EL MUNDO › EL GOBIERNO DE CHILE PRESENTO UNA PROPUESTA A LOS ESCOLARES

Avanzan firmes los pingüinos

Los estudiantes secundarios mantienen la protesta desde hace más de tres semanas. Piden que se acelere la reconstrucción de colegios y se cambie la Constitución.

 Por Christian Palma

Desde Santiago

Unos veinte mil estudiantes salieron ayer nuevamente a protestar cerca del Ministerio de Educación.
Imagen: EFE.

La ministra vocera del gobierno, Ena von Baer, calentó ayer la fría mañana chilena cuando en un importante canal de TV dijo que la tarjeta de movilización gratis por todo el año, una de las cuatro demandas que solicitan los estudiantes secundarios, “es un beneficio que se sobreutiliza al comenzar el fin de semana”.

La declaración, que si bien estuvo acompañada de frases como “estar dispuesto a abordar todos los temas” exigidos por los estudiantes, no ayudó a calmar los ánimos de los pingüinos, que a esa hora ya preparaban una nueva marcha por Santiago y las principales ciudades chilenas, como parte de las movilizaciones que mantienen desde hace más de tres semanas en demanda de mejoras en la educación pública.

Los escolares demandan además acelerar la reconstrucción de los colegios dañados por el terremoto, más calidad para los colegios técnicos, gratuidad de movilización y cambios a la Constitución que apunten a que la educación dependa directamente del Estado.

Esta es una de las tareas pendientes desde 2006, año en que los secundarios comenzaron a instalar sus demandas en la opinión pública y donde se acuñó el mote de “revolución pingüina”.

Las movilizaciones actuales han sido más potentes, toda vez que suman a los universitarios –que apuntan a conseguir más recursos e igualdad en la calidad y acceso a la educación superior– y han alineado además al Colegio de Profesores.

En ese escenario, cerca de 20 mil secundarios salieron ayer nuevamente a protestar. La marcha se desarrolló en forma pacífica pero, como ha sido la tónica en las últimas manifestaciones, al final de la jornada hubo más de cincuenta detenidos y varios carabineros heridos en las cercanías del Ministerio de Educación.

El jefe de esa cartera, Joaquín Lavín, miembro de la UDI, uno de los dos partidos de derecha chileno, es un político hábil. Hace unos días presentó una propuesta formal a los universitarios, donde se comprometió a entregar más recursos y revisar los demás temas sensibles. Ayer hizo lo mismo con los pingüinos, que exigen una mesa de trabajo resolutiva y no de diálogo.

Así las cosas, mientras sus compañeros gritaban en las calles, los dirigentes secundarios dejaban pendiente para la asamblea que sostendrán el próximo sábado una respuesta a la carta con la nueva propuesta entregada por el ministerio. Lo mismo harán los universitarios.

Esto porque el gobierno se abrió a la posibilidad de discutir la desmunicipalización de la educación pública en la reunión que sostuvieron, además de Lavín, el subsecretario Fernando Rojas con dirigentes de la Federación Metropolitana de Estudiantes Secundarios.

Según explicó Rojas, hubo un compromiso de enviar un proyecto de ley que muestre alternativas al sistema actual, que otorga la administración de los colegios a los respectivos municipios.

Al parecer la forma en que se realizarán los cambios deberá pasar por un panel de expertos, tal como sucedió en 2006, cuando los pingüinos tuvieron en jaque a la administración de Michelle Bachelet.

Las tres semanas movilizados de todas maneras atentará contra el normal desarrollo del año escolar, razón por la cual el gobierno insiste en su llamado a deponer sus manifestaciones. “Creemos que las movilizaciones y las tomas perjudican la calidad de la educación y la educación pública. Es por eso que nosotros invitamos a los jóvenes a que consideren nuestras respuestas”, insistió el subsecretario.

Lo cierto es que además la preocupación apunta a las encuestas, toda vez que en los muestreos la popularidad de Sebastián Piñera y parte de su gabinete han ido cayendo. Se espera que la imagen de Lavín también sienta los efectos del nuevo pingüinazo y que el saldo de ser uno de los mejores ministros del gabinete no le alcance para mantenerse como presidenciable del oficialismo para el próximo 2014.

Finalmente, Diego Mellado, uno de los voceros de la Federación Metropolitana de Estudiantes Secundarios, advirtió que “se habla de desmunicipalización, pero en ningún momento se habla de la estatización”.

“El ministro nos dio la respuesta a nuestra demandas, pero no sé si es lo que esperamos, fue un poco más específico respecto de lo que es una mesa de trabajo ya a nivel nacional (...) Queremos dejar en claro cuál es nuestro trasfondo: nosotros entendemos que en educación no queremos seguir cambiando la superficialidad del sistema, nosotros queremos hacer un sistema nuevo haciendo un cambio constitucional”, sentenció.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.