europea (UE). Ayer el bloque aprobó la iniciativa. “Son medidas muy positivas y necesarias y muestran la determinación del Ejecutivo español de seguir adelante con las reformas”, afirmó el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, cuando la amenaza se cierne sobre la deuda de las economías periféricas del euro.

Compartir: 

Twitter
 

El jefe de Estado, Rodríguez Zapatero, canceló su asistencia a la Cumbre Iberoamericana.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.