EL PAIS › ANTE EL LLAMADO A ESCRACHAR A JUECES Y SUS HIJOS

El repudio de Freiler

El camarista Eduardo Freiler consideró “atroz” que, ante el rumor de que la Sala I de la Cámara Federal porteña iba a desplazar al juez Ariel Lijo de la causa Ciccone, el periodista Jorge Lanata haya alentado escraches en su contra y de los otros jueces que integran ese tribunal y también contra sus hijos. Freiler señaló, por otro lado, que “no sorprende” que Lijo haya llamado a indagatoria al vicepresidente Amado Boudou porque la decisión se encuentra “dentro de las facultades” del juez.

Freiler repudió ayer los rumores sobre una presunta destitución del magistrado y rechazó las denuncias públicas que sobre eso realizaron las diputadas nacionales Laura Alonso, del PRO, y Patricia Bullrich, de Unión-PRO. Los rumores fueron “insólitos”, señaló el camarista, y calificó de “atroz” al pedido de escrache realizado por Lanata en su contra y de los otros camaristas Eduardo Farah y Jorge Ballestero, además de amenazar con exponer a los hijos de los magistrados.

“Cuando este tipo de agresión clara está dirigida contra los hijos me parece algo inédito, ni siquiera se hizo en la dictadura”, puntualizó.

Tal como hicieron referentes del oficialismo el viernes pasado, cuando se hizo pública la decisión de Lijo de convocar a Boudou a indagatoria el próximo 15 de julio, el senador del Frente para la Victoria Marcelo Fuentes consideró ayer que lo resuelto por el magistrado responde a un “linchamiento mediático”. “No creo que haya existido en la historia argentina la cantidad de tapas que el diario Clarín y programas le han dedicado a la figura del vicepresidente”, cuestionó el senador.

En tanto, una de las voces de la oposición que siguieron cuestionando al vicepresidente fue la diputada nacional del Frente Amplio Unen Margarita Stolbizer, que calificó la resolución judicial como “clarísima y durísima”. “Esto confirma todo lo que nosotros planteamos en su momento, que había un plan para quedarse con la máquina de hacer cheques”, sostuvo la legisladora.

Por otro lado, el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consideró que “es una decisión personal” de Boudou seguir en su cargo o pedir licencia por la citación a indagatoria. El funcionario macrista pidió también “dejar que la Justicia investigue, vaya a fondo” y reclamó “no condicionarla en lo más mínimo”.

En cambio, desde la izquierda, el dirigente del Partido Obrero Jorge Altamira pidió la renuncia de Boudou para que pueda “ser juzgado como cualquier ciudadano de a pie”, porque consideró que como vicepresidente “goza de los privilegios del poder para defenderse”.

“Es un caso bastante claro, pero lo han estado manipulando políticamente durante mucho tiempo”, añadió Altamira en referencia a la causa judicial por la que se lo investiga a Boudou y concluyó que el vicepresidente “se tiene que ir”.

En la misma línea, el jefe del bloque del Frente Renovador en la Cámara de Diputados, Darío Giustozzi, sostuvo que Boudou “hace rato tendría que haber dado un paso al costado y pedir licencia” por el caso Ciccone. “Es una cuestión ética”, remarcó el diputado massista.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.