EL MUNDO › DESDE NUEVA YORK, EL PRESIDENTE DE EE.UU. LLAMó A RESISTIR EL TERRORISMO

Obama insistió en no sucumbir al miedo

Mientras el presidente hablaba, las autoridades confirmaron el arresto de un sospechoso que estaba siendo buscado por la policía y el FBI por su posible conexión con las explosiones ocurridas en el fin de semana.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió ayer a los ciudadanos de su país que no sucumban al “miedo” tras la serie de ataques de este fin de semana en Nueva York, Nueva Jersey y Minesota, investigados por las autoridades como posibles ataques jihadistas.

Obama ofreció una breve declaración a la prensa desde un hotel de la ciudad de Nueva York, donde se encuentra para participar en la Asamblea General anual de la ONU, que comienza mañana. “En momentos como éstos creo que es importante recordar lo que los terroristas y extremistas violentos están tratando de hacer. Están tratando de hacer daño a personas inocentes, pero también quieren inspirar miedo en todos nosotros”, dijo Obama. “Todos tenemos un papel que jugar como ciudadanos en asegurarnos de que no sucumbimos a ese miedo”, insistió el mandatario. Obama subrayó que ningún individuo ni organizaciones como el Estado Islámico (EI) “pueden en última instancia socavar” el modo de vida y los valores estadounidenses, y que ése es “el tipo de fuerza que va a ser absolutamente crucial no sólo en los próximos días, sino también en los años por venir”.

“Hay que mostrar a aquellos que quieren hacernos daño que nunca nos van a vencer. Ese será el ingrediente más importante para derrotar a aquellos que lleven a cabo actos terroristas contra nosotros”, insistió.

Mientras el presidente hablaba, las autoridades estadounidenses confirmaron el arresto de un sospechoso que estaba siendo buscado por la policía y el FBI por su posible vinculación con la explosión de varios artefactos en Nueva York y Nueva Jersey. Se trata de Ahmad Khan Rahami, un hombre de 28 años de origen afgano y con pasaporte estadounidense, y que fue detenido por la policía después de un tiroteo en la ciudad de Linden, en el estado de Nueva Jersey. Rahami era buscado para ser interrogado sobre el atentado de bomba en el barrio de Chelsea.

La hipótesis policial es que Rahami es el hombre que aparece en videos grabados por cámaras de seguridad en la calle 23 del barrio de Chelsea, donde el sábado estalló un artefacto que hirió a casi una treintena de personas, y en la calle 27, donde poco después se localizó una bomba armada en una olla a presión, a cuatro cuadras de la estación, que fue desactivada.

Las autoridades en Nueva Jersey también creen que puede estar vinculado con la explosión de un artefacto en la mañana del sábado en la localidad de Seaside Park, que no provocó heridos pero llevó a cancelar una carrera caritativa del Cuerpo de Marines.

Según Obama, inicialmente las autoridades no encontraron ninguna “conexión” entre lo ocurrido en Nueva York y Nueva Jersey y el ataque en un centro comercial de Minnesota, perpetrado el sábado por un supuesto simpatizante jihadista y que causó nueve heridos.

Obama recordó que el FBI está investigando los ataques en el centro comercial St. Cloud, Minnesota, como un “posible acto de terrorismo”. Nueve personas fueron heridas el sábado en St. Cloud antes de que un policía que estaba fuera de servicio disparara y matara al atacante, de 22 años, identificado por los medios locales como el somalí-estadounidense Dahir Adan. Una agencia de prensa con lazos con el grupo Estado Islámico dijo que el ataque fue realizado por uno de sus “soldados’’.

Aunque Obama no habló de posibles conexiones con el terrorismo internacional de los tres sucesos del fin de semana, sí enfatizó que Estados Unidos continuará “liderando” la coalición global contra el EI, grupo que “está instigando a muchas personas a través de internet a cometer ataques”.

“Es muy posible que esos ataques no tengan ninguna relación con el grupo Estado Islámico o Al Qaida’’, subrayó ayer el grupo Soufan, un centro de análisis sobre los riesgos de seguridad fundado por un exfuncionario del FBI, Ali Soufan. “Hay escasez de grupos o elementos extremistas internos’’ en Estados Unidos para lanzar esos llamados a la muerte, agregó.

Millones de estadounidenses recibieron simultáneamente en Nueva York y Nueva Jersey el lunes el siguiente mensaje en sus celulares:

“BUSCADO: Ahmad Khan Rahami, 28 años de edad - hombre. Por foto ver medios. Llamar al 911 si lo ven’’. Este mensaje es el resultado de un sistema de alertas de emergencia a un público específico en equipos móviles y cuyo objetivo es advertir a la población de una determinada región de un peligro inminente. Fue creado en 2012 pero fue usado ahora por primera vez en el caso de un atentado.

Compartir: 

Twitter
 

Oficiales de policía y agentes del FBI hablan con el padre de Ahmad Khan Rahami luego de arrestar al joven.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.