EL PAIS › HARINA Y LECHE ESTARIAN GARANTIZADAS. HAY DUDAS CON LA CARNE

Contando los días para ver cómo estirar el stock

 Por Tomás Lukin

Los productores del campo están de paro hace ya una semana, sin embargo continúan abasteciendo a los diferentes sectores industriales con ganado, granos y leche. Por el momento, en las dos últimas actividades no existen señales de que se pueda generar un desabastecimiento de productos lácteos o de harina, y las empresas aseguran estar recibiendo de los productores la materia prima sin ningún tipo de inconveniente. Con la carne, durante los primeros días del conflicto la faena de ganado no experimentó grandes cambios. La caída comenzó el lunes de esta semana y llegó a su máximo ayer, cuando –según informaron los frigoríficos– se contaron cerca de cinco mil cabezas. De haberse tratado de un día normal, teniendo en cuenta que hasta el martes la mayoría de las vías de comercialización queda desactivada, la cantidad hubiese rondado las 40 mil cabezas. En esta situación, desde el sector industrial advirtieron que hacia el final de la Semana Santa pueden existir dificultades para conseguir carne.

Un simple vistazo a los datos de faena de los primeros días del paro permite ver que las cantidades se mantuvieron inalteradas con respecto a las semanas anteriores. Si bien se estaba reflejando el nulo ingreso de cabezas a Liniers como indicador de la efectividad del paro, según datos de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario este mercado sólo representa cerca del 12 por ciento de las vías de comercialización en todo 2007 y lo mismo sucedió en enero de este año. Los principales canales son la venta directa entre los propietarios y los frigoríficos –representa el 54 por ciento de las transacciones– y las ventas a frigoríficos a través de intermediario, que alcanzan el 21 por ciento. Desde la Oncca señalaron a Página/12 que “la semana pasada no se experimentó una baja significativa en la faena porque las compras están pactadas con anticipación y ya estaban en camino a su destino”.

Recién este lunes comenzó a caer la cantidad de cabezas ingresadas. Según los datos informados por los frigoríficos a la Oncca, la faena fue de 28.891 cabezas, mientras que los anteriores comienzos de semana la cifra total había superado ampliamente las 35 mil. El martes la situación declinó todavía más y se faenaron 14 mil unidades, para llegar a ayer con tan sólo 4650 cabezas.

El Viernes Santo, como no puede existir ningún sacrificio equivalente al de Cristo, la tradición cristiana no permite matar –o comer– ningún animal de carne roja, por eso en muchos hogares se reemplaza el asado por pescado. Diferentes fuentes del sector industrial advirtieron a Página/12 que es posible que existan dificultades para conseguir carnes rojas el fin de semana. Aunque la merma en la cantidad de cabezas faenadas esta semana amenaza con extender la tradición del Viernes Santo a los días subsiguientes, los datos son imprecisos. Algunos sostienen que esto sucederá a partir del sábado, otros que la fecha será el lunes y hasta hay quienes afirman que no va a existir ningún inconveniente.

Mientras tanto, desde el sector industrial de lácteos comentaron a este diario que “existe un flujo normal de leche, los productores nos están abasteciendo sin problemas; lo que sí puede existir son demoras en la distribución por los piquetes”. Por su parte, en la industria molinera sostuvieron que “no sólo estamos recibiendo los envíos, sino que, además, hay harina y trigo para procesar por casi un mes”. Ambos sectores sostuvieron que aun si dejaran de recibir la materia prima, no tendrían problemas en el corto plazo para seguir suministrando sus productos al mercado local. Desde la industria lechera señalaron cierta laxitud en las medidas y apuntaron que, de haber cortado el acceso a las plantas, el impacto sería mayor.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.