SOCIEDAD › INVESTIGAN LA PELEA A GOLPES ENTRE DOS CAMARISTAS

El veredicto será por puntos

La pelea a golpes entre dos jueces de la Cámara del Crimen seguirá ahora en los tribunales, en una causa por “amenazas y lesiones” que tramitará en el juzgado correccional de Omar Facciuto. La denuncia fue presentada –como adelantó el sábado Página/12– por el camarista Alfredo Barbarosch contra su colega y presidente del cuerpo, Luis Ameghino Escobar. Ahora se supo que, además de afirmar que recibió golpes de puño de parte de su contrincante, Barbarosch lo acusó por supuestas amenazas. Sobre ese punto, el denunciante aseguró en el escrito presentado: “Me hizo un ademán con su mano derecha, simulando un arma, la puso en mi frente y simuló gatillar. Luego de ello, sin mediar palabra, me arrojó un golpe de puño al rostro impactando en el labio inferior y comenzó a arrojarme trompadas”.

El juez Facciuto le dio intervención al fiscal correccional Mauro Divito, quien hoy emitiría un dictamen para pedir el magistrado algunas medidas, entre ellas las declaraciones de otros miembros de la Cámara que habrían sido espectadores del episodio. Barbarosch realizará además una presentación espontánea ante el Consejo de la Magistratura para dar su versión sobre lo ocurrido el jueves pasado. El problema se inició cuando los dos camaristas discutían sobre la situación de la jueza subrogante Guillermina Martínez, apartada de su cargo el 28 de febrero último.

Durante la controversia verbal, Barbarosch habría manifestado que estaba a favor de que se informara al Consejo de la Magistratura sobre la discusión que Martínez había mantenido con una fiscal que luego la acusó de haber cometido un acto de discriminación. Un dictamen del Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) cuestionó el mote de “linyeras” que la jueza le aplicó a dos acusados. Ameghino Escobar desechó la posición de su colega y se manifestó por prolongar, decreto mediante, la permanencia de Martínez como jueza subrogante.

“Yo a Guillermina la banco a muerte porque es mi amiga”, habrían sido las palabras de Ameghino, y eso desencadenó una pelea al mejor estilo del Luna Park. En el caso interviene la justicia correccional porque la carátula es “lesiones leves”. La figura se castiga con penas que van de un mes a un año de prisión.

Compartir: 

Twitter
 

 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.