EL MUNDO › “JOSE UGARTE”, EL ALIAS QUE USO PINOCHET PARA UBICAR SUS FONDOS

Las Pinochocuentas, también en Chile

La revelación de la inteligencia policial chilena arrojó un dato inédito: el ex dictador utilizó bancos de ese país para ocultar ilegalmente sus activos. “Podría ser la pista del lavado de dinero”, dijo Carmen Hertz, abogada querellante en el caso Riggs.

“Es una evidencia más de los actos de corrupción y del accionar dictatorial de Pinochet.” Así definió la abogada querellante de la causa Riggs, Carmen Hertz, en diálogo telefónico con Página/12, el informe de la inteligencia policial que reveló que el ex dictador Augusto Pinochet abrió cuentas utilizando un nombre falso en distintos bancos chilenos durante su gobierno de facto, sumando así un nuevo delito a su larga lista de procesos judiciales. Hertz aseguró que “podría tratarse de la pata chilena” de la “trama de lavado de dinero” que el ex dictador, su familia y su entorno armaron desde los ochenta en el exterior. La abogada también pronosticó que el informe, publicado por el diario chileno La Nación, “fortalecerá la multiplicidad de evidencia” que apoya el desafuero de Pinochet por malversación de caudales públicos, fallo que debe todavía pasar por la Corte Suprema en las próximas semanas.

La defensa de Pinochet reconoció ayer por la tarde que el ex dictador había abierto cuentas con una identidad falsa en Chile a comienzos de los ochenta. Sin embargo, el abogado defensor Pablo Rodríguez negó que se tratara de un delito: “No existe ningún perjuicio fiscal y, lo que me parece más importante, son acontecimientos ocurridos hace 25 años. Por lo tanto, son hechos prescriptos que el tribunal no debe investigar”. La Ley General de Bancos dice, en cambio, algo diferente. Establece penas de prisión a quien “obtuviere créditos de instituciones de crédito, públicas o privadas, suministrando o proporcionando datos falsos o maliciosamente incompletos acerca de su identidad, actividades o estados de situación o patrimonio, ocasionando perjuicios”.

Después de meses de investigación, el juez a cargo, Carlos Cerda –que actualmente espera ser confirmado para la Corte Suprema–, descubrió el alias que utilizaba Pinochet para abrir cuentas corrientes y pedir millonarios créditos en bancos chilenos, que alcanzarían en total varias decenas de miles de dólares. José Ramón Ugarte es el mismo nombre falso que el predecesor de Cerda, el actual juez de la Corte Sergio Muñoz, descubrió en la cuentas secretas en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, esta vez la defensa del ex dictador no puede argumentar que ocultó su identidad para no ser perseguido por gobiernos opuestos a su régimen.

Según esta nueva evidencia, el delito de malversación de caudales públicos no sólo involucraría la figura de enriquecimiento ilícito –que en Chile no existe como tal–, sino que también contiene el fraude que significó el salvataje a la banca que él mismo estafó. Después de la crisis bancaria de 1982, el gobierno pinochetista rescató a la banca nacional, que se encontraba totalmente quebrada con préstamos que nunca fueron pagados, entre ellos los que pidió el propio Pinochet, o mejor dicho, José Ramón Ugarte. Uno de estos casos fue el del banco Talca, manejado durante 1979 y 1980 por el ex candidato presidencial de la derecha, el carismático empresario Sebastián Piñera. El líder de Renovación Nacional dejó Talca antes de que quebrara en 1982 y pasó, más tarde, a dirigir el banco de inversión Citycorp & Santiago S.A., otro de los bancos con los que trató el ex dictador en los ochenta.

En definitiva, la importancia del informe es que tira por tierra el último de los argumentos de la defensa de Pinochet. Primero, aseguraron que el dinero provenía de donaciones, aunque nunca se dieron los nombres de los donantes ni registros de tales operaciones. Después se quiso convencer de que se trataba del fruto del ahorro personal del ex dictador, teoría fácilmente refutable ya que toda su vida fue un empleado público, por lo que se puede deducir sin dificultad cuál debería ser su patrimonio. Finalmente, y hasta ayer, los abogados del ex dictador sostuvieron que ocultó su identidad para preservar su seguridad y la de su familia.

Ni la abogada querellante Carmen Hertz ni el propio informe del Senado estadounidense –que dio inicio a todas las investigaciones– dudan de que exista una “trama de lavado de dinero” detrás de las cuentas descubiertas, en Chile y en el exterior. Lo que ahora resta, aseguró Hertz, “es detectar el origen del dinero”, que tampoco duda que sea ilícito, ya que “nadie abre una red de lavado si el dinero es lícito”.

Informe: Laura Carpineta.

Compartir: 

Twitter
 

José Ramón Ugarte es el mismo nombre falso que se descubrió en las cuentas en EE.UU. y Europa.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.