EL MUNDO › LA AGENCIA AP DENUNCIó A EE.UU.

Escuchas noticiosas

La agencia estadounidense de noticias Associated Press (AP) denunció ayer que el Departamento de Justicia realizó grabaciones secretas durante dos meses de las llamadas telefónicas de periodistas y editores de la empresa. Los ejecutivos de la agencia de noticias calificaron el hecho de una “intrusión masiva y sin precedentes” en cómo una agencia noticiosa obtenía su material, a las escuchas hechas en los meses de abril y mayo de 2012.

“No hay justificación posible para esa enorme recopilación de comunicaciones telefónicas”, escribió el presidente de AP, Gary Pruitt, en una carta de protesta al fiscal general, Eric Holder. “El gobierno de Estados Unidos pudo conseguir con esos datos una perspectiva detallada del trabajo de la agencia sin que de ninguna manera estuviera facultado para ello. Consideramos ese trato del Departamento de Justicia como una injerencia en el derecho constitucional de AP a recabar y dar noticias”, agrega la carta.

Las autoridades informaron de lo sucedido hace pocos días a la propia agencia. La emisora CNN citó a fuentes del departamento, que aseguran que se respeta la libertad de prensa, pero que recalcan que en las investigaciones se debe encontrar el equilibrio entre el flujo libre de información y el uso justo y efectivo del derecho penal.

En veinte líneas telefónicas asignadas a AP. El número exacto de los periodistas que utilizaron esas líneas durante esos dos meses no se conoce, pero más de cien cronistas trabajan en las oficinas donde se hicieron las escuchas. Aunque se desconocen los motivos del espionaje, AP recuerda que hay una investigación criminal abierta para saber quién pudo suministrar la información con la que la agencia publicó el 7 de mayo de 2012 que la CIA había desbaratado un plan terrorista de Al Qaida en Yemen para detonar una bomba en un avión que iba a volar a los Estados Unidos.

En un testimonio en febrero, el director de la CIA, John Brennan, señaló que el FBI lo había interrogado sobre si era una fuente de AP, lo que él negó. Dijo que el dar a conocer la información a los medios sobre el plan terrorista era una “revelación no autorizada y peligrosa de información clasificada”. Los fiscales han buscado grabaciones telefónicas de periodistas antes, pero era inusual obtener tantas grabaciones de una serie tan amplia de oficinas de AP, incluyendo los números de conmutadores. La administración Obama ha investigado agresivamente revelaciones de información clasificado a los medios y presentó seis casos contra gente sospechada de proveer información clasificada, más que todos los presidentes anteriores juntos.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.