EL PAíS › DOS CABLES DIPLOMáTICOS QUE RETRATAN A CRISTINA KIRCHNER COMO CANDIDATA Y PRESIDENTA

“Una socia más estable y accesible”

Mucho más matizados de lo que parece, los informes de la Embajada de EE.UU. destacan la posibilidad de diálogo y cuentan la manera en que se pactó desactivar la crisis bilateral por el caso Antonini Wilson.

Dos largos informes de la Embajada de Estados Unidos en Buenos Aires, parte de los cientos de miles revelados por Wikileaks, revelan que la visión de los diplomáticos norteamericanos sobre el gobierno argentino está lejos de la caricatura. Los informes fueron enviados al Departamento de Estado y otras dependencias luego de entrevistas personales con Cristina Fernández de Kirchner, una cuando era candidata y otra como flamante Presidenta, y revelan un retrato positivo de ella como persona. El segundo cable revela en parte cómo el embajador Earl Anthony Wayne y la Presidenta acordaron desactivar la crisis bilateral disparada por el caso Antonini Wilson.

Los norteamericanos revelan en estos y otros papeles su eje en ciertos temas: el acceso a la Presidenta como signo de valorización de las relaciones bilaterales, la necesidad de realizar gestos de amistad, como frecuentes visitas de alto rango, y el valor de la cooperación en áreas críticas como inteligencia. Curiosamente, en ningún momento se hace mención a ninguna diferencia realmente grave entre Argentina y Estados Unidos, se informa con matices sobre la posición local ante el FMI y se afirma que la amistad entre los países es importante para “mantener” a Buenos Aires “fuera del campo bolivariano”.

Candidata, con Wayne

“Embajador Wayne, entrevista con la candidata Cristina Fernández de Kirchner, informe del 7 de septiembre de 2007. Sumario: Una Cristina Fernández de Kirchner (CFK) bien preparada y llena de confianza describió sus prioridades políticas al embajador el 20 de septiembre, días antes de partir en un viaje de cinco días a Nueva York. Aunque defendió las posiciones del GDE (Gobierno de Argentina) en temas económicos controvertidos, CFK expresó un fuerte deseo de fomentar la inversión externa, aumentar el intercambio científico y educativo con los Estados Unidos y ‘decirles las cosas en la cara’ a los funcionarios norteamericanos. El tono y el contenido conciliatorio de la charla confirman nuestra expectativa de que CFK será una socia más estable, confiable y accesible para los Estados Unidos que su marido Néstor Kirchner. Fin de sumario.”

El escrito afirma que la entrevista fue en la quinta de Olivos, duró 45 minutos y fue notable porque “la Primera Dama y ostensible futura Presidenta tenía total control de sus ideas y habló sin usar apuntes de un amplio temario”. Ella “fue amable y estaba relajada en todo momento, no mostró apuro en ningún momento y escuchó tanto como habló”. También “se ocupó en particular de mandarle sus saludos a Shannon”.

El embajador le dijo a la entonces candidata que había “gran interés internacional por sus posiciones políticas” y le subrayó ciertos temas que seguramente surgirían en su viaje a Nueva York y en sus encuentros con la prensa: “La negociación con el Club de París, el clima de inversiones, las perspectivas de la inflación y la relación con Irán y Venezuela”.

“CFK contestó con gran detalle los temas económicos” y “subrayó el deseo argentino de negociar con el Club de París, pero reiteró la insistencia del actual gobierno de que la negociación no sea condicional de un acuerdo con el FMI”.

Esto es porque “CFK considera ilusorios los acuerdos sobre deuda de los anteriores gobiernos argentinos, hechos por gobernantes desesperados que no pensaban pagar”. Al ser electa, ella piensa “quebrar el ciclo de mentiras” y reestructurar la deuda argentina “sin inhibir el crecimiento”. Al discutir los fondos buitre y los holdouts, la candidata explicó que “la ley” limitaba lo que podía ofrecerles y hasta le dijo al embajador que “yo sé que esto no es lo que usted quiere oír”. Pero, explicó CFK, otros gobernantes les dijeron a embajadores extranjeros “lo que querían oír y no lo que ellos pensaban o iban a hacer. Ella y su marido son distintos, insistió: dicen la verdad. CFK dijo que tenía entendido que los norteamericanos aprecian la verdad y que esperaba que esta cualidad le ganaría el respeto y la confianza de los Estados Unidos”.

El resumen final del embajador Wayne dice “que el tono y contenido conciliador de la charla confirma lo que hemos observado a través de los discursos y gestos de CFK con creciente frecuencia: la principal candidata de Argentina quiere un reacercamiento con los Estados Unidos. CFK parece entender que una relación pragmática y sin enemistades con Washington le abrirá espacio de maniobra a Argentina en varias áreas críticas financieras y geopolíticas”. Wayne escribe que no ve en la candidata el menor repudio a las políticas de su marido y hasta calcula hasta dónde CFK trata de seducir con sus palabras. “Pero aun así no hay posibilidad de error en cuanto a las oportunidades que tiene el USG (gobierno de EE.UU.) pasadas las elecciones.”

Despejar la crisis

Meses después, el 8 de febrero de 2008, con CFK ya instalada como Presidenta, Tom Kelly informaba a Washington –un cable al Departamento de Estado, FBI, Consejo Nacional de Defensa, Departamento de Defensa, Comando Sur y Departamento del Tesoro– que Wayne tenía razón. En su sumario, el diplomático afirma que “tras un período de tensión de siete semanas en el espejo retrovisor, tenemos una oportunidad –otra más– de erigir una relación más constructiva con Argentina. La tendencia a la calidez en la relación bilateral continúa. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su gobierno pusieron la alfombra roja para recibir a Engel y Kerr, y el círculo de luminarias del GDA que habla positivamente de los EE.UU. sigue creciendo. Sin embargo, capitalizar esta oportunidad no será fácil”.

“Debemos reconstruir la confianza en nuestro lado y en Buenos Aires. El GDA tiene que mostrar su compromiso, incluyendo visitas a los Estados Unidos. Pero nuestro lado también tiene que hacer un esfuerzo concertado, incluyendo visitas a la Argentina de funcionarios senior del USG. La presencia de funcionarios con autoridad en el USG y la cobertura positiva en los medios que generan alimentan la necesidad argentina de que les presten atención, atacando directamente una de las principales causas de anti-norteamericanismo locales: la percepción de que al USG no le importa Argentina lo necesario. Este duro trabajo será recompensado si podemos aminorar el sentimiento anti-EE.UU. e influir para que Argentina siga fuera del bando bolivariano. Es posible hacer que Argentina sea un interlocutor más cooperativo y una audiencia receptiva a ideas de EE.UU.”

El contexto del informe de la embajada fue el duro enfrentamiento entre Argentina y Estados Unidos por el caso Antonini Wilson. Kelly informa que el embajador Wayne fue recibido tres veces en privado por la Presidenta y pactó un cambio de actitud. “El cambio en la manera en que Estados Unidos es tratado y descripto por las autoridades argentinas es notable”, define Kelly, destacando declaraciones de funcionarios, entrevistas con ministros y la recepción muy amistosa a visitantes oficiales, que incluyó reuniones en su despacho con la Presidenta: “El coro de recriminaciones a Estados Unidos se ha acallado”.

Kelly destaca que en Argentina “muy pocos” entienden “hasta dónde llega la independencia de nuestro Poder Judicial”. Pero, destaca el diplomático, “tenemos la gran ventaja de que Argentina es ahora presidida por una Presidenta que quiere aprender más sobre nuestro país, lo que queda en evidencia, por ejemplo, en la manera en que ella interroga a sus visitantes sobre la elección presidencial en Estados Unidos”. Un paréntesis indica que la argentina favorecía al principio a Hillary Clinton, pero que sus comentarios recientes mostraban cuánto había estudiado la campaña electoral y “cuánto tiene ahora para decir sobre los principales candidatos”.

“El cambio es llamativo, porque llega después de un esfuerzo coordinado del GDA, con los Kirchner y sus ministros, para impugnar las motivaciones de los Estados Unidos” en el caso Antonini Wilson. Kelly especula sobre la creciente popularidad de líderes regionales como Lula y Michele Bachellet, “neoizquierdistas” y “pragmáticos” que logran “avances en la justicia social mientras mantienen buenas relaciones con Washington. Si leemos la borra del café veremos que CFK prefiere por mucho seguir el camino de Lula y no el de Chávez, y quiere diversificar las buenas relaciones de Argentina en el mundo”.

“CFK parece más interesada en el buen gobierno y en la longevidad de la vida política de su familia que en insultar porque sí a los yankis. Pero sin gestos norteamericanos, sin embargo, esta oportunidad de desarrollar una relación más constructiva con Argentina será desperdiciada. Tenemos que quedarnos en la cancha para ganar el partido”. Parte importante de esta construcción son las visitas de alto rango de norteamericanos a Argentina y la invitación a figuras como la ministra de Defensa Nilda Garré a visitar EE.UU. Un capítulo aparte es el dedicado a “nuestra extraordinaria relación de trabajo con el Servicio de Inteligencia argentino (SIDE), que necesitamos seguir desarrollando con una cooperación continua”.

“Tenemos una real oportunidad de lograr un equilibrio más positivo en la relación bilateral. En su visita del 31 de enero a CFK, el embajador tocó temas aprobados por el Departamento (de Estado) que incluían la propuesta de que ambos lados demostraran su interés en las relaciones hablándose, lo que incluye visitas en ambas direcciones. CFK estuvo de acuerdo y expresó su interés en una cadena estable de visitas de alto nivel. Por tanto, tenemos un trato cerrado con el GDA sobre viajes en ambas direcciones. Los argentinos están manteniendo sus promesas (...) Nosotros tenemos que seguir comprometidos con hacer nuestra parte, especialmente después de estas semanas de interacción positiva con el GDA. Kelly.”

Compartir: 

Twitter
 

“CFK considera ilusorios los acuerdos sobre deuda de anteriores gobiernos, hechos por desesperados.”
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.