EL MUNDO › EN SU ENCUENTRO CON RAJOY, EL LíDER DEMóCRATA AFIRMó QUE EL RETO ES BAJAR LA DESOCUPACIóN

Obama recuerda el alto desempleo

El mandatario español señaló a su par norteamericano que las
reformas económicas emprendidas por su gobierno fueron
“absolutamente imprescindibles” y que la situación cambió en 2013.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, saludó ayer al presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, y elogió el liderazgo del político conservador. “Felicité (a Rajoy) por los progresos realizados para estabilizar la economía. Gracias por su sólido liderazgo”, dijo Obama tras el primer encuentro oficial en el Despacho Oval con el mandatario español. Rajoy confirmó que la situación de Europa y España cambió fundamentalmente el último año. “Hoy nadie tiene dudas sobre la existencia del euro, hoy nadie habla de la necesidad de rescates, hoy los mercados y las primas de riesgo están más tranquilas y ya en algunos países se empieza a hablar de crecimiento y se empieza a ver un panorama más claro para luchar contra el desempleo”, afirmó el gobernante, que ha sido fuertemente criticado por aplicar la receta del ajuste.

Aunque ambos mandatarios coincidieron en varias cumbres y citas internacionales, se trata de la primera visita oficial de Rajoy a la Casa Blanca, que demoró más de dos años en gestarse. Tras un encuentro de más de una hora en el que la economía fue el tema dominante, Obama aseguró sentirse más optimista ahora que hace un año respecto de las perspectivas de recuperación de la Unión Europea en general y de España en particular, aunque subrayó que el elevadísimo desempleo español, que trepa a más del 26 por ciento, sigue siendo el principal desafío del país peninsular. Rajoy, por su parte, señaló que las reformas económicas emprendidas por su gobierno fueron absolutamente imprescindibles y sostuvo que, gracias a ellas, hoy en día en España se afronta el futuro con más optimismo.

Las negociaciones en marcha para lograr un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos también formaron parte de la agenda de Rajoy y Obama, quienes discutieron sobre cuestiones de seguridad y defensa y de temas internacionales como el acuerdo con Irán o la situación en el norte de Africa y Medio Oriente, además del interés común por la prosperidad en América latina.

A días de que Obama dé a conocer su decisión sobre las reformas que piensa emprender en la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) tras el escándalo desatado por las filtraciones de Edward Snowden sobre el espionaje masivo a países y líderes aliados, Rajoy calificó de satisfactorias las explicaciones que su gobierno ha recibido de la administración demócrata.

El debate sobre la soberanía de Cataluña también estuvo presente en la agenda del presidente español. Rajoy señaló que los intentos secesionistas no ayudan a la recuperación económica porque generan incertidumbre y división, en referencia a una eventual independencia catalana, pero se mostró convencido de que todo eso se va a superar.

El presidente español se refirió así al ser consultado por la posibilidad de que los movimientos secesionistas entorpezcan la recuperación económica. Obama no hizo ninguna alusión a ese asunto, pero Rajoy insistió en su discurso en que confía en que finalmente impere el sentido común y lanzó una advertencia: “Cuanto más pequeño se es, mucho peor”.

Por fuera de la UE, Estados Unidos se posiciona como el primer socio comercial de España. En 2012, según el diario El País de España, las exportaciones provenientes de la Península Ibérica alcanzaron una cifra record de 9012 millones de euros, con un incremento del 14 por ciento, mientras que las importaciones sumaron 9766 millones, con una reducción del 7,5 por ciento, reflejando el repunte del consumo estadounidense, frente al estancamiento del español. Además, Estados Unidos es el segundo inversor extranjero en España, luego de Italia, con un stock acumulado de 43.000 millones. Y es el tercer destino de las inversiones españolas, después del Reino Unido y Brasil, con 48.000 millones.

El presidente del gobierno español inició la agenda de su visita a Washington honrando en un solemne acto a los soldados de Estados Unidos muertos en la guerra. Rajoy, quien llegó el domingo por la noche a la capital estadounidense, se trasladó a primera hora de la mañana de ayer al cementerio de Arlington, situado en las afueras de la ciudad y donde yacen unos 300.000 soldados estadounidenses. Allí hay también diversos memoriales y tumbas como la del que fuera presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy, asesinado hace cincuenta años en Dallas.

Rajoy fue recibido por el comandante mayor del distrito de Washington, Jeffrey S. Buchanan, quien lo acompañó hasta el lugar donde escucharon los himnos nacionales de España y EE.UU.. El mandatario español se dirigió después a la tumba del soldado desconocido por una escalinata flanqueada por militares estadounidenses. Allí depositó una corona de flores con los colores de la bandera española y una cinta con la inscripción “El presidente del Gobierno de España”.

Compartir: 

Twitter
 

Obama elogió el “sólido liderazgo” de Rajoy.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.