EL MUNDO

Protestas violentas

Manifestantes se enfrentaron ayer con la policía en las principales ciudades de Turquía horas después de la muerte de un joven de quince años que permanecía en coma desde que fuera herido por la policía, durante una ola de protestas contra el gobierno que sacudió al país el año pasado. El fallecimiento de Berkin Elvan, quien murió en un hospital de Estambul por las heridas que sufrió hace nueve meses al ser golpeado en la cabeza por un cartucho de gas lacrimógeno, parece destinado a generar una nueva ola de manifestaciones contra el primer ministro Recep Tayyip Erdogan. La historia de Elvan, que pasó 269 días en coma y que había sido herido en junio pasado mientras iba a comprar pan en momentos en que la policía reprimía una protesta en Estambul, se convirtió en un símbolo de la mano dura usada por la policía para sofocar protestas contra Erdogan desde su llegada al poder, en 2003. Ayer, la policía de Estambul usó camiones hidrantes y disparó gases lacrimógenos luego de que decenas de personas se desprendieran de un grupo de cientos que había hecho una vigilia frente al hospital y comenzara a tirar piedras y botellas a los agentes luego de que la familia de Elvan comunicara su deceso.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.