EL MUNDO

Evo y la Corte electoral

El presidente boliviano Evo Morales no quiere que nada haga peligrar las elecciones generales de diciembre próximo y anteanoche, apenas horas después de enterarse de la renuncia del presidente de la Corte Nacional Electoral (CNE), nombró a su reemplazo. Roxana Ibarnegaray ocupará el lugar de José Luis Exeni, quien dejó el cargo en medio de los cuestionamientos de la oposición. La joven abogada ya había sido vocal de ese tribunal en el período 2001-2005 y se había presentado como candidata ante el Congreso en diciembre pasado, pero perdió ante el actual miembro de la CNE, Antonio Costas. A pesar de no ser la primera opción de la oposición, los sectores más conservadores no rechazaron la designación. Por el contrario, el presidente de la Corte Electoral de Santa Cruz, Mario Orlando Parada, un hombre leal al gobierno autonomista, pidió que la CNE retome de inmediato los preparativos para las elecciones del 6 de diciembre próximo, fecha para la cual la Corte debe haber concluido un nuevo padrón nacional, con un nuevo sistema de control y el voto de los ciudadanos en el exterior. El nombramiento de Ibarnegaray era un requisito obligatorio para el funcionamiento del tribunal ya que requiere al menos tres vocales para funcionar, y con la salida de Exeni habían quedado sólo dos. Normalmente la CNE está compuesta por cinco miembros, pero el enfrentamiento entre el gobierno de Morales y la oposición ha hecho imposible consensuar a los dos vocales restantes en el Congreso. El Ejecutivo sólo puede nombrar a uno de los cinco miembros de la Corte y hace dos años había elegido a Exeni. “La CNE debe garantizar las transformaciones profundas en el país”, aseguró Morales al tomar juramento a Ibarnegaray en el Palacio del Quemado.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
  • Evo y la Corte electoral
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.