EL MUNDO › FORMA MAYORíA PARLAMENTARIA EN COALICIóN CON LOS NACIONALISTAS

Fuerte avance del independentismo radical vasco

El presidente y candidato del Partido Nacionalista Vasco, Iñigo Urkullu, llamó ayer a las otras formaciones al diálogo tras ganar las elecciones regionales vascas. “La sociedad vasca ha podido elegir a sus representantes de manera totalmente democrática, sin la amenaza de ETA y con todas las sensibilidades presentes”, dijo Urkullu, tras conocer los resultados de las elecciones regionales que dieron al PNV 27 escaños, lejos de los 38 que marcan la mayoría absoluta del Parlamento vasco, que cuenta con 75 diputados. “Los desafíos de este país exigen acuerdos amplios, estables y plurales”, señaló el candidato del PNV a la presidencia del País Vasco, que tendrá que pactar y dialogar para gobernar, especialmente tras el avance electoral del independentismo radical representado, por EH Bildu.

“Este país no se puede construir a través de la expulsión y la división, tiene que construirse entre todos; el futuro exige colaborar con partidos e instituciones, así como con el resto de la sociedad”, afirmó Urkullu, en medio de los gritos de sus partidarios, que lo aclamaban como lehendakari (presidente regional). “Empieza un nuevo tiempo”, machacó Urkullu, cuya formación volverá al poder en el País Vasco tres años después de abandonarlo en 2009.

El balance de las elecciones en el País Vasco muestra que tanto el nacionalismo como el independentismo se hicieron fuertes en esa región del norte de España. Con los diputados del PNV y los de EH Bildu, 48 en total, la nueva Cámara de Vitoria estará dominada por dos partidos que llevan el reclamo de la independencia en sus programas electorales, en un momento en el que en Cataluña se vive un auge secesionista. Las de ayer fueron las primeras elecciones autonómicas vascas celebradas sin la sombra de la organización separatista vasca ETA. Justo hace un año, el 20 de octubre de 2011, anunció el cese definitivo de una lucha armada que desde los años ’60 se cobró la vida de más de 800 personas.

Tras las sucesivas ilegalizaciones, primero de Batasuna, en 2003, y luego de otras opciones que pretendían asumir su herencia, la izquierda abertzale ha sido la que rentabilizó ese final de la violencia. Y lo logró de la mano de Bildu.

Ahora se espera que EH Bildu planteará en el Parlamento regional el derecho a decidir de los vascos. Y también su intención de convertir el euskera en la lengua prioritaria en esa región. El candidato natural a la jefatura del gobierno vasco hubiera sido el ex vocero de Batasuna, Arnaldo Otegi, pero su permanencia en prisión, donde cumple condena por el intento de reconstruir la proscrita Batasuna, llevó a la izquierda abertzale a elegir como cabeza a Laura Mintegi.

Compartir: 

Twitter
 

Laura Mintegi celebra los resultados electorales de Bildu.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.