EL MUNDO

Mea culpa de Sarkozy

El defecto de François Hollande, el candidato socialista para las próximas presidenciales francesas, es que es demasiado arrogante. ¿Y cuál es ahora la estrategia del presidente saliente, Nicolas Sarkozy (foto)? Hacer un mea culpa y autoanalizarse. Los comicios franceses de abril proponen un modo de perjudicar al otro candidato, con el postulante opositor demasiado seguro de sí mismo y el jefe de Estado que contraría su estilo y se impone una severa autocrítica. Si se trata de sinceridad o del primer paso de una estrategia inesperada, nadie puede saberlo; pero luego de que Sarkozy, humilde, admitiera por primera vez que puede perder el Elíseo y decirle adiós a la política, se muestra como menos se lo esperaba: sabio, mesurado, lo que hace pensar si se conoce al personaje, un hombre ambicioso que tiende al protagonismo, a veces irascible. Las confesiones fueron hechas durante un viaje a Guayana francesa la semana pasada.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared