SOCIEDAD › UN TERCIO DE LAS MUJERES QUE DENUNCIAN MALTRATO VUELVEN A SER ATACADAS

La violencia que no tiene fin

La mitad de las mujeres víctimas de violencia de género denuncia su caso cuando ya se encuentra en situación grave y urgente. La mayoría de las que consultan refieren maltratos de larga data. Son datos de las presentaciones ante la Defensoría General de la Nación.

 Por Mariana Carbajal

A lo largo de 2013, las distintas oficinas de la Defensoría General de la Nación recibieron 3446 consultas y atendieron 1492 casos de violencia de género en el ámbito familiar. En su mayoría, las personas asistidas fueron mujeres (99 por ciento) jóvenes y madres, con un promedio de dos hijos a su cargo. La mitad se encontraba en situaciones de violencia grave y urgente. Una de cada tres refirió que los denunciados habían incumplido las medidas de protección dictadas en los procesos de violencia y que ellas habían padecido nuevas agresiones luego de la denuncia. Los datos son parte del informe que presentará mañana la defensora general de la Nación, Stella Maris Martínez, junto a la Comisión de Temáticas de Género del organismo, sobre el trabajo realizado por los servicios de asesoramiento y patrocinio gratuito y especializado en víctimas de violencia de género. Y pone en debate una vez más las respuestas que brinda la Justicia y cuáles son sus limitaciones y deficiencias cuando las mujeres denuncian este tipo de hechos.

En el 65 por ciento de los casos atendidos, la Defensoría otorgó patrocinio jurídico gratuito. En promedio, las oficinas recibieron mensualmente 287 casos, brindaron asesoramiento en 124 situaciones, y otorgaron 80 patrocinios al mes.

Del total, casi ocho de cada diez mujeres asistidas tenían entre 21 y 45 años. La amplia mayoría tenía nacionalidad argentina (66 por ciento) y eran madres (87 por ciento) con un promedio de dos hijos a su cargo (93 por ciento de los casos). La mitad de las asistidas por las distintas oficinas se encontraba en situaciones de violencia grave y urgente, calificadas por la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia (OVD) como de “riesgo alto o altísimo” (51 por ciento). Un 39 por ciento tenía “riesgo medio” y en una muy baja proporción llegaron casos evaluados como “bajo riesgo” o “sin riesgo”.

En la actualidad, se pudo registrar que una de cada tres mujeres refirió que los denunciados incumplieron las medidas de protección dictadas en los procesos de violencia y padecieron nuevas agresiones luego de la denuncia, lo que llevó a denunciar esa situación en los expedientes y a solicitar nuevas prórrogas para lograr medidas de protección eficaces frente a la violencia. En líneas generales, las víctimas asistidas indicaron situaciones de violencias previas, incluso de larga data. La mayoría de las consultantes refirió maltratos de una duración de entre un año y cinco años (36 por ciento). Le siguieron en prevalencia situaciones en las cuales el maltrato se mantuvo por más de diez años (21 por ciento), o entre seis y diez años (18 por ciento). Sólo el 15 por ciento de las mujeres denunció haber sufrido situaciones de violencia por un período menor al año, y fue muy infrecuente la denuncia de episodios de violencia de una única oportunidad (uno por ciento).

Si se analiza la duración del maltrato con la edad de las asistidas, se observa una tendencia de las jóvenes a denunciar tempranamente los hechos de violencia, con relación a las asistidas de mayor edad. En general, respecto de las personas asistidas con hijos/as, la violencia se extendió hacia ellas/os, ya sea porque la sufrieron de manera directa (en la mitad de los casos) o porque la presenciaron (73 por ciento de los casos).

El 95 por ciento de las denuncias involucraron situaciones de violencia psicológica, seguido en prevalencia por aquellos casos que involucraron violencia física (77 por ciento). En tanto, una cuarta parte involucró violencia sexual (25 por ciento).

El servicio de patrocinio de la Defensoría General de la Nación comenzó a funcionar en 2009, focalizado en casos de violencia en las relaciones interpersonales contra mujeres adultas. En 2012, el organismo creó el Proyecto Piloto de Asesoramiento y Patrocinio para Víctimas de Violencia de Género, para los casos de violencia de género en cualquiera de sus formas y modalidades, y se abrió una nueva oficina de atención al público. En 2013, se abrió la tercera oficina y se amplió la implementación de servicios descentralizados en algunos barrios y villas de la ciudad de Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

Del total, casi ocho de cada diez mujeres asistidas por la Defensoría tenían entre 21 y 45 años.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.