EL MUNDO › TRAS LA APROBACIóN DE LA LEY DE TELECOMUNICACIONES EN MéXICO

El magnate Slim achica su imperio

El Congreso de México aprobó ayer una histórica reforma a las telecomunicaciones para regular a las empresas dominantes como Televisa y América Móvil, del magnate Carlos Slim, que se adelantó anunciando una venta de activos para librarse de algunas restricciones de la nueva legislación. Después de una maratónica sesión que comenzó el martes al mediodía y se prolongó hasta ayer a la mañana, la Cámara de Diputados aprobó por abrumadora mayoría la letra chica de la reforma, que ya había sido avalada por el Senado, y la envió al presidente Enrique Peña para su promulgación.

La norma obliga al gigante de las telecomunicaciones América Móvil, que controla un 70 por ciento del mercado de telefonía móvil y la mayor parte del de telefonía fija, a compartir parte de su red con competidores y eliminar la tarifa de interconexión que cobra a otras empresas. Además la fuerza a desbloquear equipos de telefonía móvil, acelera la portabilidad de números –que permite a usuarios migrar de proveedor llevándose su número– a no más de 24 horas y eliminará cargos como la larga distancia nacional. Mientras los legisladores debatían el martes, América Móvil anunció un plan para vender activos y reducir su participación en el sector a menos de un 50 por ciento, lo que podría quitarle la etiqueta de jugador dominante y abrirle la puerta para proveer otros servicios que en la actualidad no puede ofrecer.

“Aquí en el Congreso todavía no acabamos de discutir las reservas, nos faltan varias horas, pero apenas votamos en lo general y América Móvil ya sacó un comunicado”, dijo durante el debate la diputada izquierdista Luisa María Alcalde, del opositor Movimiento Ciudadano. El asesor jurídico del presidente Peña Nieto, Humberto Castillejos, expresó que la firma continuará siendo considerada preponderante hasta que culmine el proceso de desincorporación, el cual deberá contar con el visto bueno del regulador del sector y no podrá afectar a los usuarios de menor capacidad económica.

La reforma también incluye obligaciones más estrictas para Televisa, del empresario Emilio Azcárraga, un rival de negocios de Slim. El gigante de medios ahora debe ofrecer sus contenidos nacionales de TV abierta sin costo a operadores de TV paga y abrir partes de su infraestructura a otras emisoras. Pero algunos analistas y legisladores opositores aseguran que hay elementos poco claros o controversiales en la ley que podrían permitir a Televisa seguir su expansión en algunos mercados como la televisión por cable, al punto de que bautizaron la iniciativa como la Ley Televisa. Televisa tiene más de 60 por ciento de la audiencia de la televisión abierta de México y también es el mayor operador de cable.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.