EL MUNDO › BERLUSCONI ESTá SIENDO JUZGADO POR PRESUNTA PROSTITUCIóN DE MENORES Y ABUSO DE PODER

Pidieron seis años para Il Cavaliere

La fiscal de Milán Ida Bocassini reclamó una condena de seis años de cárcel para el ex premier italiano en el caso Ruby, que salió a la luz a raíz de las polémicas fiestas con chicas menores de edad.

 Por Elena Llorente

Desde Roma

La fiscal de Milán Ida Bocassini pidió ayer en la alocución final del llamado proceso Ruby contra Silvio Berlusconi, por presunta prostitución de menores y abuso de poder, que el ex premier sea condenado a seis años de cárcel, uno por prostitución y cinco por el abuso de poder, y a la interdicción perpetua para ocupar cargos públicos. La decisión final de los jueces se espera para el 24 de junio. Aunque se trata de la primera instancia del juicio, una sentencia de condena podría acarrear no pocos efectos negativos para Berlusconi, que calificó ayer el pedido de la fiscal como “teoremas, ilaciones, falsedades inspiradas en el prejuicio y en el odio. Todo está permitido bajo el escudo de una toga... Pobre Italia”, dijo aludiendo a los jueces que, según él, lo persiguen porque quieren destruirlo personal y políticamente.

Previendo que ayer habría un pedido de condena, la noche precedente Il Cavaliere no tuvo mejor idea que inventarse un programa en uno de sus canales de televisión para defenderse ante el público de las acusaciones de la fiscalía. O, mejor dicho, para dar su versión de los hechos, cosa no siempre muy objetiva, como se ha podido demostrar en otras oportunidades. El programa incluyó dos entrevistas, una a él y otra a Karima El Marough, conocida como Ruby.

La alocución final de la fiscal Bocassini no fue nada tierna para con Berlusconi. En efecto, ella, que es una famosa jueza anticorrupción de la época de “manos limpias”, dijo que en las fiestas que se hacían en la casa de Berlusconi cerca de Milán, en la residencia de Arcore, y conocidas mundialmente como “bunga bunga”, había un diseño que promovía la prostitución. También explicó irónicamente que la condena pedida para Berlusconi se basaba en dos leyes que pretenden proteger a los menores de la prostitución, una de ellas emanadas en 2008, durante el gobierno de Il Cavaliere. “Las chicas que eran invitadas a las cenas de Arcore eran parte de un sistema que promovía la prostitución, pensado para el placer de Silvio Berlusconi”, dijo Bocassini. Era un sistema que organizaban tres personas principalmente, explicó, el manager de artistas Lele Mora, la ex consejera de la región de Piamonte Nicole Minetti y el periodista Emilio Fede, gran amigo de Berlusconi y jefe del informativo de uno de sus canales. Ellos eran encargados de conseguir las muchachas para las fiestas. Todas recibían dinero, como han demostrado las interceptaciones telefónicas ordenadas por la magistratura en su momento.

Según Bocassini, era sabido que Ruby tenía 17 años cuando por primera vez llegó a la residencia de Berlusconi en Arcore, acompañada por Fede, que había sido miembro del jurado de un concurso de belleza del que ella participó. La fiscal también aseguró que no hay dudas de que el ex premier y la joven tuvieron relaciones sexuales varias veces a cambio de dinero, entre el 14 de abril y el 2 de mayo de 2010. Y sobre la muchacha agregó que ella era muy viva y que sus padres son personas simples que no podían controlarla. “Ella logró explotar su belleza por un lado y, por el otro, el hecho de ser musulmana, presentando a su padre como una especie de patrón del que había escapado”, dijo la fiscal.

En el programa televisivo difundido el domingo por la noche en Canale 5 y titulado “La guerra de los veinte años: Ruby, último acto”, Berlusconi hizo ilustrar las tesis defensivas de sus abogados, confirmadas por lo demás por la misma muchacha objeto de sus atenciones, Ruby. En la entrevista, Berlusconi reiteró lo que ha venido diciendo a los jueces desde hace meses, que no sabía que era menor y que creía que era pariente del presidente egipcio de entonces, Hosni Mubarak, como ella le había dicho. Pero agregó un detalle poco conocido sobre el parentesco de la joven con Mubarak, argumento esgrimido por él para hacerla liberar por la policía de Milán luego de que había sido arrestada por un robo. Según Berlusconi, en una cena que compartió con Mubarak en 2010, éste le confirmó el parentesco, un hecho bastante difícil de comprobar dado que Mubarak está en la cárcel condenado a cadena perpetua y ha tenido numerosos e importantes problemas de salud desde que la “primavera árabe” egipcia lo derrocó en 2011.

En los videos del programa aparecen también las distintas salas de la Villa de Arcore, entre ellas la sala del cine, la de la música y el comedor donde se realizaban las “normalísimas” cenas, como Berlusconi y sus colaboradores las han definido en distintas oportunidades y el ex premier reiteró en la entrevista. El ex premier negó una vez más haber tenido relaciones sexuales con la joven y dijo que cuando la verdadera identidad y edad de la joven salieron a relucir, sintió que le habían tomado el pelo, porque Ruby no era en realidad sobrina de Mubarak y ni siquiera era egipcia y no tenía 24 años como decía tener.

Sobre el hecho que ha conducido a la acusación de “abuso de poder”, Berlusconi explicó que él llamó a la policía para que la liberaran porque, siendo sobrina de Mubarak, se podía crear un problema diplomático. Aunque, en realidad, sostiene la acusación, Il Cavaliere muy probablemente tuvo miedo de que toda la historia que tenía con la muchacha pudiera llegar a la prensa. “Yo nunca en mi vida he hecho presiones sobre nadie. Soy una persona que no da órdenes, sino que sabe convencer”, dijo.

Compartir: 

Twitter
 

Berlusconi calificó el pedido de la fiscal como “teoremas y falsedades inspiradas en el odio”.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.