EL MUNDO › INTENTAN PROSCRIBIR AL NACIONALISTA Y EX MILITAR OLLANTA HUMALA EN PERU

Un hombre con la atracción de lo prohibido

 Por Carlos Noriega
Desde Lima

El candidato presidencial que se ha convertido en la sorpresa de las elecciones que se realizarán en abril, al punto de que se perfila como el favorito para ganar, podría quedar fuera de la carrera electoral. Una tacha presentada en contra de su candidatura, por una supuesta irregularidad en su inscripción, podría dejar al margen de la disputa por la presidencia al ex teniente coronel Ollanta Humala, quien ha tenido un explosivo crecimiento en las encuestas con una propuesta “nacionalista” que cuestiona frontalmente el modelo económico neoliberal vigente en los últimos 15 años. Una encuesta de diciembre de la empresa Apoyo colocaba a Humala en segundo lugar, con 22 por ciento, detrás de Lourdes Flores, de la derechista Unidad Nacional, con 25 por ciento. Pero la tendencia era de un fuerte crecimiento de Humala, quien entre noviembre y diciembre duplicó su nivel de apoyo, por lo que los analistas estiman que Humala debe haber pasado ya a tomar la delantera. La próxima encuesta se conocerá el 15 de este mes.

El abogado Alberto Quintanilla, quien ha sido funcionario del gobierno de Alejandro Toledo, presentó un recurso contra la candidatura de Humala alegando que éste se había inscripto como candidato de la agrupación Unión Por el Perú (UPP) sin haber cumplido con el requisito legal de haber renunciado antes a su propia agrupación, el Partido Nacionalista (PN), o tener una autorización escrita de su partido permitiéndole ser candidato de otra agrupación, la que debió ser presentada junto con su candidatura, como establece la ley electoral. Humala se inscribió por UPP, que luego cambió su nombre a Partido Nacionalista Uniendo al Perú, porque al momento de su elección como candidato aún no se había oficializado la inscripción del PN, lo que recién ocurrió un día después que Humala inscribió su candidatura presidencial. El Jurado Electoral Especial de Lima (JEEL), que debe resolver en primera instancia este recurso, tenía plazo hasta el día de ayer para pronunciarse. Al momento del envío de este despacho no se había hecho pública la decisión del JEEL, pero durante todo el día circuló la versión, no confirmada oficialmente, de que la tacha contra Humala había sido aceptada. Esta decisión puede ser apelada ante el Jurado Nacional de Elecciones, cuya decisión es definitiva. En medio de los fuertes rumores de la aprobación del veto en su contra, Humala se presentó ante la prensa para denunciar que había un complot en su contra para cerrarle el paso a su candidatura presidencial “con leguleyadas” y señaló que la tacha en contra de su candidatura “demuestra la desesperación de la política tradicional frente a la posibilidad de que el nacionalismo gane las elecciones”. “Detrás de nosotros hay un tercio del electorado, por ello pretenden descalificar a un candidato y a una corriente nacionalista (...). Lo que se está haciendo es antidemocrático, porque hay fuerzas antidemocráticas en los sectores más conservadores que están mostrando su rostro fascista”, fueron las respuestas de Humala a la posibilidad de que una decisión de las autoridades electorales lo saque de la carrera por la presidencia. Humala hizo un llamado a sus partidarios para que “estén alertas ante estas maniobras” para impedir su candidatura. El ex teniente coronel del ejército se dirigió a “la familia militar” para pedirle “calma” porque “mi candidatura sí se va a inscribir”, en lo que puede interpretarse como una velada advertencia de que una posible tacha en su contra podría despertar alguna reacción en los cuarteles. Como para reforzar esta sensación, Humala aseguró que había recibido llamadas de militares expresándole su apoyo y su preocupación ante la posibilidad de que sea sacado de la contienda electoral.

De otro lado, en un nuevo capítulo del enfrentamiento verbal entre los presidentes Alejandro Toledo y Hugo Chávez, el venezolano reiteró su apoyo a Ollanta Humala y calificó a su principal rival, la derechista Lourdes Flores, como “representante de la oligarquía peruana”, a lo que Toledo respondió en una entrevista radial diciendo que “él (Chávez) puede tener todos los petrodólares que quiera, pero no le voy a permitir entrometerse en los asuntos internos del Perú”. El presidente peruano acusó a Chávez de estar “cometiendo errores graves, que tienden a desestabilizar la región”. El vicepresidente venezolano, José Vicente Rangel, contraatacó diciendo que las declaraciones de Toledo contra Chávez buscaban ocultar “el inmenso fracaso de su gobierno”. Este nuevo cruce verbal entre ambos gobiernos se produce cuando la crisis diplomática desatada por la reacción del gobierno peruano por el apoyo de Chávez a Humala perecía estar resolviéndose.

Compartir: 

Twitter
 

Ollanta Humala denunció una conspiración en su contra.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.