EL MUNDO › FRANCIA INTERCEPTA Y ALMACENA DATOS MASIVOS, DICE LE MONDE

“Espía a todos sus ciudadanos”

El gobierno francés dijo que las pinchaduras se hacen por decisión del primer ministro tras la consulta de la Comisión Nacional de Control de las Intercepciones de Seguridad, que tiene después el poder de controlarlas y verificarlas.

El gobierno francés aseguró que los servicios de inteligencia del país no interceptan todas las comunicaciones. Así buscó desmentir una investigación del diario Le Monde, publicada en momentos en que París exige a Estados Unidos explicaciones después de las revelaciones de Edward Snowden. “No sólo el Estado norteamericano ha desarrollado un gigantesco aparato que permite espiar a todos sus ciudadanos y más allá. París hace lo mismo”, publicó el viernes Le Monde, tras afirmar que los servicios secretos franceses interceptan y almacenan durante años, y sin ningún control, todas las comunicaciones de Francia.

El despacho del primer ministro Jean-Marc Ayrault calificó de inexactas las afirmaciones del periódico. “Varios servicios franceses realizan intercepciones de seguridad. Esas intercepciones están regidas por la ley”, afirmó el despacho del jefe de gobierno, precisando que se hacen por decisión del primer ministro tras la consulta de la Comisión Nacional de Control de las Intercepciones de Seguridad (Cncis), que tiene después el poder de controlarlas y verificarlas.

Por su parte, el diputado socialista Jean-Jacques Urvoas, correlator de una misión de evaluación sobre el marco jurídico aplicable a los servicios de inteligencia, afirmó que los ciudadanos franceses no estaban sometidos a un espionaje masivo y permanente. “Si bien el marco jurídico relativo a las actividades de inteligencia es muy incompleto en cuanto a la permisividad para el uso de conversaciones telefónicas grabadas, la acusación de que todas nuestras comunicaciones son monitoreadas no es acorde con la realidad. Los ciudadanos franceses no están sujetos a espionaje masivo, constante y descontrolado”, escribió.

Las afirmaciones de Le Monde sobre los servicios franceses se producen en momentos en que las revelaciones del ex consultor de la Agencia de Seguridad norteamericana Edward Snowden sobre el espionaje de las comunicaciones de países e instituciones de Europa por parte de Washington provocaron la cólera de los europeos, empezando por Francia y Alemania. Según Le Monde, la Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE) colecta sistemáticamente las señales electromagnéticas emitidas por las computadoras en Francia, al igual que los flujos entre los franceses y el extranjero. Es decir, la totalidad de las comunicaciones que tienen los franceses son espiadas.

El fruto de esa colecta (mails, SMS, lista de llamados telefónicos, Facebook, Twitter) es almacenado después durante años en una de las sedes de la DGSE en París. Otros servicios, como la Dirección Central de Inteligencia Interior (DCRI) o las aduanas, sacan diariamente de ahí los datos que les interesan, siempre según el diario. “Evidentemente, no se trata de leer u oír miles de millones de comunicaciones, sino más bien de estar en condiciones de almacenar la identificación de los que llaman y los que son llamados y poder proceder después, si se necesita, a una intercepción propiamente dicha”, precisó Le Monde el viernes en un editorial titulado “¡El Gran Hermano francés los vigila!”.

“Se conocen las sólidas razones que el Estado tiene de dotarse de tal instrumento. Se adapta a las nuevas necesidades de la lucha contra el terrorismo y la gran criminalidad” escribió el diario, recordando que es misión del Estado proteger la seguridad de sus ciudadanos. “Pero en ese sentido Bin Laden ha alimentado al Gran Hermano y Al Qaida ha asestado golpes a la democracia”, recalcó el diario, evocando un instrumento de tipo totalitario y sosteniendo que se necesitan contrapoderes para contrarrestar el inmenso poder adquirido por el gobierno sobre las vidas de los franceses.

El diario Le Monde señala que la respuesta del gobierno francés traiciona los intereses nacionales. “Si las revelaciones sobre el sistema de espionaje de EE.UU. han provocado indignación en Europa, Francia sólo mostró señales débiles de protesta por dos excelentes razones: París ya sabía y ellos hacen lo mismo”, dijo. El rotativo señaló que el uso de los datos por las agencias de inteligencia francesa estaban al margen de la legalidad y requieren de un control más serio y que los políticos que conocen acerca de éste, lo han desconocido intencionalmente.

La nota cita un reporte del Comité de Inteligencia en el que se dice que “desde 2008, se ha progresado en las capacidades de compartir datos especialmente en cuanto a inteligencia electromagnética, guiado por DGSE”.

El gobierno francés no ha respondido a las solicitudes de información hechas por CNN hasta el momento.

“Como develó en enero de 2011 Wikileaks, Francia está considerada en el mundo del espionaje como una de las naciones más activas en ese campo, una apreciación que se extrajo de telegramas redactados por diplomáticos estadounidenses en Berlín”, recordó Le Monde. Aunque Le Monde no aseguró que Francia espíe de esa forma lejos de su territorio, sí detalla una larga tradición de espionaje industrial y comercial que data, al menos, de los años cincuenta del siglo XX, durante la Guerra Fría. “La DGSE pone a disposición de los responsables de las grandes empresas francesas, en una sala protegida de su sede de París, documentos comerciales confidenciales robados gracias a los potentes medios de interceptación de los que dispone la agencia francesa”, apunta el periódico.

Compartir: 

Twitter
 

El gobierno de Hollande exige explicaciones a EE.UU., pero también haría espionaje masivo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.