EL MUNDO › EL CONSEJO MILITAR GOBERNANTE ASUMIO EL ROL DEL PARLAMENTO EGIPCIO

Los generales se hacen cargo

La Corte Suprema Constitucional dijo que un tercio de la Legislatura de Egipto había sido electa ilícitamente en la votación que comenzó en diciembre pasado. El Parlamento disuelto tenía una mayoría de islamistas.

 Por Alastair Beach *

Desde El Cairo

Los generales egipcios estaban dispuestos anoche a tomar el completo control político del país, después de que una corte dictaminó que el Parlamento elegido hace sólo seis meses era ilegal y debía disolverse. La decisión –que debilitó la transición política de Egipto– significa que tendrá que llevarse a cabo una nueva vuelta a elecciones y amenaza con desatar otra ola de agitación política justo antes de la segunda votación presidencial que comienza el sábado.

Los analistas legales dicen que el consejo militar gobernante, que prometió entregar el poder en junio, asume ahora el rol del Parlamento.

Explicando su anuncio, la Corte Suprema Constitucional dijo que un tercio de la Legislatura de Egipto había sido electa ilícitamente en la votación que comenzó en diciembre pasado. “Las elecciones parlamentarias no fueron constitucionales y toda la composición del Parlamento es ilegítima desde su elección”, indicó la agencia oficial Mena. En otro dictamen, la misma Corte declaró que Ahmed Shafik, el ex jefe de la fuerza aérea que en una época se contaba entre los amigos de Hosni Mubarak, no debería ser descalificado para presentarse en la elección presidencial del domingo, un golpe para los activistas, que temen que Shafik encabece una “contrarrevolución” para revertir los logros del levantamiento del año pasado.

La decisión invalida una ley aprobada por el Parlamento en abril, que prohibía a los ex altos cargos del régimen de Hosni Mubarak presentarse en las elecciones presidenciales. Le deja libertad a Ahmed Shafik para ser candidato contra Mohamed Morsi de los Hermanos Musulmanes el sábado y a las presidenciales del domingo. Morsi declaró ayer que acepta el dictamen de la Corte Suprema Constitucional en el que se considera “anticonstitucional” el Parlamento, dominado por los islamistas.

“Es un golpe de Estado militar total en el que el consejo militar borró el período más honorable de la historia de nuestra patria”, escribió en Facebook Mohamed Beltagui, un alto funcionario de los Hermanos Musulmanes.

Los dictámenes de ayer dejaron a muchos activistas antigubernamentales anonadados. Hubo choques fuera de la Corte después de la decisión, en los que montones de policías y soldados apoyados por autos blindados estaban de guardia frente a varios cientos de manifestantes. “Egipto recién fue testigo de un suave golpe militar”, twiteó Hossam Bahgat, director de Iniciativa Egipcia de Derechos Personales. “Si no estuviéramos tan cansados, estaríamos furiosos.”

Con el Parlamento disuelto, el Poder Legislativo recaerá en el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, presidido por el mariscal de campo Husein Tantaui, quien administra el país desde la caída de Mubarak, el 11 de febrero de 2011, luego de una revuelta popular prodemocrática. Sitios web de diarios egipcios aseguraron que los militares asumirán el poder hasta la celebración de los nuevos comicios parlamentarios y tendrán potestad, además, para designar un nuevo comité encargado de redactar la Carta Magna.

Mavie Maher, una funcionaria que trabaja para el derrotado candidato izquierdista presidencial Hamdeen Sabahi, le dijo a The Independent que sentía que Egipto había “retrocedido diez años”. Acusó al consejo militar de usar el proceso legal de Egipto para ganar una victoria política contra los Hermanos Musulmanes. Los analistas han sugerido que la Hermandad –que controla casi la mitad de las bancas en el Parlamento– ha estado perdiendo apoyo político debido a la deslucida actuación de sus parlamentarios.

Su porcentaje de los votos en las elecciones presidenciales recientes, cuando Morsi sacó justo debajo del 25 por ciento. fue mucho más bajo que durante las elecciones parlamentarias, una indicación, dicen algunos, de una significante declinación en su popularidad. “El consejo militar está jugando con la ley por su propio interés político”, dijo Maher. “En la próxima elección los Hermanos Musulmanes no lograrán el mismo porcentaje de las bancas”.

Koert Debeuf, un representante del bloque liberal del Parlamento Europeo en El Cairo, dijo que el dictamen de ayer fue “una manera de matar a la Hermandad Musulmana”. “Desde la época de Nasser, lo que el viejo régimen odia más es a la Hermandad Musulmana”, afirmó.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.
Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Ahmed Shafik, candidato del régimen, habilitado por un fallo judicial.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.