EL MUNDO › LA OPOSICIóN PREPARA OTRA MOCIóN DE CENSURA

Mala señal para Il Cavaliere

El opositor partido italiano Unión de Democristianos de Centro (UDC) anunció ayer que presentará una segunda moción de censura contra el gobierno de Silvio Berlusconi, quien ya tiene que afrontar un voto decisivo en el Parlamento el próximo 14 de diciembre. Según explicaron fuentes de UDC, la decisión de presentar esta nueva moción de censura se tomó durante una reunión del grupo parlamentario en el Palacio de Montecitorio, la sede de la Cámara de los Diputados, donde en menos de dos semanas el Ejecutivo se juega su futuro. “Es un camino obligatorio, en coherencia con los compromisos adoptados. Si Berlusconi dimitiera antes, sería un gesto de gran inteligencia”, dijo al término de la reunión Pier Ferdinando Casini, líder de la formación.

“El problema no es tanto lo que sucederá el 14 de diciembre, sino el 15. El problema verdadero es gobernar este país. Hace falta no un ‘gobernucho’, sino un gobierno que gobierne”, agregó Casini, quien explicó que el texto de la moción estará listo en las “próximas horas”. Según informan los medios de comunicación italianos, hoy está prevista una reunión de Casini con el ex aliado de Berlusconi y presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, así como con el líder del también opositor y minoritario partido Alianza para Italia (API), Francesco Rutelli. En ese encuentro no se excluye que Fini, en calidad de líder del grupo parlamentario Futuro y Libertad para Italia (FLI) –escindido del partido de Berlusconi– y Rutelli aborden la posibilidad de sumarse a la moción de censura anunciada por UDC.

El anuncio de ayer da una nueva pista sobre lo que ocurrirá el próximo 14 de diciembre en la Cámara baja, pues UDC parece totalmente dispuesto a hacer caer el gobierno, a pesar de que Berlusconi les había llegado a “aconsejar” que ofrecieran su apoyo externo a su gabinete por responsabilidad política ante la crisis económica. El mismo día, además de la moción de censura presentada por el Partido Demócrata (PD) e Italia de los Valores (IDV), el Senado votará un moción de confianza presentada por el propio Ejecutivo en una Cámara en la que tiene garantizada la mayoría, a pesar de la salida de los senadores del FLI. En un mensaje divulgado ayer en la página web Forzasilvio.it, Berlusconi asegura que él deja para otros la “cháchara”, las polémicas inútiles y las maniobras políticas, para seguir trabajando e “intentar comunicar a los ciudadanos las cosas hechas por el gobierno”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.