DEPORTES › ARGENTINA Y CHILE, LOS CANDIDATOS QUE NO DECEPCIONARON EN EL ARRANQUE

El corto camino hacia el título

Los dos equipos que jugaron la final de la última edición de la Copa América fueron de los más sólidos de la primera fase del torneo Centenario, en la que además sorprendieron Perú y Venezuela. Completan los ocho mejores Estados Unidos, Colombia, Ecuador y México.

 Por Facundo Martínez

Con la victoria de Argentina sobre Bolivia se cerró anoche la fase de grupos de la Copa América Centenario, la polémica edición del torneo que en la previa arrasó con una decena de dirigentes del fútbol sudamericano y centroamericano, y un puñado de empresarios, acusados todos por corrupción por parte de la justicia estadounidense; y ya en competencia, se llevó también los sueños de Brasil y Uruguay, entre los candidatos al título, y de Paraguay, más allá de que el equipo guaraní no atraviesa su mejor momento.

En el grupo B, Brasil –que ayer despidió a su entrenador Dunga (ver página 28)– cosechó 4 puntos, productos de un empate (0-0 con Ecuador), una victoria (7-1 con Haití) y una derrota (1-0 con Perú, con gol con la mano de Ruidíaz ), y quedó debajo de Perú, que terminó como puntero y que en cuartos se medirá el viernes frente a Colombia, y debajo de Ecuador, segundo, que por la misma instancia se medirá mañana con Estados Unidos.

Uruguay, en el Grupo C, apenas sumó un triunfo 3-0 frente a Jamaica, que no sirvió de nada porque el equipo del Maestro Tabárez ya había llegado a ese duelo eliminado tras las caídas frente a México (3-1) en el debut y ante Venezuela (1-0) en la segunda fecha. La sorprendente eliminación tuvo como dato radical la inentendible decisión de Tabárez de no poner un solo minuto en la cancha al goleador del Barcelona, Luis Suárez, a quien los televidentes si pudieron ver mascullando bronca sentado en el banco de suplentes.

Lo de Paraguay, en el Grupo A –el de la muerte–, fue todavía peor. El equipo de Ramón Díaz, de flojo andar en las Eliminatorias Sudamericanas, terminó su zona con apenas un punto, por el empate con Costa Rica en la primera fecha, y luego cayó frente a Colombia (2-1) y desperdició su última chance en la tercera fecha, donde cayó con el equipo anfitrión (1-0).

El únicos entre los candidatos que no decepcionaron en la primera fase fueron los que integraron el grupo D, Argentina y Chile. El equipo de Martino ganó todos los partidos que jugó: 2-1 a Chile en el debut, 5-0 a Panamá con el ingreso de un Messi inspirado, y con un equipo alternativo, y apenas un tiempo de Messi sin tanto brillo, venció anoche por 3-0 a Bolivia. Y el de Pizzi se recuperó de la caída en el debut con un triunfo sobre Bolivia (2-1), con algo de ayuda del árbitro estadounidense Jail Marrufo que le regaló un penal en el último minuto de ocho adicionados, y selló ayer con una clara victoria por 4-2 ante Panamá (ver página 28).

La segunda fase del torneo, la verdadera Copa América Centenario, arrancará mañana y el equipo del Tata Martino asumirá esta nueva etapa como máximo candidato. Además de sus propias virtudes y de la calidad de sus jugadores, al equipo argentino el cuadro que tiene por delante se le presenta como una inmejorable oportunidad para conquistar el título que ganó por última vez en 1993, hace ya 23 años.

Su primer encuentro de eliminación directa será recién el sábado, a las 20 horas en Foxborough frente a la sorprendente Venezuela.

Eso sí, más allá de los resultados favorables, la Selección deberá continuar ajustando su funcionamiento, ya que en lo que va del certamen ha mostrado diferentes caras. Contra Chile, su partido más complicado, sufrió bastante en defensa, más que nada en la primera parte, cuando los delanteros del conjunto de Juan Antonio Pizzi aceleraban en ataque; y, en la segunda, encontró el resultado con dos buenas combinaciones entre Di María y Banega, y no mucho más. Algo similar pasó frente a Panamá. Argentina comenzó ganando 1-0 con gol de Otamendi y luego debió esperar más de 50 minutos, hasta el ingreso de Messi en la segunda parte, para liquidarlo como correspondía en un duelo entre equipos de distintas jerarquías.

Si el sábado la Selección se impone frente a Venezuela, que a priori se le presenta como un rival accesible, el martes 21 en semifinales deberá sortear otro encuentro ganable en los papeles ante el vencedor entre Estados Unidos y Ecuador. Y, en el caso de que avanzara a una hipotética final, su rival saldría de los cruces entre Perú-Colombia y México-Chile, y de los ganadores de estas llaves entre sí.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.