EL MUNDO › HOY ENTREGAN EL NOBEL DE LA PAZ

Premiado en ausencia

China rechazó ayer de nuevo todos los llamamientos para que pusiera en libertad al disidente chino Liu Xiaobo, quien recibirá hoy en ausencia el Premio Nobel de la Paz en una ceremonia en Oslo, a la que no podrá acudir ningún seguidor y para la que Pekín bloqueó su televisación. La república popular bloqueó el acceso de los usuarios chinos a la página web de la radio noruega NRK así como a la cadena británica BBC y a la estadounidense CBB, en las vísperas de la ceremonia.

El gobierno comunista de China está furioso con el Comité Nobel de Noruega por haberle otorgado, el pasado 8 de octubre, el galardón al disidente y escritor Liu Xiaobo, que cumple una pena de cárcel de once años y, por lo tanto, no podrá recibir en persona el reconocimiento. Pero Beijing tampoco permitió que ninguno de sus familiares o activistas de derechos humanos viajen a Oslo para acudir a la entrega.

El presidente del comité Nobel, Thorbjoern Jagland, aseguró ayer que la decisión del órgano que integra no fue una determinación “anti China” y que no le interesa la presión ejercida por Beijing para boicotear la ceremonia. Según Jagland, la silla vacía del galardonado deberá ser una “fuerte señal” para el país de que los progresos económicos deben ir acompañados de progresos políticos, insistió el titular del Comité.

China reaccionó con indignación y llevó a cabo una campaña de presión internacional para evitar que los países acudieran a la premiación, amenazando con consecuencias. Según datos del Instituto Nobel, 45 naciones estarán presentes en el acto; mientras 19 no acudirán. Entre los que estarán ausentes, se contarán Rusia y China, por supuesto. En un primer momento había trascendido que Argentina faltaría, lo que fue desmentido. “No es cierto. El país tendrá su representante”, informó la Cancillería. En representación de la Casa Rosada viajará Ana Luisa Wirth, encargada de negocios de la embajada argentina en Oslo.

Jagland denunció que de los 140 disidentes chinos que fueron invitados a la ceremonia, ninguno obtuvo el permiso de las autoridades para viajar hasta Noruega. En los casi 110 años de historia del premio, la distinción no pudo ser entregada ni al ganador ni a un representante en 1936, cuando el régimen nazi impidió que el publicista alemán Carl von Ossietzky viajara hacia Oslo. Además, el presidente del Comité Nobel comentó que desde octubre sólo tuvo contactos indirectos con Liu Xiaobo por medio de su mujer, Liu Xia. A través de ella, el disidente chino les hizo saber cómo quería que fuera la entrega. El tradicional discurso del premiado será sustituido por la lectura en voz alta de un texto del activista por la actriz noruega Liv Ullmann.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.