EL PAIS › PROCESAN A ULLOA, EX GERENTE DE NACION FIDEICOMISOS, POR EVASION SIMPLE Y AGRAVADA

Por una relación “directa” y “fluida” con Skanska

El juez Penal Tributario Javier López Biscayart procesó al ex funcionario kirchnerista Néstor Ulloa y a otras 17 personas ligadas a las empresas que proveyeron facturas truchas en las obras de ampliación de un gasoducto. Dio por probados “sobreprecios” millonarios.

 Por Irina Hauser

El ex gerente de Nación Fideicomisos, Néstor Ulloa, se convirtió ayer en el primer funcionario del kirchnerismo procesado por el caso Skanska. El juez en lo Penal Tributario Javier López Biscayart sostuvo que está probada su participación en las maniobras de evasión impositiva simple y agravada de la multinacional sueca durante ampliación de un gasoducto. En una extensa resolución el magistrado dio por sentado que el Gobierno pagó “sobreprecios” millonarios en las obras y que Ulloa “colaboró” con “este hecho”, al que “conocía en toda su dimensión”. También fueron procesadas otras 17 personas ligadas a las sociedades que proveyeron las facturas truchas para que la constructora sueca disfrazara pagos ilegales con origen en la sobrefacturación.

Como gerente del fideicomiso del Banco Nación, Ulloa administraba los fondos destinados a financiar diferentes obras públicas, como las de los gasoductos Norte y Sur. Una de las elegidas para realizar los trabajos fue Skanska. El fallo de López Biscayart asegura que el ex funcionario le recomendó a la compañía sueca la contratación de la empresa fantasma Infiniti Group como proveedora de facturas apócrifas para simular operaciones inexistentes. Colaboró, sostiene, en la burla al fisco que la propia empresa reconoció por cerca de 15 millones de pesos.

La resolución da crédito a un memo interno del ex gerente Alejandro Gerlero, encargado de las obras de la planta compresora de Dean Funes, que decía que el “contador Ulloa” les había aconsejado la contratación de “gente de su confianza” para “conseguir una aprobación fluida y sin problemas del proyecto”. Hablaba de la empresa fantasma Infiniti Group.

Un e-mail de Gerlero al auditor de Skanska, que agregaba algunas precisiones, decía que se habían conectado con el apoderado de Infiniti, Adrián López, quien estuvo preso casi dos años por este y otros casos.

Para el juez se corroboró que Ulloa tenía una relación “directa y fluida” con Skanska, algo que –sostiene– “llama la atención” en un “funcionario de su jerarquía”. El contacto se habría extendido en la etapa “precontractual” y en la de “ejecución” de los trabajos acordados (entre septiembre de 2005 y marzo de 2006). Cita entrecruzamiento de llamadas hecho por Gendarmería que señala que Ulloa mantuvo 66 comunicaciones telefónicas con el ex gerente Javier Azcárate, procesado al igual que Gerlero y otra decena de ex directivos. Suma constancias de que estuvo en la sede porteña de Skanska el 5 de septiembre de 2005, “en los días previos a la presentación de la primera factura emitida por Infiniti”.

López Biscayart le imputa a Ulloa haber colaborado con una evasión simple, agravada por ser funcionario público. Podría ir preso en un juicio oral. El juez va más lejos al afirmar que “conocía de una sobrefacturación del costo de la obra pública para la que Skanska S. A. fue contratada, financiada mediante recursos tributarios (cargos específicos que se aplican a grandes contribuyentes) recaudados por el fideicomiso que él administraba”. Añade que “la cuantía del sobreprecio” había sido “expresamente denunciada por la gerenciadora del proyecto TGN a Ulloa entre otros funcionarios públicos”, como el ex titular del Enargas Fulvio Madaro. TGN alertó previo a la adjudicación que habría sobreprecios de 152 por ciento. Esto, dice Su Señoría, “revela un conocimiento suficiente de su parte en punto a los montos que espuriamente debían egresar de Skanska S. A., lo que permite predicar que colaboró en el hecho que conocía en toda su dimensión”.

“La resolución es particularmente equivocada y trasunta errores procesales graves”, dijo Pablo Slonimsqui, uno de los defensores de Ulloa, que apelará. “El juez avanza sobre temas que no son de su competencia, como los sobreprecios”, explicó.

Las “comisiones indebidas” que Skanska reconoció y los sobreprecios son objeto de investigación en otra causa que tramita en el Juzgado Federal de Sergio Torres. Allí Ulloa fue indagado el año pasado como sospechoso de haber recibido coimas de un 2 por ciento de lo percibido por la firma sueca. A Madaro se le adjudican sobornos del 3 por ciento. Esto surgió de una grabación que integraba un sumario interno de la empresa. La situación de los ex funcionarios está en veremos en ese expediente.

En esa misma investigación, el entonces fiscal Carlos Stornelli advirtió que las gerenciadoras alertaron acerca de sobreprecios en dos gasoductos que alcanzarían los 40 millones de dólares.

López Biscayart recuerda que Skanska utilizó las facturas falsas de otras 22 empresas dudosas además de Infiniti. Skanska les pagaba por servicios inexistentes y el dinero volvía a la empresa, para que al menos una parte –-se presume– volviera a salir ilegalmente. En el cobro de cheques y emisión de documentación falsa, actuaron prestanombres, testaferros, apoderados y empleados de las empresas truchas: 17 personas también fueron procesadas por evasión, con embargos de 500 mil pesos.

Compartir: 

Twitter
 

El ex titular de Nación Fideicomisos Néstor Ulloa renunció al desatarse el escándalo por Skanska.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.