EL MUNDO › EL MANDATARIO DE EE.UU. ANUNCIó QUE LEVANTA EL EMBARGO DE ARMAS DESPUéS DE 50 AñOS

Obama da vuelta la página con Vietnam

De visita en el país asiático, el presidente norteamericano dijo que su decisión de levantar la prohibición de venta de armas es consecuencia de la completa normalización de la relación bilateral.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, levantó ayer el embargo de armas a Vietnam después de 50 años, decisión histórica que anunció durante una visita al país asiático.

“Estados Unidos levanta completamente la prohibición de venta de equipamiento militar a Vietnam”, confirmó Obama durante una rueda de prensa junto a su homólogo vietnamita, Tran Dai Quang, en el primero de los tres días de su visita oficial en el país asiático. El mandatario estadounidense precisó que esta decisión es “consecuencia de la completa normalización” de las relaciones entre ambos países después de décadas de esfuerzos, y mostró su voluntad de profundizar en la cooperación militar.

Aunque advirtió que cada venta de armamento estará sujeta a estrictos controles relacionados con los derechos humanos, subrayó que la medida “permite a Vietnam obtener el equipamiento necesario para defenderse y elimina un vestigio de la Guerra Fría”.

Algunos analistas vinculan esta decisión con la creciente tensión entre Vietnam y China por la soberanía de las islas Paracel y Spratly, en el mar de China Meridional, pero Obama negó cualquier relación con ese litigio, y eludió pronunciarse al respecto. “Estados Unidos no se pone de lado de nadie, pero apoyamos que el conflicto se resuelva por la vía diplomática”, apuntó. Tanto Vietnam como Estados Unidos rechazan el reclamo chino de soberanía sobre un 80 por ciento de esa zona marítima, que es muy rica en materias primas.

El mandatario estadounidense reconoció que su país mantiene diferencias con Vietnam en materia de derechos humanos, pero eludió profundizar en el tema y se limitó a señalar que la cooperación económica puede forzar al gobierno de Hanoi a mejorar en el respeto a los derechos humanos.

En este punto, insistió en la importancia de impulsar el Acuerdo de Asociación Transpacífica (TPP), un tratado de libre comercio entre países de Asia, América y Oceanía firmado por Vietnam el pasado febrero pero aún no ratificado por el Congreso estadounidense.

“El TPP puede provocar reformas que garanticen los derechos de los trabajadores vietnamitas”, sostuvo.

Obama había sido recibido ayer por la mañana en Hanoi con honores militares en la explanada del Palacio Presidencial, cerca del mausoleo del líder revolucionario Ho Chi Minh. Durante la ceremonia de bienvenida, celebrada al aire libre en medio de un calor sofocante, el canto de las cigarras casi no permitía escuchar los himnos nacionales de los dos países.

La explanada alrededor del Palacio Presidencial estaba acordonada en un amplio radio. Niños vestidos de rojo, blanco y azul saludaban al presidente estadounidense ondeando banderitas. Obama es, tras Bill Clinton y George W. Bush, el tercer presidente estadounidense que visita el país asiático desde el fin de la Guerra de Vietnam, en 1975.

A diferencia de sus antecesores, Obama hizo pocas referencias al conflicto, aunque sí anunció que Estados Unidos financiará un programa de limpieza de la antigua base aérea de Bien Hoa, una de las zonas más contaminadas por el Agente Naranja, un gas tóxico que utilizó Washington durante la guerra de Vietnam. Washington y Hanoi restablecieron en 1995 relaciones diplomáticas, más de 20 años después del final de la guerra que los enfrentó. Desde entonces el intercambio comercial entre ambos países fue en rápido aumento.

Por su parte y conocida la noticia, el gobierno chino manifestó su satisfacción, aseguró que el embargo “nunca debería haber existido” y deseó que su anulación “conduzca a la paz regional y a la estabilidad”.

Esas fueron las palabras de una portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Hua Chunying, al ser preguntada en una rueda de prensa por el anuncio realizado por Obama.

“Aplaudimos la normalización del desarrollo de las relaciones entre Estados Unidos y Vietnam”, subrayó la portavoz, quien añadió que “el embargo de armas es un producto de la Guerra Fría, y nunca debería haber existido”. Preguntada acerca de cómo ve que Hanoi, con quien Beijing mantiene disputas territoriales en el mar de China Meridional, aparentemente busque una relación más cercana con Washington, Hua repitió que, “como país vecino, damos la bienvenida a las relaciones cooperativas entre Vietnam y otros países”.

Estados Unidos levantó parcialmente el embargo en 2014 para ciertos artículos relacionados con la defensa marítima, un asunto clave para el gobierno vietnamita por la tensión que mantiene con China por la soberanía de las islas Paracel y Spratly en el mar de China Meridional.

China, Vietnam y Taiwán se disputan esas islas cuyo territorio ha sido la causa principal del aumento de la tensión entre Beijing y Hanoi en los últimos años.

Hoy Obama se reunirá con representantes de la sociedad civil antes de pronunciar un discurso dirigido a la población vietnamita y de volar a Ho Chi Minh, la antigua Saigón, donde mantendrá encuentros con empresarios y terminará su visita mañana con la inauguración de una universidad estadounidense.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, recibió a su par estadounidense.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.