EL MUNDO › PIÑERA LE RESPONDE SOBRE EL MAR

El tema con Evo

El balance de la segunda jornada de la Asamblea General de la ONU trajo a cuento una vieja discusión entre Chile y Bolivia por una salida al mar. Durante su intervención ante el plenario de la ONU, el presidente Sebastián Piñera manifestó que no existen asuntos territoriales pendientes con Bolivia, pero enfatizó su disposición al diálogo directo siempre y cuando se respeten los tratados internacionales. Anteayer, el presidente Evo Morales hizo un pedido para que la ONU y el resto de los organismos internacionales acompañen el proceso de negociación y reclamo judicial ante Chile. Piñera salió a responderle a su par boliviano al señalar que el Tratado de Amistad de 1904 fue válidamente negociado 20 años después de que finalizara el conflicto territorial, aprobado por los Parlamentos y ratificado por los gobiernos de ambos países.

En su intervención ante la Asamblea General, el mandatario chileno recordó que Bolivia había reconocido ese tratado, fruto de una negociación libre y consentida. “Nuestro país siempre ha estado y estará dispuesto a dialogar con Bolivia sobre la base del pleno respeto al derecho y tratados internacionales; Chile tiene la más firme voluntad y mejor disposición para soluciones concretas, factibles y útiles para ambos países”, agregó.

“Quiero aprovechar esta oportunidad para exhortar a las Naciones Unidas, a los organismos internacionales y especialmente a la región a acompañar todo este proceso para retornar al océano Pacífico con soberanía”, exhortó Morales, llevando la controversia sobre el pedido marítimo al mismísimo corazón de la ONU.

El pedido del líder boliviano ante ese organismo llega tres meses después que Bolivia, por intermedio de su canciller, David Choquehuanca, hiciera visible el histórico reclamo ante la Organización de Estados Americanos, en El Salvador. El reclamo de Bolivia a Chile data de 1879, cuando el país andino perdió 400 kilómetros de costa y 120 mil kilómetros cuadrados de territorio durante una guerra con el país vecino. Morales afirmó que su decisión de resolver el conflicto con Chile en los estrados internacionales no debe ser leída como un gesto de confrontación que clausure el desarrollo de las conversaciones bilaterales.

“La resolución 37/10 de la Asamblea General de la ONU, del 15 de noviembre de 1982, establece que acudir a un tribunal internacional de Justicia para resolver litigios entre Estados no debe ser considerado como un acto inamistoso. Bolivia se ampara en el derecho y la razón para acudir a un tribunal internacional porque su enclaustramiento es producto de una guerra injusta, una invasión”, argumentó Morales, que en marzo demandó a Chile ante la Corte Internacional de La Haya. Sin embargo, Chile rechazó sistemáticamente el reclamo boliviano de obtener una salida propia al Pacífico.

Por su parte, Piñera insistió en que Chile tiene la más firme voluntad y mejor disposición para asegurar soluciones concretas, factibles y útiles para ambos países. Sin nombrarlo en su discurso, el mandatario trasandino le recordó a Morales que las facilidades otorgadas a su país, por no tener acceso al mar, superan ampliamente a los compromisos sellados en el Tratado de 1904 y que están previstos en la convención de Naciones Unidas para países sin litoral.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.