SOCIEDAD

Más pruebas contra los dos chicos por el brutal crimen de Florencia

Uno de los dos adolescentes es el más comprometido en el caso de la violación y asesinato de Tres Arroyos. Ayer hallaron en su casa la bombacha de la víctima. Buscan pruebas en el Dodge 1500 del otro adolescente.

 Por Horacio Cecchi

Dos adolescentes detenidos, una serie de sospechosos, una moto y un Dodge 1500, y el hallazgo de una bombacha de la víctima en la casa de uno de los adolescentes, mantienen a los 60 mil habitantes de Tres Arroyos en tensión permanente desde que fue hallado el cuerpo de Florencia Cuevas, la chica de 12 años, violada y ahogada en un arroyo a unos kilómetros del centro de la ciudad. El juez del caso, Bernardo Bibel, ordenó las detenciones y sostuvo que pese a tener 17 años los dos chicos “son imputables” y confirmó que “la autopsia indica que la menor al momento de ser arrojada al agua aún estaba con vida”. Ayer, mientras los investigadores recorrían en busca de pruebas una y otra vez el camino seguido por la chica desde que abandonó la fiesta hasta que fue arrojada al agua, y hurgaban todos los rincones del auto, la moto y las viviendas allanadas, la madre de Florencia, sus familiares y amigos la lloraban en su última despedida.

Florencia llevaba pocos días desde que la Justicia le había devuelto a su madre Sandra Bassi la tenencia de sus hijos. Florencia era la cuarta de seis hermanos (cuatro mujeres y dos varones; la mayor, de 16). El viernes pasado regresó al hogar sustituto donde había vivido sus últimas semanas para buscar ropa con que vestirse para una salida: el cumpleaños de un amigo de 17 años, Daniel, en su departamento de la calle Libertad al 1100, de Tres Arroyos. El propio Daniel intentó aclarar a los medios que “estaba todo bien hasta el momento en que esta chica (por Florencia) se pasó de copas, no podía caminar y a las once (de la noche) un chico se ofreció a llevarla en un ciclomotor a su casa. Después nosotros nos fuimos a una bailanta y al chico éste no lo vimos más”.

Según los testimonios recogidos por los investigadores, la chica fue trasladada en una Zanella 50 por uno de los adolescentes. El chico declaró que la dejó a unas cuadras de su casa, pero la policía allanó su vivienda y halló el primer día una remera, los jeans y zapatillas de Florencia, y ayer por la mañana descubrieron una bombacha color lila, que según la madre pertenecía a su hija, un calzoncillo, trapos con manchas de sangre y un par de aritos. Con esas pruebas, el juez de Menores Bernardo Bibel ordenó su detención.

“Presentaba traumatismos varios, en el cuerpo, en la cara y el cráneo. Fue violada en forma reiterada, vaginal y analmente. Y hallaron agua en los pulmones. La muerte se produjo por asfixia por inmersión”, dijo el jefe policial Carlos Faure.

El juez ordenó además la detención del otro adolescente. Según los testimonios, en la fiesta habría convidado alcohol con insistencia a la chica. Los investigadores creen que fue trasladada en su auto desde la casa del primero hacia el arroyo donde la arrojaron, creyéndola muerta. El juez Bibel dijo que “la autopsia indica que tenía agua en los pulmones, es decir que estaba viva cuando la arrojaron al agua”. Florencia, desvanecida, sólo vestida con su corpiño, quedó boca abajo y murió asfixiada en 20 centímetros de agua. Ambos adolescentes fueron alojados en institutos de menores de La Plata y Tandil. “Los dos tienen 17 años y son imputables”, aseguró Bibel.

Aunque aberrante, el caso se ubica jurídicamente en una zona gris: entre los 16 y los 17 años. “Argentina es uno de los pocos países que no cuenta con un régimen penal para adolescentes –sostuvo Laura Musa, directora de la Fundación Sur, especializada en los derechos de niños y adolescentes–. Cuando el acusado tiene 17 años, un juez puede decidir discrecionalmente qué es lo que hace y esa decisión depende del medio al que pertenece el chico. De todas formas, este caso no es el típico por el delito gravísimo que cometieron sobre una adolescente que tenía también derecho a estar viva. Los dos chicos seguramente van a permanecer detenidos como si fueran adultos y cuando cumplan 18 serán llevados a juicio oral.”Ayer, entretanto, los familiares de Florencia sepultaban sus restos en el cementerio de Tres Arroyos. Por la noche, el pueblo seguía crispado entre la sorpresa por el caso y el recuerdo por reflejo.

Compartir: 

Twitter
 

El remisero Enrique Taboada y su pasajero fueron los primeros en divisar el cuerpo en el arroyo Orellano.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.