EL MUNDO › FAMILIARES DE ASESINADOS EN LA GUERRA NARCO PRESENTAN UNA PROPUESTA EN EL CONGRESO DE MEXICO

Las víctimas buscan un cambio de rumbo

El Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad postula un enfoque alternativo al de la guerra.

El debate sobre cómo combatir al narcotráfico en México llegó al Congreso esta semana, en medio de una nueva escalada de violencia. Mientras fuerzas municipales y federales se tiroteaban en Ciudad Juárez y sicarios fusilaban a un alcalde en Zacatecas, en la capital mexicana el Senado se reunía con los líderes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, emergente de una nueva corriente que postula un enfoque alternativo al de la guerra al narcotráfico.

En el recinto, el movimiento rechazó de plano la reforma a la ley de seguridad nacional, que impulsa el presidente de centroderecha Felipe Calderón, y demandaron políticas centradas en la ciudadanía, al tiempo que alertaron contra los peligros de la militarización que propone el Partido Autonomista Nacional (PAN) gobernante. El diario La Jornada de México calificó el proyecto oficial de reforma de la ley de seguridad nacional como un impresentable predictamen en total contravención con los estándares internacionales de derechos humanos en materia de seguridad internacional. Esta ley autoriza a las fuerzas armadas a intervenir en comunicaciones, al tiempo que les permite detener a supuestos delincuentes sorprendidos in fraganti, por lo que temen que se traducirá en una militarización legal de los espacios.

Desde la asunción del presidente en 2006, la guerra contra el narcotráfico en México ya se cobró 50.000 vidas. Con los 20.000 desaparecidos y los cientos de miles de desplazados, ya muchos utilizan el término holocausto para referirse a la actualidad del país. De esa tragedia con la que la gente debe convivir surgió hace 4 meses el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, liderado por el escritor Javier Sicilia, quien sufrió la pérdida de su hijo en manos de los narcos de Cuernavaca.

En diálogo con Página/12, Sicilia se mostró optimista ante el hecho de haber sido recibido por legisladores. “Nosotros queremos hacer una propuesta que reforme la ley que tiende a la militarización y mantiene la violencia que estamos viviendo. La ley que está en las Cámaras sigue el patrón de conducta que ha tenido la gestión bélica de Felipe Calderón contra el narcotráfico. Es una gestión militarizada fallida. Hay estructuras podridas dentro del Estado y seguir esta lógica es llevar el país al infierno. Queremos una ley de seguridad integral y ciudadana”, dijo el poeta. La concepción integral implica para el líder del movimiento mayores políticas educativas, de salario y concentradas en la persona, no en las fuerzas armadas. “Muchos de los delincuentes son muchachos, por lo que hay que rehacer ese tejido social desgarrado por la omisión del Estado. Hay que ver las políticas económicas.”

Mientras aumenta el poder de las fuerzas armadas, la policía federal comenzó a disputarle a los tiros los espacios a las fuerzas municipales. El jueves, un contingente que trasladaba al secretario de seguridad pública de Ciudad Juárez, Julián Leyzaola, fue interceptado a balazos por efectivos de la policía federal, lo que dejó al descubierto una sangrienta disputa territorial entre la fuerza del gobierno central y el cuerpo municipal. El gobierno retiró los efectivos federales y cortó el suministro de dinero a la policía municipal por considerarlos mal preparados. Leyzaola y su gente se dirigía a la cárcel donde días atrás se produjo un motín que dejó 17 muertos. Para Sicilia, este nuevo frente abierto en México profundiza el peligro. “Calderón crea un mando único de policía. Hay disputas entre la federal, que quiere el mando único, con el secretario de seguridad. En lugar de ir reparando las policías municipales, parece que todo está tendiendo a una policía única militarizada y no se tiende a paliar las instituciones internamente. Esta disputa ahonda más la violencia y la corrupción”, aseguró el poeta.

Sicilia cree que el movimiento del dolor que formó hace cuatro meses se hará sentir en México y considera un buen primer paso haber sido recibido por los legisladores. Si bien no repara las pérdidas de los seres queridos, muchos de ellos se disculparon en nombre del Estado ante Sicilia y las víctimas. Además, dijeron que acompañarán las demandas por reformas políticas, los fondos de restauración de daños, la comisión por la verdad y ley de educación media obligatoria, entre otros puntos. “Vivimos cosas inéditas en el país. En el encuentro con legisladores empezaron a ver que hay problemas muy graves desde el Estado, y si no hacen caso a los seis puntos que el movimiento remarcó, como mínimo, el país se nos va de las manos, hay buena voluntad de parte de los poderes. Esperemos que se lleve a la realidad”, se esperanzó Sicilia.

Informe: Juan Nicenboim.

Compartir: 

Twitter
 

Asesinato en Acapulco, postal diaria de la prolongada guerra entre los carteles mexicanos.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared