EL MUNDO › SE APROBO LA DESTITUCION DE EDUARDO CUNHA, EX TITULAR DE LA CAMARA BAJA

Una Cunha en el gobierno de Temer

El adalid del juicio contra Dilma puede ser destituido por falta de decoro. Está acusado de corrupto y mentiroso.

El Consejo de Etica de la Cámara de Diputados aprobó ayer por 11 votos a favor y 9 en contra la destitución por falta de decoro de Eduardo Cunha, titular suspendido de la Cámara baja, procesado por corrupción y por mentir ante el Congreso sobre la existencia de cuentas en Suiza.

Cunha es “el” hombre clave del Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB) del presidente interino Michel Temer y está considerado el comandante del juicio político a Dilma Rousseff, suspendida del cargo. Sobre él pesa un pedido de captura hecho por el fiscal general, Rodrigo Janot, y ayer el Banco Central le cobró una multa de unos 350 mil dólares por haber omitido sus cuentas en el exterior. La comisión, después de ocho meses de trabajo, un record para este tipo de trámite (el proceso de desafuero de Dircéu duró 50 días), determinó por mayoría que Cunha mintió ante el Congreso sobre la posesión de cuentas en el exterior. El proceso contra el diputado fue aplazado innumerables veces a través de maniobras comandadas por el correligionario del presidente Temer. El voto clave fue el de la diputada evangélica Tia Enron, del Partido Republicano Brasileño, una aliada de Cunha que dijo que nadie manda en su conciencia y le dio el empujón final.

El futuro del suspendido presidente de la Cámara de Diputados debe ser votado en el plenario del Congreso, donde Cunha tiene férreos enemigos entre el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, el resto de la izquierda y en el derechista Demócratas, que forma parte del gobierno interino de Temer. El instructor de la acusación en la comisión, Marcos Rogerio, afirmó que el legislador montó una verdadera fiesta de testaferros creados para esconder la existencia de cuentas en Suiza.

Cunha abrió un pedido de juicio político contra la presidenta el 3 de diciembre, luego de que el PT se negara a protegerlo en el Consejo de Ética y votar a favor de su destitución por haber mentido sobre las cuentas en Suiza.

Entre los que lo apoyaron en el consejo se destacó Sérgio Moraes, del derechista Partido Laborista Brasileño (PTB), aliado de Temer, quien afirmó que Cunha logró sacar del gobierno al PT. “Dilma quería transformar Brasil en Cuba o Venezuela, el país no tenía un hombre de coraje para salir de la crisis. Eso se lo debe el país a Cunha, haber sacado al PT del poder”, dijo, exaltado, el diputado Moraes.

Cunha tiene cinco días para pedir una revisión de la decisión del Consejo de Ética ante la Comisión de Justicia, que apenas revisa temas de procedimiento, tras lo cual la votación para definir la destitución del mandato parlamentario irá para el plenario de la Cámara de Diputados.

Cunha está procesado en la Operación Lava Jato por la Suprema Corte, sobre desvíos en Petrobras, por haber recibido sobornos de cinco millones de dólares en la negociación de un contrato de la empresa petrolera y también por una serie de corruptelas en la construcción del Porto Maravilha, el modernizado puerto de Rio de Janeiro construido para los Juegos Olímpicos. El Supremo Tribunal Federal el mes pasado lo suspendió del cargo de presidente de la Cámara de Diputados. “La única sanción posible es la pérdida de mandato”, dijo el instructor del caso en su alegato final.

Para completar un día aciago, ayer la Justicia Federal del estado de Paraná bloqueó los bienes de Cunha y le levantó el secreto bancario. El mismo fuero procesó esta semana a la esposa de Cunha, la presentadora de noticias de Globo Claudia Cruz, por lavado de dinero.

Compartir: 

Twitter
 

Cunha y su mujer, Claudia Cruz, periodista de Globo, están procesados por lavado de dinero.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.