EL MUNDO › HUBO BOICOT DE DIPLOMATICOS OCCIDENTALES

Ahmadinejad hizo ruido en la ONU

Como viene ocurriendo desde 2009, diplomáticos occidentales boicotearon ayer el discurso del presidente de Irán durante la Asamblea General de Naciones Unidas dejando claros en el recinto.

Si bien en esta oportunidad Mahmoud Ahmadinejad no incurrió específicamente en la negación del Holocausto, volvió a recurrir a las famosas teorías conspirativas del 11 de septiembre y la utilización del genocidio judío de la Segunda Guerra Mundial como escudo de Occidente. “¿Quién utilizó el ‘misterioso’ accidente del 11-S como pretexto para atacar Afganistán e Irak, matando millones de personas en ambos países, con el objetivo de dominar Medio Oriente y sus reservas?”, se preguntó Ahmadinejad en su habitual discurso incendiario. “Después de seis décadas, los países europeos todavía utilizan el Holocausto como excusa para pagar compensaciones a los sionistas, cuando más bien deberían ser los maestros de la esclavitud y los poderes coloniales los que indemnizaran a las naciones afectadas. Amenazan a todos los que cuestionan el Holocausto”, dejó caer el iraní mientras diplomáticos de Francia, Estados Unidos, Alemania e Israel abandonaban el recinto.

“Luego de las palabras inaceptables del presidente iraní en la tribuna de la Asamblea General de Naciones Unidas, Francia y sus socios europeos han abandonado el pleno”, confirmaron diplomáticos galos. En un tramo de su discurso, Ahmadinejad saludó las revueltas populares de enero denominadas Primavera Arabe, que terminaron con regímenes autocráticos en Túnez, Egipto y Libia.

En diálogo con Página/12, el responsable de Naciones Unidas de Human Rights Watch, calificó de cínico y perturbador el hecho que Ahmadinejad alabara las revoluciones árabes, cuando en 2009 suprimió a la oposición y logró ser reelecto. “En vez de venir a Naciones Unidas a dar lecciones al resto del mundo, debería prestarle atención a la situación en su país. El apoya la Primavera Arabe pero su gobierno aplasta y niega los derechos básicos”, afirma desde Nueva York Philippe Bolopion.

“¿Quién alentó el colonialismo en el mundo? ¿Quién apoyó a las dictaduras en América latina?”, siguió Ahmadinejad, aludiendo a Estados Unidos sin mencionarlo. En su interpelación pidió que en vez de bombas a Libia arrojen alimentos en Somalia y Etiopía para paliar la hambruna del Cuerno de Africa. En consonancia con las presidentas de Argentina y Brasil, el mandatario también pidió la reestructuración de la ONU y que el Consejo de Seguridad no pese tanto sobre el organismo multilateral, en pos de un manejo más colectivo. Antes de que partiera su delegación de Teherán, el presidente había adelantado que su misión sería reformar la gestión del mundo.

Como hiciera en ocasiones previas, luego de su ponencia en la Asamblea General, Ahmadinejad emprenderá una gira por Estados Unidos para brindar charlas en universidades y luego se dirigirá a Venezuela, su mayor aliado en la región, para participar de la reunión del comité conjunto.

Informe: Juan Nicenboim.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.