EL MUNDO

El PP apoya la beatificación de caídos en la Guerra Civil

El partido conservador tendrá una importante presencia en el Vaticano; debaten la ley de memoria histórica.

 Por Carlos E. Cué *
desde Madrid

Los ponentes en la ley de memoria histórica de los dos principales partidos coincidirán en Roma en la ceremonia de beatificación de 498 católicos muertos en la Guerra Civil. Sin embargo, mientras el socialista José Andrés Torres Mora, ex jefe de Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero y persona de confianza del presidente, acude por motivos familiares –un tío suyo está entre los beatificados–, Jorge Fernández Díaz, el ponente del PP, acude como cabeza de una importante delegación oficial de su partido, que se compone de cinco diputados y una presidenta regional, María Dolores de Cospedal, de Castilla-La Mancha.

La Conferencia Episcopal y el PP insisten en desvincular este acto de la aprobación de la ley de memoria histórica, pero el hecho de que la cabeza de la delegación popular sea precisamente su ponente en esa ley no camina en esa dirección. El PP ha criticado al gobierno por “reabrir heridas y traer los peores recuerdos de la Guerra Civil a nuestros días”, además de “enterrar el espíritu de la Transición” por hablar del pasado.

Según se encarga de explicar el propio Fernández Díaz, él y otros cuatro conocidos diputados acuden como representantes del PP, y no a título personal. De hecho, el presidente de este partido, Mariano Rajoy, ha enviado una carta a la Conferencia Episcopal para confirmar que envía a esta delegación especial. En ella no están ninguno de los miembros de la cúpula –no va Angel Acebes ni Eduardo Zaplana, por ejemplo– pero sí diputados significativos. Además de Fernández Díaz, vinculado tradicionalmente a las posiciones de la Iglesia, estará en Roma Eugenio Nasarre, democristiano muy cercano a José María Aznar, Juan Carlos Guerra Zunzunegui –hijo de un diputado de la CEDA (derecha) asesinado en Madrid en 1936–, el navarro Jaime Ignacio del Burgo y el madrileño Ignacio Echániz. También acudirán varios alcaldes del PP, entre ellos el de Málaga, el de Guadalajara y varios madrileños.

Con ellos estará la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. Hay muchos mártires de esa comunidad, hasta el punto de que el gobierno socialista envía a una representante, la consejera de Justicia Angelina Martínez.

Además de la delegación oficial del partido, el PP se volcará también en las autonomías que gobierna. Además de los militantes que acudan –la vinculación de la base con los actos organizados por la Iglesia, como la manifestación contra los matrimonios gays o la ley de educación socialista, está fuera de toda duda– habrá una representación importante. Esperanza Aguirre, la presidenta madrileña –la comunidad con más mártires–, ha mostrado su voluntad de ir, según fuentes del PP, aunque la agenda se le complica, porque el sábado tiene que estar, como toda la plana mayor de la oposición, en la plaza de toros de Valencia apoyando la consagración de Mariano Rajoy como candidato. Aguirre manda a su vicepresidente y consejero de Interior, Francisco Granados. También el gobierno valenciano, en manos del PP, manda a un representante destacado, el vicepresidente tercero, Juan Cotino.

Por el gobierno acudirá el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos –no deja de ser una ceremonia que honra a 498 ciudadanos españoles en un estado extranjero amigo, como el Vaticano– y la directora general de Asuntos Religiosos, Mercedes Rico.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

Milicianos republicanos pelean durante en la Guerra Civil en que murió un millón de personas.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.