EL PAíS › EL EX CANCILLER JORGE TAIANA HABLA SOBRE EL FUTURO DEL KIRCHNERISMO EN 2015

“Tenemos que escribir el segundo tomo”

El dirigente del Movimiento Evita no descartó ser candidato a presidente en las PASO del FpV, aunque dijo que es apresurado hablar de candidaturas. “Primero debatamos el contenido y después decidimos quiénes lo pueden llevar adelante”, aseguró.

 Por Julián Bruschtein

“Este espacio político está cumpliendo una etapa en la que recuperamos el Estado, en la que la inclusión es la idea central, recuperamos el tejido productivo y avanzamos en la integración regional. Ahora tenemos que dar un segundo paso más decisivo ante la etapa que se abre.” El legislador porteño Jorge Taiana, que fue canciller de Néstor y de Cristina Kirchner, analizó en diálogo con Página/12 el debate que atraviesa a las organizaciones kirchneristas y a la sociedad con la mira puesta en el 2015. “Tenemos que empezar a escribir el segundo tomo después de todo lo que hemos hecho: hay que seguir con el trabajo en negro, la economía informal, y la continuidad y profundización del desarrollo industrial que son los puntos centrales”, destacó Taiana, anticipando algunos de los puntos que deberían formar parte de un futuro programa de gobierno. “Primero debatamos el contenido de este segundo tomo, que debe tener en su interior la creación de un banco de desarrollo industrial, por ejemplo, y después decidimos quiénes lo pueden llevar adelante”, respondió ante la propuesta de un sector del Movimiento Evita que lo quiere convencer para que forme parte de los presidenciables del Frente para la Victoria.

–¿Usted cómo ve el 2015?

–Vamos a estar ante un hecho fundante, como fueron estos doce años. La prueba del cambio profundo que vive la Argentina va a estar dada cuando se traspase un país en bastantes buenas condiciones a un gobierno que sin dudas va a poder mejorar la calidad de vida de los argentinos. Tenemos que empezar a escribir este “Tomo dos” en el que el debate es a dónde queremos ir después del 2015. Hemos cumplido un camino con una serie de logros, crecimos, recuperamos la demanda, el rol del Estado, YPF, la autonomía a nivel internacional. Para qué queremos gobernar en el 2015 es lo que tenemos que discutir como proyecto de partido. Un punto importante es el de profundizar la integración regional, si no avanzamos en la cadena productiva, en el Banco del Sur, tenemos una limitación. Además tenemos que encarar algunos problemas que tiene el país como que una tercera parte de su fuerza de trabajo no tiene plenitud de derechos. Tenemos que dar una respuesta a esto porque no se da solamente con el crecimiento económico. Hemos crecido a tasas altas durante los últimos años y si bien se pudo reducir esa informalidad, tiene características similares a ciertos núcleos de pobreza y por eso requieren políticas específicas.

–¿Qué tipo de políticas propone para quien gobierne en el 2015?

–Se puede crear un ministerio de la economía popular, porque hay todo un sector de agricultura familiar, de recicladores urbanos, trabajadores informales, cooperativistas y monotributistas sociales que requieren también políticas dirigidas porque necesitamos dignificar e ir dando plenitud de derechos. Hay que pensar políticas muy orientadas, apoyo técnico y favorecer sus posibilidades de desarrollo.

–En este marco de desarrollo, ¿qué peso tiene el acuerdo del Club de París?

–Es muy importante el acuerdo porque es la continuidad de lo que se vino trabajando desde el inicio mismo del proyecto nacional y popular en el 2003. Primero fue arreglar el problema de los bancos acá, segundo fue la primera negociación de la deuda, tercero la deuda del fondo que tiene un doble sentido: pagar la deuda pero también salir de las condicionalidades de política económica que imponen los créditos del Fondo. Y después venía el Club de París, que como se demoró por la crisis del 2009, lo que se hizo en el medio fue una segunda negociación de deuda. El acuerdo es muy importante porque cierto nivel de inversión productiva es muy difícil de realizar si no tenés resuelto este problema. El Club de París funciona como un seguro para las exportaciones y para las inversiones. La principal limitación es recibir inversión extranjera directa en temas productivos, que es un tema de principal interés para nosotros porque tenemos un atraso en el desarrollo de infraestructura de más de cincuenta años.

–¿Este acuerdo puede llevar calma a la oposición, que en general apuesta al desgaste de la gobernabilidad?

–Hay una oposición que hace de la crítica constante y permanente su política central. No creo que se calmen porque se acerca un período electoral. Lo que pasa es que, insisto, cada vez está más claro que la Argentina va a lograr a fin del 2015 una cosa extraordinaria que hace más de medio siglo no sucedía. Y es que un período político como el de Néstor y Cristina den paso a otro sin caer en una crisis. La Argentina entraba en colapso cada diez años. Eso ha hecho que las estrategias políticas, de inversión, de desarrollo y de acumulación de capital por parte de los sectores empresarios también tengan un plazo corto porque todos especulan con que después de diez años todo vuela por el aire. Eso no va a pasar esta vez y esto es un logro extraordinario de esta década larga, quizás el logro más importante del gobierno de Cristina: dejar un país que va a estar más ordenado, a pesar de lo que pueda decir la oposición. Ese es un triunfo y ahí es donde se equivoca la oposición, porque especuló con que la catástrofe se iba a producir y no se produjo. Eso la descoloca mucho, porque más que planes alternativos de gobierno lo único que ha hecho es anunciar que nos va a ir mal.

–La pregunta entonces es qué se juega en la próxima elección...

–Algo muy importante, porque entre este Gobierno y el próximo va a terminar de definirse cuál es la característica del proceso de acumulación y desarrollo argentino y básicamente cómo se completa la inserción de Argentina en el siglo XXI. Es decir, se consolida desde una perspectiva parecida a la del siglo XIX, como un exportador de materias primas, no sólo de granos, sino también de recursos hidrocarburíferos como Vaca Muerta, o se logra un país con desarrollo industrial de punta, integrado y con capacitación de mano de obra, por lo tanto con demanda interna importante y con capacidad exportadora también de esos sectores industriales. Ese es el debate y los dos modelos que están en juego. Cuando se habla de restauración en la oposición es lo que piensan (el jefe de gobierno porteño, Mauricio) Macri o (el diputado del Frente Renovador, Sergio) Massa, están hablando de volver a la pureza del modelo de la generación del ’80: un país agroexportador que está a merced del mercado mundial y que produce una riqueza importante, pero que no es para todos los argentinos. Frente a eso hay un proyecto mucho más integrador, con mucha más justicia, que supone un tejido productivo complejo, un desarrollo científico tecnológico, que supone un nivel de demanda interna y por lo tanto salarios e inclusión de la población y el elemento nuevo, de los últimos años, y que hay que incorporar definitivamente al modelo que supone un nivel alto de integración regional.

–El peronismo va a hacer uso por primera vez de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO). ¿Esto contiene la interna que históricamente fue resuelta de otra forma?

–El peronismo ha tenido una historia de dirigentes máximos muy fuertes y en general son los que ordenaban el debate, pero es evidente que en esta circunstancia en la que la candidata natural, que es Cristina, no puede presentarse a una candidatura es lógico que haya una apertura a un debate más abierto que vaya definiendo la representatividad de la distintas propuestas. Porque esto no se trata de las personas, el FpV hace ya varios años que gobierna, hay un montón de logros que se pueden mostrar. Ahora, no se gana solamente con lo realizado, se gana con lo que uno propone realizar, porque lo realizado sirve para que las propuestas sean más creíbles, pero el punto central es qué queremos hacer. El debate importante no es sólo acerca de las personas que quieren encabezar un proyecto, sino que pasa en realidad por cuál es la situación de la Argentina y cuáles son las tareas que debe encarar el próximo gobierno.

–¿Cuáles le parecen que podrían ser los ejes de un próximo gobierno?

–Tenemos un tema pendiente en cuanto a desarrollo industrial. Se han dado pasos muy importantes pero necesitamos tener un banco de desarrollo, no hay país en el mundo que se haya desarrollado sin un banco de desarrollo industrial. Es en el desarrollo industrial y en el fortalecimiento de las pymes, donde está el grueso del empleo y tenemos que darle apoyo técnico y coordinarlo. Un segundo punto es fortalecer el desarrollo de ciencia y tecnología, para eso la Presidenta creó el ministerio, para que contribuya eficazmente al desarrollo de la innovación tecnológica puesto al servicio de la producción. Y todo esto requiere una reforma tributaria imprescindible. Tenemos un sistema muy regresivo basado en impuestos indirectos. Había razones que no permitían realizar estos cambios, pero en una segunda etapa esto es necesario. También una ley de servicios financieros que regule el sector y una ley de inversiones extranjeras que contenga el marco de a dónde queremos ir como país.

–El FpV ya tiene varios precandidatos y un espacio importante del Movimiento Evita impulsa su candidatura. ¿Aceptaría dar la pelea para que su nombre esté en las PASO del año que viene?

–Es una discusión apresurada la de los precandidatos. Respeto a todos, pero todavía falta mucho. Lo que se está debatiendo es en qué se ponen de acuerdo distintos sectores como el Evita, sectores sindicales, empresarios, intelectuales, de los movimientos sociales. Hay que ponerse de acuerdo sobre las ideas y propuestas que hay que empujar y cuáles son las prioridades y banderas que queremos que se lleven adelante en el próximo período. Si eso tiene que representarlo algún compañero en particular es una segunda discusión. Es más importante en qué medida desarrollamos este segundo tomo de lo que queremos como gobierno. Tengamos ese segundo tomo y después pensamos quiénes pueden ser los autores.

Compartir: 

Twitter
 

El legislador porteño Jorge Taiana, impulsado por un sector del Movimiento Evita para el 2015.
Imagen: Arnaldo Pampillon
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.