SOCIEDAD › UN JOVEN MUERTO POR VIAJAR COLGADO DEL TREN

Golpe fatal contra el puente

El accidente ocurrió en la línea San Martín, en William Morris. El joven iba parado en el estribo y cayó al chocar contra un puente.

Un joven de 25 años murió ayer al caer de un tren de la línea San Martín, en la localidad de William Morris, partido de Hurlingham, en el conurbano bonaerense. El joven, que iba camino a Retiro, viajaba parado en el estribo, golpeó contra un puente, perdió el equilibrio y a pesar de agarrarse de otros pasajeros, cayó al costado de las vías. Murió en el acto.

El accidente ocurrió alrededor de las siete de la mañana, cuando la formación del San Martín, que recorre el tramo entre Pilar y Retiro, pasó por un puente sobre el río Reconquista y el joven se golpeó contra uno de los tirantes, lo que provocó su caída.

La víctima fatal se llamaba Miguel Serra, era jornalero, vivía en San Miguel y se dirigía desde esa localidad a Retiro. “El muchacho iba parado en el estribo asomándose y entrando y en un momento pierde el equilibrio y trata de agarrarse de la mochila de otro pasajero, pero se golpea contra el puente y cae”, informaron las autoridades policiales.

En tanto, personal de la empresa confirmó que el servicio no quedó interrumpido en ningún momento, “porque cuando el joven golpea contra la defensa del puente cae del otro lado de las vías”, aunque sí funcionó con demora debido a las pericias que se hicieron en el lugar.

El ingeniero Norberto Juan Rosendo, de la Comisión Nacional Salvemos al Tren, dijo a Página/12 que “es normal que pasen estas cosas. Una persona por mes, más o menos, se cae al campo por viajar en malas condiciones”. “Las puertas de estos trenes son manuales, como en otras líneas, sólo que en la San Martín viaja mucha más gente que en las demás, muchos van colgados y los vagones no alcanzan porque quienes viajan en esta línea no tienen transportes alternativos y se ven obligados a usar el tren porque no les queda otra”, explicó.

Asimismo, Rosendo opinó que “una de las soluciones sería modernizar las formaciones colocando puertas automáticas. Es un tema de decisión, hay muchas formas de cambiar eso, sólo hay que tener la voluntad para hacerlo”. “En una época salía unos 19 mil dólares por coche tener puertas automáticas, pero para la empresa es más barato pagar los juicios”, sentenció.

La ex línea San Martín fue concedida durante la oleada de privatizaciones, en 1994, a la empresa Metropolitano. El siete de enero de 2005 pasó a manos del grupo Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia (Ugofe), porque el Estado rescindió el contrato con su anterior operadora tras “reiterados incumplimientos en la prestación del servicio”. El grupo Ugofe está formado por tres empresas ferroviarias: Metrovías, Ferrovías y Trenes de Buenos Aires (TBA).

Algunos de los pasajeros de la línea dicen que “en las horas pico es un desastre viajar”, y otros, que “hay una costumbre de los usuarios de viajar en las puertas”. Por su parte, la empresa recomienda, entre otros puntos, que los pasajeros “no viajen en la locomotora, fuelles, techos y estribos de los coches”. “Esto se arreglaría poniendo más vagones”, puntualizó el ingeniero.

En tal sentido, Rosendo dijo que con el nuevo grupo, “las cosas siguen igual o peor que antes, sólo que no siempre se conocen los casos”.

Compartir: 

Twitter
 

El ferrocarril San Martín fue cambiado de operador un año atrás.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.