EL PAíS › CARLOS SLEPOY, IMPULSOR DE LAS CAUSAS EN ESPAÑA

“Acá está en una cárcel común”

 Por I. H.

“Es un número tan exorbitante como los crímenes cometidos”, celebra el abogado Carlos Slepoy al nombrar los 17.000 años de prisión que pidió la fiscalía española para el represor Ricardo Miguel Cavallo. Slepoy impulsa en España las causas por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la última dictadura militar en Argentina y actuará en el juicio oral contra el ex marino. Sostiene que es un fuerte acierto que en España se pida la condena por genocidio, una figura que aquí no existe.

–¿Qué le pareció la presentación de la fiscal Delgado? ¿Está dentro de lo que esperaban? –le preguntó Página/12.

–Hay dos elementos fundamentales por los que llega a la cifra de 17.000 años de prisión: su acusación es por genocidio en concurso con terrorismo. Lo que ella evaluó es que en Argentina hubo una organización terrorista que cometió múltiples delitos con el objetivo de cometer un genocidio. Confirma, en ese sentido, todo lo que nosotros venimos argumentando. La calificación por crímenes de lesa humanidad sólo la señala como camino alternativo. Ella insiste en que hubo un genocidio.

–¿Qué delitos van a plantear ustedes y qué castigo?

–Nosotros vamos a plantear exclusivamente el genocidio y terrorismo. No sé cuántos años pediremos. En la legislación española se condena por la suma aritmética de los delitos cometidos por una persona. La fiscalía dijo que Cavallo debe ser condenado por todos los crímenes que se cometieron entre 1976 y 1980 en la ESMA. Dice que tuvo una participación necesaria y debe ser considerado coautor. Es una tesis valiosa cuando se analizan los sistemas clandestinos de represión. Lo sostuvo el fiscal Strassera para los casos de la ESMA: decía que si un miembro de las Fuerzas Armadas detiene a alguien y lo lleva donde no sabe lo que pasará no tiene responsabilidad, pero si sabe que lo lleva a un centro de torturas es responsable. Por eso Cavallo no sólo comete los crímenes sino que colabora con el plan criminal en el centro clandestino del que formó parte.

–Ustedes, en general, propician los juicios a militares en Argentina. ¿Por qué se oponen a la extradición de Cavallo?

–Cavallo quiere ir a Argentina porque tiene apoyo de los militares y porque en España está en una prisión común, sin privilegios, es un delincuente contra la humanidad. Confía en que Argentina le dé un régimen más laxo. Nosotros queremos que Argentina juzgue, pero hay que ver cada caso, ya que allí faltan pasos contra la impunidad: es inadmisible que los genocidas vayan a cárceles comunes, que se establezca un sistema de enjuiciamiento para estos crímenes y que se dote a la Justicia de recursos para eso. Debería haber jueces especializados. Todavía hay algunos cómplices con la dictadura.

Compartir: 

Twitter
 

Slepoy, abogado querellante.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.