EL PAíS › EL JEFE DE GOBIERNO MINIMIZó LAS CRíTICAS QUE RECIBIó DE LA DIPLOMACIA NORTEAMERICANA

A Macri no le importa la embajada

En su reaparición tras la luna de miel, el líder del PRO consideró que “por ahí tuvo un mal día” la embajadora Martínez cuando lo definió como “brusco” y con un “deseo irreal” de que Washington “haga el trabajo de la oposición” en Argentina.

 Por Werner Pertot

Mauricio Macri descubrió el antiimperialismo. “Lamento desilusionar a aquellos que me ven como un representante del imperialismo americano, que haya sido bruscos con ellos”, ironizó el jefe de Gobierno porteño sobre el cable de la Embajada de Estados Unidos que lo describió como “brusco” y con un “deseo irreal” de que Washington “haga el trabajo de la oposición” y critique al gobierno nacional. El líder de PRO se tomó en broma el documento, firmado por la embajadora Vilma Martínez. “Por ahí, tuvo un mal día. No requiere mayor comentario, no le doy mucha importancia al tema”, se desentendió. Por su parte, el secretario de Relaciones Internacionales del PRO, Diego Guelar, que participó de la reunión con la embajadora, juró que el encuentro “fue protocolar”. La gestión PRO no pedirá explicaciones.

Entre el festival de cables de los últimos días, hubo uno –el 234442, rotulado como “confidencial”– dedicado al recién llegado esposo y procesado jefe de Gobierno porteño. Se refería a un encuentro del 9 de noviembre del año pasado entre Macri y la embajadora, del que participaron también Guelar, el secretario general Marcos Peña y el secretario de Relaciones Internacionales de la ciudad, Fulvio Pompeo.

El cable recopiló las críticas de Macri al gobierno nacional por alejarse de los Estados Unidos –cuestionó los resultados de la cumbre de 2005 y el “silencio” de la administración de George W. Bush–. También registró que Macri “dijo que sospechaba que el gobierno nacional estaba deliberadamente permitiendo estragos en las calles para sabotear a la Policía Metropolitana”. En el documento diplomático, tomaron nota de los reproches del líder del PRO al gobierno estadounidense por ser “demasiado blandos con los Kirchner”. “La insistencia de Macri de que el gobierno de los Estados Unidos reproche públicamente a los Kirchner por sus varias transgresiones sugiere un deseo irreal de que Washington haga el trabajo de la oposición”, concluyó Martínez en su misiva al Departamento de Estado.

Bajo el subtítulo “¡Macri se presenta!” a presidente (“Macri’s running!”), la embajadora tomó nota de que el jefe de Gobierno deslizó que será candidato en 2011 y le dijo que se iba a ocupar de las exportaciones de carne “cuando sea presidente”. “La reunión fue otro recordatorio de la brusquedad (directness) de Macri, de su mirada maniquea del mundo y de su incomodidad con las sutilezas de las comunicaciones interpersonales (cortó la reunión abruptamente a los veinte minutos)”, se lee en el cable, en el que se lo compara con Néstor Kirchner. La diplomática aclaró, de todas formas, que es uno de los principales candidatos a presidente en 2011 y que mantendrá buen trato con él.

Macri ya tuvo un cruce con la Embajada de Estados Unidos cuando aseguró que le habían recomendado a Jorge “Fino” Palacios y la sede diplomática lo desmintió sin concesiones (entre paréntesis, Palacios no aparece mencionado en ningún momento del cable, ni mucho menos recomendado).

“Traté de ir al punto de la reunión, lo habré evacuado y habré dado por terminada la reunión o habré tenido un mal día”, reconoció Macri. “Yo siempre pienso en las reuniones en tiempo breve porque, la verdad, siempre tengo mucho trabajo”, se justificó. “Yo creo que en vez de ‘brusco’ quiso decir ‘recio’, pero todo eso era pre Awada, ahora soy suavecito, muy suave”, bromeó el líder de PRO. “Yo este año la vi muchísimas veces a la embajadora. Una vez fui a la embajada, había unos brownies increíbles y, como se los elogié tanto, para mi cumpleaños me mandó una caja con los brownies hechos por la cocinera de la embajada”, recordó el presente de macarrones y brownies que le enviaron en aquella oportunidad.

Guelar sostuvo ante este diario que el encuentro del que participó “fue protocolar”. “Es cierto que fue una reunión corta. Ella contó que estaba conociendo el país. Mauricio, que no es de reuniones largas, le agradeció gentilmente. En ese momento ya nos habíamos quedado sin tema. La reunión no daba para más que eso”, señaló el ex embajador en Estados Unidos durante el menemismo. “Me sorprendió totalmente el cable, porque no apareció una discusión ni nada. Supongo que la embajadora se debe haber sorprendido también”, afirmó Guelar, quien sugirió que el texto fue escrito por dos funcionarios de segunda línea y que nunca debe haber sido leído por la embajadora. En rigor, el cable lleva la firma de ella.

–¿Le van a pedir explicaciones a la embajada? –le preguntó Página/12 a un vocero del gobierno porteño.

–No, le vamos a pedir a Mauricio que sea más simpático. Es todo lo que vamos a hacer –dijo el funcionario macrista, que dejó en claro que la estrategia será minimizar el texto. No habrá ningún reclamo formal.

“Los cables son algo normal en la diplomacia. En los cables de cualquier país se podrían encontrar cosas similares a los de Estados Unidos. Cuando uno entra a una embajada, seguramente va a terminar en un cable”, estimó el diputado macrista Julián Obiglio. “Parece que no estuvo muy simpático Mauricio”, se divirtió Federico Pinedo. “En el caso nuestro, es un poco ridículo sostener que Macri es como Kirchner en el trato personal. La verdad es que es absurdo, un disparate”, se puso serio el jefe del bloque de PRO en Diputados, que consideró que “las relaciones entre países tienen que tener una base mucho más seria, mucho menos superficial, de más confianza y contenido sobre los temas importantes de los dos países y no estar a este nivel casi de chisme de barrio”.

Compartir: 

Twitter
 

“No le doy mucha importancia al tema”, dijo Macri, que no hará ningún planteo formal a EE.UU.
Imagen: EFE
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.