EL MUNDO › ROUSSEFF AVENTAJA A NEVES EN LAS úLTIMAS ENCUESTAS CON SU APUESTA DE GANAR VOTOS EN EL SUDESTE DE BRASIL

Subió Dilma y por eso cayó la Bolsa paulista

La curva declinante de las acciones es inversa al desempeño alcista de las intenciones de voto de la candidata con vistas al ballottage del domingo. Datafolha y Vox Populi le atribuyen el 52 por ciento contra el 48 de Aécio Neves.

 Por Darío Pignotti

Desde Brasilia

Taquicardia en la Bolsa de Valores de San Pablo. Luego del repunte de la candidata a la reelección Dilma Rousseff en tres encuestas divulgadas el lunes, la ronda de negocios paulista cayó el 3,44 por ciento, con lo que acumula un retroceso del 5,94 por ciento en los dos primeros días de la semana.

La curva declinante de las acciones es inversa al desempeño alcista de las intenciones de voto de la candidata del Partido de los Trabajadores (PT) con vistas al ballottage del domingo, según las encuestadoras Datafolha y Vox Populi, que le atribuyen el 52 por ciento contra el 48 de Aécio Neves, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB).

Bajaron 6,92 puntos los papeles de Petrobras y 6,77 los del Banco de Brasil, dos empresas estatales que continuarán siéndolo si vence Rousseff, pero están expuestas a eventuales procesos de desnacionalización si es electo Neves, cuyo ministro de Hacienda será Arminio Fraga, quien anticipó un ajuste al uso de los gobiernos neoliberales de la década del ’90.

Dilma dijo ayer en el estado de Pernambuco que Fraga fue titular del Banco Central durante la gestión del ex presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), período en el se “desmantelaron” las instituciones financieras dependientes del gobierno.

Luiz Inácio Lula da Silva reforzó: “La gente tiene que escoger si vota al candidato de los banqueros o a la candidata de los brasileños... Aécio no es un hombre respetable... El no respeto a la presidenta” en los debates televisivos. El líder del PT y la candidata recorrieron el estado de Pernambuco, él único de la región nordeste, la más pobre del país, donde el PT fue derrotado en el primer turno.

Con Lula, que sigue siendo un tractor a la hora de recolectar votos, el PT apuesta fundamentalmente a recuperar posiciones en la región sudeste, con el rico y populoso San Pablo (40 millones habitantes), donde Dilma creció 5 puntos en la última semana de acuerdo con Datafolha.

Además de los sondeos de Datafolha y Vox Populi, ambos ubican a Dilma con 4 puntos de ventaja, también se publicó la proyección de la consultora MDA, donde la petista vencería con el 50,5 por ciento ante el 49,5 de su rival. Y se espera que hoy se publique una nueva consulta de Datafolha y otra de Ibope, que seguirán realizando consultas hasta el domingo del ballottage.

De todos modos, las últimas proyecciones son insuficientes para dar por cierta la victoria de la presidenta, pues se trata de escenarios elaborados dentro de márgenes de error que son de 2 puntos para más y para menos en Datafolha, y 2,2 en las otras dos empresas.

Lo que preocupa a los operadores y banqueros es la hipótesis de que Dilma haya frenado el ascenso meteórico con que Neves emergió luego del primer turno del 5 de octubre, cuando luego de dejar atrás a la ambientalista Marina Silva, saltó el 51 por ciento de intenciones de voto y parecía que su popularidad no dejaría de crecer hasta el ballottage.

Una columnista del diario Folha escribió que este distanciamiento de Dilma a pocos días del banderazo de llegada puede compararse a lo ocurrido en la reñida campaña de 1989, cuando Fernando Collor de Mello se despegó de Lula precisamente una semana antes de la segunda vuelta, tendencia que fue detectada por Datafolha.

En el PT conmemoraron ayer los resultados de las encuestas sin olvidar las previsiones erradas publicadas antes de la primera vuelta. “Sabemos que no nos podemos guiar sólo por las encuestas, la realidad es que a pesar de los errores que cometieron, la gente sigue tomándolas en cuenta, y nuestros militantes se entusiasman y salen con más fuerza”, declaró ayer el senador Humberto Costa, jefe del bloque petista.

Hasta el domingo la campaña seguirá librándose en dos terrenos, la televisión y los actos callejeros.

En la disputa mediática, Aécio juega con la ventaja de tener a las empresas periodísticas de su lado, en los mitines Dilma es más fuerte porque cuenta con la militancia del PT y un orador inspirado como es Lula, que ayer arrancó aplausos y vivas del público en Pernambuco.

“Me despido diciéndoles que ustedes tienen la obligación de darme como regalo de cumpleaños la elección de Dilma, porque yo cumplo (69) años el lunes” 27 de octubre, afirmó Lula.

Compartir: 

Twitter
 

Lula y Dilma de campaña en Pernambuco, el único estado donde el PT fue derrotado en primera vuelta.
Imagen: Télam
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.