SOCIEDAD › UN GRUPO ENCAPUCHADO Y QUE FUE MUY VIOLENTO/

Asaltaron al jugador Jonathan Fabbro

El futbolista de River Plate Jonathan Fabbro, su novia, Larissa Riquelme, y su familia fueron asaltados y ferozmente golpeados ayer en una casa del barrio porteño de Villa Pueyrredón, donde se festejaban los cumpleaños de la madre y de un hermano del jugador. Los delincuentes robaron pertenencias de todos los presentes y, durante el asalto, golpearon al jugador, a un hermano y a un nene de cuatro años con síndrome de Down, y amenazaron con secuestrar a la modelo.

El hecho ocurrió alrededor de la 1.30 en la casa de la madre de Fabbro, ubicada en la calle Cochrane al 2900, donde estaba reunida casi toda la familia, para la celebración del cumpleaños de la dueña de casa y el de su hijo Darío. Los delincuentes habrían aprovechado que el volante de River y de la selección paraguaya salió un instante de la casa y, al regresar, lo encañonaron en la puerta y lo obligaron a dejarlos ingresar en la vivienda.

“Anoche era el cumpleaños de mi mamá, se junta con el mío a las doce, y se ve que tenían alguna información o algo. De repente, cuando mi hermano fue a buscar al hijo a la casa, entraron unas personas con él. Eran seis personas armadas. Una locura total”, señaló Darío Fabbro, hermano y representante de Jonathan.

“Yo tengo un hijo de cuatro años al que le pegaron una piña en la cara y le rompieron la nariz y la boca. Estaban mis tres hermanos, mis hijos, mi mamá, mi sobrina. Hasta a la perra querían matar, a todos nos pegaron. A Johnny le pegaron en la frente muchísimo”, sostuvo el hermano y agregó que a su sobrina de tres años “le pasaron un cuchillo por la garganta”.

Marta, la madre del futbolista, señaló que, en principio, cree que se trató de un robo “al voleo”, aunque admitió que los asaltantes eran demasiados. “Estábamos esperando a Jonathan y, de repente, abrieron la puerta y aparecieron todos armados y encapuchados. A mi hijo Pablo le pisaron la cabeza, a Jonathan le dieron trompadas, culatazos, de todo. A mi nieta le pusieron un cuchillo en el cuello y amenazaron con que les iban a cortar las piernas y los dedos, que se la iban a llevar si no les dábamos la plata. Había cuatro nenes que lloraban y nos decían que los hiciéramos callar, ponían la televisión a todo lo que da”, relató.

La mujer sostuvo que los delincuentes reconocieron a su hijo y a su pareja, y empezaron a decir “es Larissa Riquelme, a ésta la secuestramos, la vamos a secuestrar”, a lo que la modelo respondió que estaba embarazada y que la dejaran tranquila, para tratar de evitarlo. La modelo comentó más tarde que “los ladrones actuaron con mucha violencia, incluso amenazaron con cuchillo a una nena”.

Marta contó que, además de golpear y amenazar a los presentes, entre ellos un nene de cuatro años con síndrome de Down, los delincuentes redujeron a toda la familia, los separaron en distintos ambientes y, al irse, los pusieron a todos juntos, atados y a sus hijos además amordazados. Después, escaparon en dos vehículos: un Volkswagen Fox gris y un auto blanco del cual las víctimas no pudieron aportar más detalles.

“Se llevaron todo lo que pudieron, cámaras, teléfonos, plata. Fue un momento horrible. Nos tuvieron amenazados casi una hora”, lamentó la madre del futbolista. “Menos mal que no falló ningún detalle, porque si no esto hubiese sido una masacre”, añadió Darío.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.