EL MUNDO › EL MINISTRO DE COMUNICACIóN PUSO EN DUDA LA POSICIóN DE LA MANDATARIA RESPECTO DE UNA LEY DE MEDIOS

“El PT tiene su plan, Dilma su programa”

El Partido de los Trabajadores hará campaña para que el Congreso debata un proyecto de ley que pretende limitar los monopolios de la comunicación. Ya se escuchan voces discordantes dentro de la coalición gobernante.

El gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil buscará que se trate en el Congreso una nueva ley de medios de comunicación. La misma pretende limitar los monopolios mediáticos para permitir la democratización de la información. La iniciativa ya generó voces discordantes dentro del propio partido y la coalición que apoya a la presidente Dilma Rousseff.

“Las reformas institucionales no estarán completas si no son acompañadas por una profunda democratización de la comunicación. La convergencia de medios necesita ser seguida con medidas que amplíen el acceso, rompan monopolios y garanticen la efectiva pluralidad de contenidos”, afirmó la resolución del Cuarto Congreso del PT.

Sin embargo, el ministro de Comunicación de Brasil, Paulo Bernardo, relativizó la urgencia del tratamiento del proyecto en el Congreso y puso en duda la posición de la presidenta con respecto al tema. “El PT tiene sus posiciones y el gobierno tiene un programa”, dijo Bernardo.

El ministro aseguró que la normativa que el gobierno maneja para enviar al Congreso es la reglamentación de la comunicación electrónica, de radio y TV. La declaración de Bernardo contrasta con el apoyo a la resolución del PT sobre una ley de medios en Brasil, dado por pares de su gabinete.

El secretario general de la presidencia, Alberto Carvahlo, y la ministra de Relaciones Institucionales, Ideli Salvatti, se manifestaron a favor de reformar la ley que rige desde 1963. “La inexistencia de una ley de prensa, la no reglamentación de los artículos de la Constitución que tratan sobre la propiedad cruzada de medios, la falta de respeto a los derechos humanos en los medios y el dominio mediático de algunos grupos económicos afectan a la democracia, silencian voces y generan una única versión”, dice la resolución del PT.

El congreso partidario también defendió la política del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y de la mandataria Dilma Rousseff, destacó el rol internacional de Brasil y propuso una reforma política amplia, con financiación estatal de las campañas electorales. El encuentro fue abierto el viernes por la presidenta y por Lula, quien respaldó a su ex jefe de ministros José Dirceu, víctima de una campaña en su contra de la revista Veja. El presidente del PT, Rui Falcao, aclaró que en el documento se quitó toda reglamentación vinculada con el control social de la prensa, lo que había causado enfrentamientos con algunos de los grandes medios del país.

“Queremos democratizar la información, tener múltiples versiones, no queremos un periodismo partidario como el que hacen muchos medios”, aseveró. También dijo que el proyecto que deberá tratar el Congreso no contempla censura ni control del contenido, sino que apunta contra los monopolios de la comunicación y la propiedad cruzada de medios.

“Hay grupos con más de un medio. Debería haber limitaciones para que haya más versiones de Brasil, pero no control de contenido. El PT lucha por un marco regulatorio que democratice los medios”, precisó Falcao.

La resolución también habla del periodismo de tabloide que practican ciertos medios, en una clara referencia a la revista Veja, uno de cuyos reporteros es investigado por la policía tras intentar violar el cuarto de hotel del ex ministro Dirceu para hacer una nota.

El presidente de la Orden de Abogados de Brasil (OAB), Ophir Calcavante, dijo que este proyecto lo asusta y advirtió sobre la censura. En el mismo sentido, Eduardo Campos, presidente del Partido Socialista Brasileño, se pronunció en contra de la decisión del PT. “No opinaré sobre el congreso de un partido hermano, en nuestro congreso eso está en la agenda porque estamos preocupados con la economía y la exportación.”

En la vereda opuesta se ubicó el periodista de Record (que compite con O Globo), Paulo Enrique Amorim: “El partido de la prensa golpista quiere confundir ley de medios con censura”. En ese sentido, se manifestó en contra del ministro Bernardo y dijo que sus declaraciones se prestan a la confusión.

La bloguera Helena Stephanowitz también habló a favor de la ley. “La verdad es que los grandes medios no aprendieron nada y se dicen demócratas. Si lo fueran aceptarían el debate sobre las comunicaciones del país”, dijo la creadora del blog Los Amigos del Presidente Lula.

Los principales medios de comunicación (O globo, Folha de Sao Paulo y O Estado de Sao Paulo) fustigaron en su cobertura del congreso del PT la resolución sobre los medios, a la que igualaron con el control social de la prensa.

Compartir: 

Twitter
 

La mandataria Dilma Rousseff fue oradora en el congreso del PT.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.