EL MUNDO › CONSTANZA MOREIRA, PRECANDIDATA PRESIDENCIAL DEL FRENTE AMPLIO URUGUAYO

“Las FF.AA. salieron ilesas del régimen”

Apoyan la candidatura de la senadora Moreira figuras destacadas como el escritor Eduardo Galeano, el cantautor Daniel Viglietti y la candidata a diputada Macarena Gelman, nieta recuperada del fallecido poeta Juan Gelman.

 Por Mercedes López San Miguel

Constanza Moreira tiene poco más de 50 años, una voz potente que parece no encajar en un cuerpo estilizado y la convicción de que ella es el relevo generacional dentro del Frente Amplio uruguayo. Moreira cerró su candidatura a las primarias de la coalición de centroizquierda en Buenos Aires, el sábado 24, para convencer a los uruguayos que viven en Argentina de viajar a votar en las internas que se realizan hoy, que son como “bailar con la hermana”, según dijo el presidente José Mujica, porque no despiertan gran entusiasmo. Moreira, licenciada en Filosofía y analista política, se enfrenta al septuagenario Tabaré Vázquez, claro favorito en los sondeos, quien alguna vez imaginó una guerra con Argentina por el conflicto con las papeleras en diálogo con George W. Bush. Apoyan la candidatura de la senadora Moreira figuras destacadas como el escritor Eduardo Galeano, el cantautor Daniel Viglietti y la candidata a diputada Macarena Gelman, nieta recuperada del fallecido poeta Juan Gelman.

Moreira defiende una política de integración, que apueste al Mercosur ampliado y que descarte coqueteos con tratados de libre comercio con Estados Unidos. La precandidata advierte que en Venezuela hay una derecha desdoblada. “Por un lado, está la derecha de Capriles, que se presentó a las elecciones municipales; por el otro hay una derecha golpista y muy desestabilizadora liderada por (Leopoldo) López, en un momento complicado económicamente.” Moreira analiza el efecto de la crisis venezolana en el debate político de su país. “Para una oposición uruguaya muy anti Mercosur la situación le viene como anillo al dedo para criticar la decisión del gobierno de apostar a la región. Todo lo que pasa en Venezuela y Argentina impacta porque aumentan los decibeles de la oposición pidiendo que Uruguay salga del bloque y se sume a la Alianza del Pacífico. Nos limita mucho.”

A la hora de hablar de la relación con Argentina, Moreira destaca la diplomacia de Mujica en contraste con el gobierno anterior del Frente Amplio (el de Tabaré). Aunque reconoce que en el último período se tensó un poco el clima a partir de la decisión de Uruguay de aumentar la producción de la papelera UPM y de la decisión argentina de prohibir el trasbordo de carga de mercaderías en puertos uruguayos. La senadora no sólo ve como problema el asunto medioambiental, aunque subraya que no se opone a ese modo de producción. “UPM está instalada en zonas francas y el Estado uruguayo no se beneficia de los impuestos que se recaudan en estas actividades. Lo mismo pasa con Montes del Plata, la segunda pastera que se instaló. Lo que está en discusión en Uruguay es que estos megaemprendimientos benefician a las casas matrices de sus países por estar en zonas francas, y que no tengan ninguna articulación productiva con el resto de las empresas o emprendimientos de la zona. Por otra parte, con la cantidad de árboles que se está plantando como resultado de las políticas de subsidio a la forestación, sería bueno tener el ciclo productivo en el país: la celulosa, después la fabricación de madera y terminar con muebles o casas. No vemos el proyecto celulósico como negativo en sí mismo.”

La cientista política lleva como una de sus banderas de campaña la propuesta de desmilitarizar Uruguay, un asunto que no se debate en el Frente Amplio, ni en muchos espacios políticos de la región. “Antes de la dictadura teníamos un presupuesto militar muy reducido, había 16 mil efectivos hacia fines de los ’60. A la salida de la dictadura eran 42 mil efectivos. A diferencia de Argentina, donde la guerra de las Malvinas produjo un colapso del actor militar, las FF.AA. uruguayas salieron ilesas del régimen, y con la ley de caducidad o impunidad tampoco estuvieron sometidas a ningún proceso político por la causa de los derechos humanos.” En concreto, la senadora critica que el presupuesto de las fuerzas armadas sea desproporcionado para las actuales circunstancias. “Es equivalente a la suma del Poder Judicial, el Legislativo y de la Cancillería; tenemos 27 mil efectivos, no hay ninguna hipótesis de conflicto que lo justifique y los militares retirados reciben una jubilación de privilegio. La jubilación de un capitán de navío puede ser de 4000 dólares al mes.” Además, las FF.AA. se quedaron con áreas enteras del Estado, como el control de la aviación civil, de la meteorología, de la marina mercante, de los parques nacionales. “Hemos luchado para que la Agencia Nacional de Meteorología vuelva a la órbita civil, y lo conseguimos después de ocho años de lucha. También quisimos debatir sobre la participación de las fuerzas en el extranjero, como es el caso de Haití.”

Con respecto al pacto de silencio que existe entre los militares sobre el pasado represivo, Moreira es categórica. “Las FF.AA. no entregaron ni una sola información fiable. Se siguen haciendo excavaciones a ciegas en los predios militares y los restos de los desaparecidos no aparecen.” El Congreso, con mayoría del Frente Amplio, aprobó una ley que deja sin efecto la caducidad o amnistía, pero la Corte Suprema consideró que artículos clave son inconstitucionales. “La sentencia de la Corte Suprema ejerce un fuerte efecto disciplinador sobre los jueces que están con las causas de los derechos humanos. El fallo se juntó con el traslado de la jueza Mariana Mota, quien tenía la mayor cantidad de causas sobre delitos de lesa humanidad. El Poder Judicial en Uruguay no experimentó cambios significativos de la dictadura a la democracia. De allí que impulsamos reformas para cambiar el sistema de designación de jueces. Estamos en plena lucha.”

En las primarias que se realizan hoy, Vázquez aparece como ganador con el 81 por ciento del apoyo frente al 15 por ciento de Moreira, según el último sondeo de Cifra. Habrá que esperar a que madure este nuevo espacio político dentro del Frente Amplio.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La senadora Moreira, del Frente Amplio, durante un debate legislativvo por el aborto legal en octubre de 2012.
Imagen: EFE
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.