ECONOMíA › BRASIL AVANZA CON EL PROYECTO DE ACEPTAR A VENEZUELA

Un Mercosur más “chévere”

 Por Darío Pignotti
desde Brasilia

El gobierno brasileño obtuvo ayer una victoria en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados donde fue aprobada la adhesión de Venezuela al Mercosur, con lo cual destrabó el trámite parlamentario de un proyecto que había estado siete meses frenado por la oposición.

Por 15 votos a favor y una abstención se impuso la iniciativa del diputado Rosinha, del Partido de los Trabajadores, que en su alegato defendió al sistema político venezolano, tachado de autoritario por la oposición. Los legisladores del Partido de la Socialdemocracia Brasileña y Demócratas no votaron. “Si fuera por comparar a Estados Unidos con Venezuela en términos de elecciones, Venezuela es más democrática”, acicateó el legislador, que suele ser la voz cantante de la agrupación del presidente Lula da Silva en cuestiones relativas al Mercosur.

La réplica a Rosinha vino a través del diputado José Carlos Pannunzzio, quien cuestionó el carácter democrático del modelo bolivariano y caracterizó a Chávez como una “amenaza” a la estabilidad regional por haber prometido que movilizaría “un millón de ametralladoras” en defensa del presidente boliviano Evo Morales. Pannunzzio no es un francotirador, sino el presidente del bloque del PSDB, la principal fuerza opositora nacional, y su discurso expresa el pensamiento de sectores del establishment.

En las fuerzas armadas hay grupos que recelan de la influencia de Chávez sobre Bolivia y la hipótesis de un conflicto cesionista en ese país que se “derrame” por la región afectando Brasil es analizada como una hipótesis de conflicto, afirmó recientemente el coronel Geraldo Cavagnari, investigador de la Universidad de Campinas. El petista Rosinha recomendó ayer desideologizar el debate pues el ingreso de Venezuela es una “cuestión de Estado” que trasciende a los gobiernos de turno. Y recordó que el comercio bilateral está en el orden de los 4800 millones de dólares, con unos 3000 millones de superávit para Brasil. “Por eso por más que se expresen de la boca para afuera contra Venezuela, los empresarios también hinchan para que entre al Mercosur” explicó el legislador. La escaramuzas retóricas de ayer son apenas un anticipo de lo que lo que vendrá en el Senado, donde la derecha cuenta con una bancada importante y algunos líderes visceralmente antichavistas, como Eráclito Fortes.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.