EL MUNDO › LA CUMBRE ENTRE LOS MANDATARIOS COLOMBIANO Y VENEZOLANO BUSCA SOLUCIONAR LA CRISIS FRONTERIZA

Santos y Maduro se ven en Quito

Después de un mes de conflicto, ambos presidentes se mostraron receptivos. Maduro hizo un llamado a la unión entre Colombia y Venezuela, y Santos dijo que viaja para “encontrar soluciones concretas que permitan una frontera sana y abierta”.

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Nicolás Maduro, se reúnen hoy en Quito, por primera vez desde el 19 de agosto, cuando la relación entre sus gobiernos entró en crisis por la decisión de Venezuela de cerrar la frontera que comparten. Ambos mandatarios llegarán al mediodía a Quito y se trasladarán al palacio presidencial de Ecuador, donde a partir de las 14 hora local (las 16 en la Argentina) conversarán en presencia de sus colegas de Ecuador y Uruguay. Rafael Correa y Tabaré Vázquez serán testigos de la reunión que ambos facilitaron en su condición de mandatarios de los países que, respectivamente, ejercen la presidencia temporal de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). Aunque el comunicado oficial de la cancillería de Ecuador anunció que la reunión servirá para tratar “asuntos de interés bilateral”, el único punto de la agenda a abordar será el conflicto diplomático surgido por la situación en la frontera colombiano-venezolana.

Los mandatarios asistentes mostraron su disposición a lograr ese objetivo. En sus cuentas en Twitter, Maduro hizo un llamado a la unión entre Colombia y Venezuela “para construir la paz perpetua”; Santos afirmó que va a Quito “para encontrar soluciones concretas que permitan una frontera sana y abierta”. En tanto, Correa recordó el sábado “la declinación de legítimas exigencias” que hicieron sus colegas de Colombia y Venezuela para facilitar el éxito del diálogo. “Nuestra gratitud, porque pese a que cada uno tenía sus legítimas aspiraciones, el presidente Santos y el presidente Maduro atendieron sin condiciones y con gentileza la invitación”, subrayó el mandatario y auguró que en la cita de Quito, “Dios mediante, se superarán los problemas que han surgido en la frontera colombiano-venezolana”.

Según la cancillería ecuatoriana, la actividad de los presidentes en Quito será reservada, aunque se establecerán “momentos de prensa” únicamente para cámaras fotográficas y de video, mientras la Secretaria de Comunicación de Ecuador (Secom), transmitirá en señal “única” lo relativo al encuentro. El conflicto comenzó el 19 de agosto, cuando Maduro ordenó el cierre de los pasos fronterizos que unen al departamento colombiano Norte de Santander y al estado venezolano Táchira, tras informar de un ataque de paramilitares colombianos contra tres militares venezolanos y un civil. Desde entonces decretó el estado de excepción en dos decenas de municipios –con la suspensión de garantías constitucionales–, decisión que argumentó en el marco de una lucha de su gobierno contra el hampa y los grupos irregulares, y expulsó a 1482 ciudadanos colombianos, según datos brindados por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

Paralelamente, otros 19.952 colombianos regresaron a su país por temor a recibir represalias en territorio venezolano, según la misma fuente, lo cual causó una crisis humanitaria, de acuerdo con el gobierno de Colombia y varios organismos internacionales. En total son 23 los municipios entre Zulia (10), Táchira (10) y Apure (3) en los que se cerró la frontera, en el caso de ser limítrofes, y en los que se decretó el estado de excepción, dejando dos terceras partes de los 2219 kilómetros de divisoria con Colombia bajo estas medidas.

En ese contexto, Colombia denunció que al menos en tres ocasiones aviones militares venezolanos invadieron su espacio aéreo, y Caracas reportó el viernes pasado que una aeronave de su Fuerza Aérea se estrelló cerca de la frontera. Maduro culpó a Colombia de la situación que se vive en esas zonas limítrofes y aseguró que mantendrá las medidas hasta que se consiga una frontera de paz. Santos, por su parte, reclamó el respeto de los derechos humanos para sus compatriotas expulsados y lanzó una batería de medidas económicas que buscan aliviar la economía de las regiones fronterizas de su país, afectadas por el cierre de los pasos fronterizos.

Desde el comienzo del conflicto, las cancilleres colombiana María Angela Holguín y venezolana Delcy Rodríguez se reunieron dos veces para tratar el asunto. Tras el primer encuentro –que tuvo lugar el 26 de agosto, en Cartagena de Indias, Colombia– se anunciaron dos acuerdos que no se cumplieron y por ello no volvieron a conversar hasta el 12 de este mes, en Quito, cuando decidieron trasladar los avances de las conversaciones a sus presidentes.

Compartir: 

Twitter
 

Santos y Maduro en el pasado, antes de enemistarse por el asunto fronterizo.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.