EL PAíS › LOS DIPUTADOS REELIGIERON A EDUARDO FELLNER COMO TITULAR DE LA CáMARA

Con las autoridades confirmadas

Como se preveía, la sesión preparatoria de la Cámara baja ratificó al oficialista Fellner y, en las vicepresidencias, a Fadel (FpV), Puerta (PJ disidente) y Aguad, que reemplazó a Alfonsín por un acuerdo interno de la UCR.

 Por Miguel Jorquera

No hubo sorpresas ni cambios en la conducción de la Cámara de Diputados para 2011. La decisión fue por aclamación y los cuestionamientos opositores quedaron asentados en el diario de sesiones. El oficialista Eduardo Fellner cumplirá su cuarto año consecutivo como presidente del cuerpo; el radical Oscar Aguad ocupará la vicepresidencia segunda, en un enroque acordado con su correligionario Ricardo Alfonsín; la diputada Patricia Fadel (FpV) seguirá como vice segunda y el peronista disidente Ramón Puerta, como vice tercero. La UCR, el Peronismo Federal, el PRO y la CC volcaron sus críticas hacia Fadel, mientras los diputados de Elisa Carrió hicieron lo mismo con Fellner. El resto del arco opositor, Proyecto Sur, el PS, el GEN y bloques provinciales, sostuvieron que nada había modificado la correlación de fuerzas en la Cámara y avalaron las nominaciones que “corresponden a cada uno de los bloques”.

El inicio de la sesión preparatoria se demoró, mientras los jefes de las principales bancadas buscaban un acuerdo, que no llegó, para elegir autoridades por unanimidad. La única coincidencia entre oficialistas y opositores consistió en no forzar votaciones para proponer cambios que de ninguna manera reunirían las voluntades para imponerlos; la oposición manifestaría sus disidencias con la abstención.

Siguiendo la tradición parlamentaria, el diputado de mayor edad presidió la sesión: la oficialista sanjuanina Margarita Ferrá de Bartol (75 años) abrió el encuentro con 209 diputados presentes y 48 ausentes, entre ellos Carrió y Graciela Camaño.

“Proponemos, con muchísimo orgullo, a nuestros mejores hombres y mujeres para estos cargos”, sostuvo el jefe del bloque K, Agustín Rossi, tras postular la renovación de Fellner y Fadel. Mencionó que la tradición también reserva la vicepresidencia primera para la primera minoría legislativa. Allí Rossi recordó que el FpV, con 87 diputados, duplica al principal bloque opositor, la UCR. Pero que el conglomerado opositor del Grupo A terminó arrebatándole la vicepresidencia primera del cuerpo y la mayoría en todas las comisiones.

Ricardo Gil Lavedra se estrenó como jefe de la bancada radical, tras el acuerdo interno entre alfonsinistas y cobistas, y confirmó que su bloque respaldaría a Fellner porque forma parte de la “sucesión presidencial” y por “su disposición a zanjar las diferencias”. Luego propuso al cordobés Aguad para la presidencia segunda, en enroque con su correligionario Alfonsín. Pero fue inflexible con Fadel, cuyo “desempeño en el año alteró cierta buena fe”, y dijo que el radicalismo se abstendría de ratificarla. Desde el PJ disidente, Felipe Solá avaló a Fellner, Aguad y Puerta, pero justificó la abstención de su espacio sobre Fadel: dijo que ese puesto le corresponde a su bloque.

Con Carrió de vacaciones, Patricia Bullrich tomó la batuta de la CC y sostuvo que se abstendrían de votar a Fellner y Fadel porque fueron permeables a “la presión del Ejecutivo”, que “vició el equilibrio de poderes”. Federico Pinedo (POR) se sumó a la abstención sobre Fadel como una moción de censura; respaldó a Fellner, le dio la bienvenida a Aguad como “artífice” del agrupamiento del arco opositor y manifestó su “alegría” por la renovación de Puerta, amigo personal de Mauricio Macri.

Varios bloques opositores bloquearon la “moción de censura” que el núcleo duro quiso imponer contra Fadel. El interbloque de Proyecto Sur ratificó su postura de “no innovar” y que la designación de representantes “concierne a cada uno de los bloques”. Se sumaron el GEN y el socialismo. Lo mismo hicieron el juecismo, Nuevo Encuentro, el disidente Bloque Peronista y aliados del oficialismo como el Frente Cívico santiagueño y los neuquinos del MPN, entre otros. “La política es el difícil arte de hacer lo posible. El 2011 será tanto o más difícil. Necesitamos equilibrio y responsabilidad para sostener bien alto la institución Congreso”, dijo Fellner después de agradecer el voto de confianza para su cuarto mandato en la Cámara, aunque el jujeño ya piensa nuevamente en la gobernación de su provincia.

Compartir: 

Twitter
 

“Necesitamos equilibrio y responsabilidad para sostener bien alto la institución”, dijo Fellner.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.