SOCIEDAD › LAS REPERCUSIONES POR LAS FOTOS DEL OBISPO DE MERLO-MORENO CON UNA MUJER EN UNA PLAYA DE MEXICO

La Iglesia también tuvo un feriado movido

Los ambientes eclesiásticos se movilizaron ayer en busca de explicaciones por las fotos de Fernando Bargalló. La respuesta del obispo. Expectativa por la decisión que tome el Vaticano.

 Por Washington Uranga

Las fotografías del obispo de Merlo-Moreno, Fernando Bargalló, abrazado con una mujer, difundidas inicialmente por el canal de noticias América 24 y reproducidas luego por varios medios de comunicación, movilizaron en pleno feriado a los ambientes eclesiásticos buscando explicaciones. El propio obispo salió al cruce de los rumores para admitir la veracidad del registro fotográfico y para explicar que “las fotos presentadas responden a un encuentro en México, en donde coincidimos por distintos motivos, hace dos años, con una amiga de la infancia –prácticamente desde que tengo uso de razón–, y otras personas que no aparecen, y con cuya familia tengo vínculos de fuerte amistad de toda la vida”. Las mismas explicaciones que aparecen en el comunicado del obispo de Merlo-Moreno fueron las que Bargalló brindó en forma personal al canal de noticias que difundió inicialmente las fotografías.

Las fotos muestran al obispo con una mujer –a quien el propio Bargalló no identificó con su nombre– y habrían sido tomadas en una playa del complejo Villa Puerto Angeles, cercano a Puerto Vallarta, en México. Una vez difundidas las imágenes, Bargalló se reunió con el nuncio apostólico (embajador del Vaticano y representante del Papa) en Argentina, el suizo Emil Paul Tscherrig, a quien brindó su versión de los hechos. El nuncio elevará todos los antecedentes al Vaticano y será la Congregación para los Obispos y el propio Benedicto XVI los que tomen una determinación final sobre posibles medidas que podrían comprometer el futuro eclesiástico de Bargalló. Bargalló también estuvo en contacto con el obispo Enrique Equía Seguí, secretario general de la Conferencia Episcopal, para brindar las mismas explicaciones.

El obispo de Merlo-Moreno es un hombre que ganó reconocimiento en el episcopado en la última década, entre otras razones por su compromiso social. Por ese motivo fue electo por dos períodos consecutivos como presidente de Cáritas Argentina, el organismo solidario de la Iglesia Católica, donde cumplió funciones hasta noviembre del año anterior. Desde el 2010 y hasta la actualidad, Bargalló preside Cáritas de América latina, por elección de sus pares de todo el continente.

El obispo, de 57 años, está al frente de la diócesis de Merlo-Moreno desde mayo de 1997. En su comunicado y refiriéndose a las fotos, Bargalló dijo que “lamento que aquella situación, no exenta de imprudencia de mi parte, pueda dar lugar a malas interpretaciones” y, agregó: “Pido de corazón perdón si ese hecho ha provocado o pudiera provocar algún tipo de daño”.

Bargalló también afirmó que “quiero expresar con claridad que estoy totalmente comprometido con Dios y con la Iglesia en la misión que me han encomendado en esta querida diócesis de Merlo-Moreno y en las demás responsabilidades al servicio de los hermanos”. Y reafirmó que “siento profundamente mi sacerdocio y la entrega al Señor Jesús y en ella deseo perseverar hasta el fin”.

En los medios eclesiásticos en general se dieron por ciertas las explicaciones de Bargalló, valoraron el hecho de que el obispo haya “dado la cara”, pero señalaron como principal contradicción que un religioso comprometido con lo social sea visto en un lujoso y costoso lugar de veraneo.

Compartir: 

Twitter
 

El obispo de Merlo, Fernando Bargalló, ex presidente de Cáritas.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared