EL MUNDO › MIENTRAS SE QUEDE EN LA EMBAJADA DE ECUADOR MANTIENE SU INMUNIDAD

Assange está bajo amenaza de arresto

 Por Marcelo Justo

Desde Londres

La policía británica condimentó el pedido de asilo de Julian Assange a Ecuador asegurando que el fundador de Wikileaks será arrestado por violar las condiciones de su libertad bajo fianza. Mientras Ecuador analiza el pedido, la declaración policial abre la posibilidad de que sea detenido camino al aeropuerto en caso de que el gobierno de Rafael Correa responda positivamente y Assange busque desplazarse de la embajada al aeropuerto. En esta eventualidad, a menos que haya un salvoconducto, Assange tendría que permanecer en la embajada de manera permanente.

El inesperado pedido de asilo de Assange el martes por la tarde es un intento de evitar su extradición a Suecia, donde la fiscalía quiere interrogarlo por un presunto caso de agresión sexual contra dos mujeres, cargos que él niega atribuyéndolos a una campaña política en su contra. Assange ha expresado temor de que Suecia sea un mero punto de pasaje a Estados Unidos, donde el gobierno abrió una investigación en mayo de 2011 por la filtración a Wikileaks de cientos de miles de mensajes secretos de embajadas estadounidenses.

Un ex candidato a la nominación republicana, Mick Huckabee, propuso en su momento la ejecución de los responsables de la filtración. El soldado Bradley Edward Manning fue arrestado en mayo de 2010 y está acusado de revelar secretos de defensa y colaborar con el enemigo, un cargo que tiene pena de muerte, aunque los fiscales señalaron que no estaban pidiendo esa pena. Pero lo cierto es que por el momento Estados Unidos no ha hecho un pedido de extradición al Reino Unido y no lo puede hacer a Suecia porque Assange no se encuentra allí.

La cancillería británica reconoció que mientras Assange permanezca en la embajada “está más allá del alcance de la policía”, pero según explicó a BBC Mundo Matthew Hopphold, experto en derecho internacional de la Universidad de Luxemburgo, apenas ponga un pie afuera su inmunidad se acaba. “Aunque Ecuador le concediese asilo, las autoridades británicas no tienen ninguna obligación de respetar esto en su jurisdicción, por lo que sería muy complicado que consiguiese llegar no ya a Quito, sino a Heathrow”, explicó Hopphold. Según los expertos, ni siquiera con un pasaporte diplomático ecuatoriano Assange obtendría inmunidad, porque para tener validez necesita haber sido acreditado por la cancillería británica. Ecuador ha dicho que analizará el pedido. Por Internet ha circulado mucho la entrevista que Assange le hizo al presidente Correa en mayo. En la entrevista parecía haber una corriente de simpatía mutua que se manifestó al final, cuando el presidente ecuatoriano saludó a Assange con un “bienvenido al club de los perseguidos”. Pero la presión de Estados Unidos, la Unión Europea y el mismo Reino Unido será muy fuerte. Si el gobierno de Correa concede el asilo pagará un precio al que está acostumbrado: la hostilidad estadounidense y de otros países. Si no lo hace, pagará con una moneda más simbólica y, al mismo tiempo, más cara: la caída de sus acciones como adalid antiimperialista.

Compartir: 

Twitter
 

El portavoz de Assange, Kristinn Hransfsonn.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.