SOCIEDAD › CONDENA POR EL CRIMEN DE UN JOVEN PRESO EN LA COMISARIA 9ª DE LA PLATA

Tres bonaerenses con perpetua

El día de la muerte de Daniel Migone en una celda de la comisaría novena, en 2005, la versión policial dijo que se había suicidado. Ayer fueron condenados tres policías a prisión perpetua y un cuarto a diez años. Es la misma seccional en la que desapareció Miguel Bru.

 Por Carlos Rodríguez

La comisaría novena de La Plata, la misma en la que desapareció en 1993 el estudiante de periodismo Miguel Bru, fue el lugar donde murió asesinado Daniel Migone, quien había sido detenido acusado de un supuesto delito, aunque en realidad se cree que se trató de una venganza porque mantenía una relación amorosa con una mujer que era pretendida por un policía. Ayer, a más de siete años de la muerte de Migone, tres policías fueron condenados a prisión perpetua por “torturas seguidas de muerte”, mientras que le aplicaron una pena de diez años de cárcel a un jefe de la misma comisaría por “omisión de evitar las torturas seguidas de muerte”. Los jueces del Tribunal Oral Nº 4 de La Plata, Juan Carlos Bruni, Emir Caputo Tártara y Ernesto Domenech, resolvieron absolver, con voto dividido, a una oficial de servicio que también estuvo en el banquillo de los acusados.

Los condenados a prisión perpetua son los policías Luis Díaz Zapata, Daniel Guillermo Espósito y Carlos Ariel Toloza. Al policía Marcelo Enrique Falcón, jefe de turno de la comisaría en la noche del 9 al 10 de diciembre de 2005, le dieron diez años de cárcel y fue beneficiada con la absolución la oficial de servicio Valeria Maciel. El día de la muerte de Migone, en una celda de la comisaría novena, la versión policial dijo que se había suicidado, ahorcándose con su campera de jean. La autopsia demostró poco después que era un asesinato: “Murió por asfixia mecánica por compresión por el accionar de un tercero”. La víctima, además, presentaba golpes en distintos lugares del cuerpo.

Los padres de Migone, Oscar y Amabelia Carone, comenzaron un largo camino para llegar a la verdad de lo sucedido, patrocinados por los abogados de la Asociación Miguel Bru. Como la investigación no avanzaba, tuvieron que recusar y apartar de la causa a la fiscal Leila Aguilar y más tarde al juez de Garantías Néstor de Aspro. En el juicio oral, que comenzó hace dos meses, las defensas de los policías dijeron ante los jueces que sus “ahijados procesales” eran supuestas víctimas de una “causa armada” por la Asociación Miguel Bru.

Andrea Migone, hija de Daniel, quien está a punto de dar a luz a su segundo hijo, concurrió a todas las jornadas del juicio oral, acompañada por su hermano. “Se hizo justicia, no lo puedo creer. Costó afrontar todo esto, estuvimos con el corazón en la boca hasta el final”, dijo Andrea, quien se abrazó con su hermano al escuchar la sentencia; los dos lloraron. Amabelia Carone, la mamá de Daniel, señaló: “Agradezco a Dios porque por fin llegó la justicia”.

Rosa Bru, madre de Miguel, declaró luego del fallo que “desde el primer día sabíamos que a Daniel lo mataron, nos costó mucho llegar hasta acá y quizás, después de esto, podamos empezar a confiar en la Justicia”. Opinó que fue “una resolución ejemplar; han sido muchas las veces que escuchamos condenas burlonas para la familia y por eso esto fue algo histórico en muchos aspectos, estamos conformes con las condenas”.

Migone murió en una celda de la comisaría novena en la madrugada del 10 de noviembre de 2005. Lo detuvieron por el supuesto robo de un estéreo. Los policías acusados aseguraron en el juicio que eran inocentes y que estaban pagando “la culpa de ser efectivos uniformados”. El fiscal del juicio, Martín Chiorazzi, había pedido la perpetua para Díaz Zapata como autor material del crimen, y la misma sanción para Espósito y Díaz Toloza, por considerar que habían sido coautores del hecho, porque “auxiliaron” al principal imputado durante los golpes y vejámenes que sufrió Migone.

Para el oficial Falcón, solicitó diez años de cárcel, y seis años y seis meses para la oficial Maciel. El tribunal coincidió en cuatro de los pedidos, pero resolvió absolver a la mujer policía. El abogado de la familia, Fabio Villarruel, en su alegato final, pidió condenas a perpetua para los cuatro policías varones, y seis años y seis meses para Maciel. El dato significativo es que Villarruel expuso como atenuante, en el caso de Maciel, “la escala jerárquica machista que caracteriza a las fuerzas de seguridad, teniendo en cuenta que este punto la puso en una situación de desventaja respecto de las posibilidades de cambiar el curso de lo que finalmente ocurrió”, el asesinato de Migone.

Compartir: 

Twitter
 

La comisaría 9ª de La Plata tiene como antecedente la desaparición del estudiante de periodismo.
Imagen: Jorge Larrosa
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.