SOCIEDAD › MACRI, EL AUMENTO DEL SUBTE Y LA INFLACIóN

Los números del tarifazo no cierran

Mauricio Macri admitió ayer que el aumento de la tarifa del subte dispuesto por su gobierno (a partir del viernes el viaje costará 4,50 pesos) golpeará a quienes no recibieron ajuste de salarios, pero justificó la medida en la “bestial inflación” que, según dijo, afectaría al país. La afirmación dio pie a las réplicas inmediatas: el diputado Alejandro Bodart (MST) afirmó que “para subir la tarifa un 309 por ciento en dos años, Macri dibuja una inflación a la medida de Metrovías” y preguntó si el jefe de Gobierno “va a utilizar el mismo porcentaje para las paritarias con sus trabajadores”. Bodart presentó un amparo, el lunes, contra el tarifazo en el subte, al que se sumaron ayer los legisladores Gustavo Vera y Pablo Bergel (Verde-Alameda) y el diputado (mandato cumplido) Facundo Di Filippo.

“No es un aumento, es un ajuste inflacionario”, aseguró Macri y reconoció que para quien “no le ajustaron el salario con la bestial inflación que tenemos, es un aumento real”.

“Si uno no aumenta, o lo pagan otros o se deteriora de nuevo el servicio y estamos todos comprometidos en la mejora del servicio”, afirmó Macri. “Los costos del subte están reflejando la inflación que tenemos, todas las cosas que usa el subte son importadas y, además, está el aumento de salarios. Lamentablemente, no hay otra alternativa”, aseguró.

Eduardo Epszteyn, auditor porteño por el Frente para la Victoria, respondió con datos de la propia empresa Sbase. “La tarifa aumenta el 28 por ciento para los que hacen hasta 20 viajes, que es el 52 por ciento de los pasajeros, un valor muy superior al aumento de los costos que, según Sbase, fue del 16 por ciento”, argumentó.

“El aumento de tarifas desde que asumió Macri es del 309 por ciento, muy superior al de la inflación”, dijo Epzsteyn, y aclaró que “el aumento de tarifas no va a obras, va directamente a Metrovías que, desde que firmó el contrato con la Ciudad, recompuso sus ganancias”.

Bodart, por su parte, expresó su confianza en que la Justicia “atienda las razones que planteo y antes del viernes suspenda este nuevo tarifazo”. “Con la barbaridad de subsidios que recibe la concesionaria privada, 980 millones de pesos este año, el subterráneo sería sustentable con un boleto a 1,50 peso”, argumentó. El legislador también refutó el argumento macrista de la inflación al sostener que desde noviembre (cuando se produjo la última suba) hasta hoy la inflación oficial porteña ronda el 12 por ciento y la tarifa aumenta un 28 por ciento.”

En tanto, los legisladores Vera, Bergel y Di Filippo presentaron ayer otro amparo para que se declare la “nulidad” de la resolución 1995/2014 de Sbase, que ordena el aumento. Según los amparistas, “el aumento de la tarifa de subte es ilegal en tanto que no se estableció la tarifa técnica actualizada, esto es, la tarifa que refleja el valor real de lo que cuesta el servicio de subte, y no se brindó la información adecuada para evaluar los costos del servicio en la audiencia pública, como requiere la ley”.

“Esto es importante teniendo en cuenta que Metrovías percibe todo lo recaudado por boletos, más el subsidio que cubre la diferencia entre los costos reales y la tarifa que pagan los usuarios”, consideraron los diputados en la presentación.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.