EL MUNDO › LOS MERCADOS GOLPEARON Y YA SE HABLA DE UN SEGUNDO RESCATE

Subió la tensión con España

El ministro de Economía De Guindos reconoció que la presión sobre la deuda soberana no es sostenible en el tiempo. La prima de riesgo batió su record histórico. Según los expertos, el salvataje a los bancos es una medida limitada.

Pese a la inyección de 100.000 millones de euros en los bancos, los mercados empujaron ayer a España al borde de un segundo rescate. La alarma se disparó por las dudas sobre su liquidez, la falta de decisiones políticas en favor de una mayor integración en la Zona Euro, la decisión de la calificadora de riesgos Moody’s de rebajar la solvencia de España y la incertidumbre sobre las elecciones en Grecia. El riesgo país, diferencial entre el bono español a diez años y el alemán al mismo plazo, batió su record histórico –desde que el euro entró en vigor– al trepar a los 554 puntos básicos, con un rendimiento de más del 7,01 por ciento. De esta forma, el interés exigido a España superó el límite a partir del cual un país entra en la zona roja de intervención, como ocurrió con Grecia, Irlanda y Portugal. Frente al repunte de la tensión, el ministro de Economía español, Luis de Guindos, salió a transmitir un mensaje de calma. “Tenemos el apoyo de nuestros socios europeos”, aseguró el titular de Economía, tras reunirse con el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso. No obstante, De Guindos reconoció que la tensión sobre la deuda soberana no es sostenible en el tiempo.

Con un tono dramático, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García Margallo, aseguró que el destino de la Unión Europea se juega en estos días, quizás en estas horas. “El plazo de tres meses que dio (Christine) Lagarde –titular del Fondo Monetario Internacional (FMI)– quizás es demasiado largo”, dijo. El FMI consideró que España dio el paso adecuado al pedir el rescate al Eurogrupo, pero advirtió que se necesitan acciones urgentes en la Zona Euro, según señaló el vocero del organismo, Gerry Rice.

La tensión de los mercados creció con la hipótesis del abandono de Grecia de la moneda común tras las elecciones del domingo. Los comicios podrían dar el triunfo a Syriza, partido de izquierda que busca renegociar las condiciones del rescate europeo y abandonar las políticas de austeridad dictadas por Bruselas, aunque no quiere abandonar el euro. En ese contexto, la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró en el Parlamento de su país que Europa debe avanzar hacia una mayor integración política, por más difícil y doloroso que sea. “Es una tarea hercúlea, pero es inevitable”, remarcó, y defendió un mayor papel para el Banco Central Europeo (BCE). Descartó la creación de eurobonos, a pesar de que algunas informaciones señalaron que Alemania estaría dispuesta a ceder.

Merkel apoyó públicamente la decisión de Rajoy de solicitar ayuda para recapitalizar a la banca española, respaldo que se produjo después de que Moody’s rebajara en tres escalones la nota que otorga a la deuda soberana de España, del actual “A3” (notable bajo) hasta “Baa3” (aprobado bajo), y la ubicara en perspectiva negativa.

A diferencia de los tres países periféricos previamente intervenidos, el problema de la crisis de deuda de España está contenido en el sector financiero, pero el rescate de 100.000 millones de euros que recibirá el país elevará la deuda pública hasta el 90 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). De ahí que muchos analistas señalaron que el rescate limitado al sistema financiero –que Rajoy insiste en presentar como un préstamo a la banca– sin contrapartidas en términos de políticas macroeconómicas no va resolver el problema de deuda sino que puede empeorarlo.

En el caso de Portugal, el bono a corto plazo superó el 8 por ciento antes del rescate y luego escaló hasta el 20 por ciento, mientras la deuda a diez años también superó el 8 por ciento y luego se situó en el 12 por ciento. “El bono español a corto plazo se mantiene actualmente en el 5 por ciento, aunque está subiendo con fuerza en los últimos días. En abril estaba en el 3,5 por ciento, en mayo pasó al 4 por ciento y en los últimos tres días subió del 4,5 al 5 por ciento”, dijo Alberto Matellán, director de Estrategia y Macroeconomía de Inverseguros.

Compartir: 

Twitter
 

La tensión de los mercados creció también con la hipótesis del abandono de Grecia de la moneda común.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.